Archivo rebelde es
01 01 01 01 1941 3
01 01 01 01 1941 3 black white

¿2 1. animal. a. e. u. 4. lo. de Enero de 1941 COMBATE nos raauvmaros Didide rarnaraa Los oonfiictos provocadºs por la Compañía de Tranvías y padeddos por sus obreros, incluyendo la próxima. huelga a. Que éstos la han emplazado, nº Sºn, en ¡ºº UM cºmº ºem p ra vista, conflictos que sólo afecten a interesen e. los obreros tradviaños y is. empresa que los ocupa.
En el fondo, lo que se ventila en esos conflictos y lo que se está ventilando enel actual no son simplemente, los intereses de la empresa en pugna con los de los cuatro mil obreros que ha explotado por cerca de medio siglo, sino los intereses más vastos de la. comunidad mexicana.
La. lucha concreta, pero no por ello menos importante, de los obreros tranviarios que Exigen a la empresa el cumplimiento de un fallo legitimo, no es sino una manifestación de aquella lucha más vas ta, más complicada, menos aparente, más oculte, Pero no menos verdadera y real, entre los intereses sus ingresos durante los ultimos diez anos han MJ nacionales los intereses de una empresa imperialista. Agotadas o enrareeidas las posibilidades de desarrollo y, por tanto, de explotación, de los grandes paises industriales que se traduce en su expansión imperialista, sus recursos oci0sos comienzan a buscar nuevas zonas de explotación en los países más jóvenes y en pleno desenvolvimiento, como el nuestro, que ofrecen, por su propia debilidad económica, enormes ventajas: recursos naturales inexplotados, mano de obra barata y abundante, gobiernos negligentes y hasta cómplices, que engañados por supuestos beneficios inmediatos no se daban cuenta, o no querían darse, de las consecuencias lejanas y remotas de la penetración de los capitales extranjeros que padeceria en su propia carne la na ción mexicana.
Es asi como desde el último cuarto del siglo pasado, comenzaron a venir enormes recursos,, no con propósitos civilizadores, como mentirosamente se afirmaba, sino en busca de oportunidades que habían dejado de existir en sus respectivos lugares de origen. Lo que atrajo a las grandes empresas constructoras de ferrocarriles no fue un espiritu de reden ción de los pobladores de un vasto territorio, cuyo único medio de transporte era la bestia de carga y la diligencia, sino la tentadora perspectiva de transportar sus rrc, uezas.
Lo que hizo venir a las poderosas empresas inincras no fué, tampoco, un sano deseo de redimir a los habitantes delas vastas regiones de Chihuahua, Guanajuato e Hidalgo, pues ahí los tenemos todavía, como antes, pobres y hambrientos. Lo que determinó su llegada al pais, fué la fama justificada de la riqueza que han sacado dc su entraña misma dejando a cambio de ello, aparte de salarios de ha bre y de chozas miserables, una mayor pobreza que antes.
Con iguales propósitos, naturalmente, vinieron las empresas petroleras. Ajenos por completo a toda idea de mejoramiento de las condiciones nacionales, llegaron inclusive a ser un obstáculo para nuestro desarrollo económico, al intervenir en el desarrolló politico y militar de la revolución, mediante la corrupción y el asesinato.
Con las promesas siempre ratificadas, pero jami ns cumplidas, de acatar por encima de todas las cosas las leyes mexicanas renunciando, inclusive, a su nacionalidad de origen fue como la Compañia de Tranvias vino a instalarse ºn el propio co, razón de la República, al amparo de una concesión que aseguraba todo, menos la eficacia de un servicio piiblieo, en. enyo correcto funcionamiento es taba interesada una cada vez más populosa metrópoli.
En sus relaciones con gobiern0s carentes, ya no digamos de una política general coordinada frente a tan complejo problema, sino hasta de normas o actitudes aisladas que permitieran derivar, así fueran ventajas minimas permanentes para un país en pleno crecimiento como el nuestro, bastaba un simple ofrecimiento de acatar lem leyes mexicanas y ajustarse a ellas, para dejar satisfechos a nuestr0s gobernantes, Semejante ingenuidad, la carencia de, llamémosle asi, un estatuto económico que supedi tsra real y efectivamente los intereses materiales y concretos de cada inversionista, han dado por resultado que ni se respeten nuestras leyes ni se ob tengan las supuestas ventajas y se estorbo nuestro desarrollo económico.
Un ejemplo vivo todavia, lo tenemos en la actitud francamente rebelde de las Compañías petroleras. ue dospuós de haber saqueado por tanto tiempo una de nuestras principales fuentes de riqueza, se negaron a conceder un pequeño aumento a los salarios de los obreros. pesar de que éstos se ajustaron estrictamente a la ley, declarando prime ramentc una huelga, que se transformó en seguida en un conflicto económico, en el que intervino una comisión de peritos que declaró que las Compañías tenian capacidad financiera suficiente para hacer frente a las demandas de sus trabajadores; a pcsar de que sc dictó un latido que sólo concedió parte de esas demandas, las compañías se negaron a acatarlo, lo que obligó al gobierno a decretar la expropiación de sus bienes. No obstante quese ofreció explícitamente indemni7nrlas, declaran a partir de entonces una guerra abierta a México que se manifiesta en el boycot de nuestras operaciones en el extranjero, en el sabotaje en el interior del pai. en la presión diplomática. esto lo hacian nada menos que las llamadas compañias mexicanas nacidas y organimdaa al amparo de las leyes de Méricol muy parecidos procedimientos pronto se hace escuela ha recurrido la Compañia de Tranvias, No una, sin. varios han sido los conflictos que en los últimos años ha provocado; pero el c tna. no en viºne vcntilando desde noviembre de 039 cs, indudablemente, el más grave, el móskopmcntctiso de la cines de lucha, de lucha a que nos referirnos; la empresa se ha negado abiertamente. cumplir con un fallo arbitral que no habia com prometido previamente a acatar. En vinta de ello las au or rlallcs rompctsntcs ban firmarlo, en rebel: día, un nuovo contrato colectivo de trabajo. fl. ntc la declaración expresa de la Comisión ven. que intervino cn el presente confltcto la dis de Tranvins ha manifestado que no puede. hace? frcntc a las peticion lº ifdh3jmlº ºi arrn;o su capacidad tiiiee Y lº 1» lllf ººl bil tanto duo el monto total ¡lº lº. ºdlºri pagados. otr rn mentado.
Es indudable que la situación financiera dela compañia seria considerablºmente mejor a la actual, si su dirección y administración hubieran sido ya no digamos eficientes, sino simplemente regulares.
Frente a la firme tendencia ascendente de la población del Distrito Federal, que era de 750, 000 habitantes en 1910, que fué de 1, 218, 000 en 1930, y que llega a ser de 1, 683, 000 en 1940, la Compañia, con un propósito que no podemos considerar, sino como deliberado, de ir a la bancarrota, en lugar de aumentar su equipo, lo reduce, y es asi como frente a los 110, 703, 000 de pasajeros transportados en los 189. SSS, COO transportados en 1940, los 447 carros 1040. Por lo que se refiere a los 347 kilómetros de vias que existían en 1930, en 1940 sólo quedan 312.
En otras términos: la red de vias que fué trazada construida y el equipo que fue instado para las necesidades de hace treinta años, izan sufrido una reducción. Es asi como la Compañia sirve a. los intereses públicos de los habitantes del Distrito Federal. En lugar de abrir nuevas rutas se cancelan algunas. En vez de aumentar y mejorar. el equipo se tiene especial cuidado en d6jarlo envejecer. En li)27 ti se adquirieron unos cuantos carros, y esa adquisición ha sido la última. Hermana gemela de la Compañia de Luz y Fuerza, la de ranvias representaba un cliente de pri mera categoria de aquélla, en una época en que el fluido resultaba excesivo para las necesidades del consumo. Pero ahora que gracias al desarrollo inusitado de las necesidades del Distrito Federal, el problema se ha invertido un tanto, la. Compañia de Tranvias resulta un cliente engorroso frente a. otros que, a jor precio, estón ansiosos de consumir la energia eléctrica, En 1920 pagó 700, 000. 00 por con cepto de energía eléctrica, en 1931 400, 000. 00 y a partir de ese año este capitulo sufre un aumento considerable, pues en 1934 llegan pagarse. pd. resultado de que las tarifas estaban estipuladas en dólares. No es sino a partir de 1935, y ello debido a gestiones de los trabajadores, cuando la tarifa aplicable por energía eléctrica comienza a pagarse en moneda nacional, reduciéndose asi la cantidad pagada: a partir de esa año, el monto de lo gastado por. e se concepto es inferior a 000. 000. 00, moción de los peritos que han intervcnido en el conflicto, la Compañia de Tranvías debiera solicitar una revisión de las tarifas actuales de energía más importante y permanente de la Compañía de Luz y Fuerza. Contra lo que pudiera creerse, la Empresa es el primer enemigo de la idea, ya que rel921, a los 144. 608, 0000 transportados en 1930 y al que tenia en servicio en 1930 los reduce a Íió enº 00. 000. 00 a la Compañia de Luz y Fuerza, como eléctrica con fundamento en. que es el consumidor dundaria en perjuicio de su hermana mayor, la Compañia de Luz, que disfruta prácticamente, de un monopolio que la sitúa en mejores condiciones eco nómicas que las de su gemela, que tiene que com; petir con otro sistema de transportes.
Queremos señalar, finalmente, un hecho que prueba hasta la evidencia la mala fe de le. Empresa. Durante muebo tiempo la contabilidad de la Empresa se llevaba en el extranjero, hasta que gracias algunas modificaciones introducidas en nuestra legislación, se le obligó a llevarla en la República. Los peritos que intervinieron en el conflicto refieren, sin embargo, que hasta la fecha existen algunas operaciones que no quedan registradas en los libros que se llevan en México. En uno de sus informes dicen textualmente lo siguiente:. la Subcomisión contable no está en condiciones de informar. respecto de la cuenta que se comenta y me:nos aún siendo los recursos de comprobación necesarios para dictaminar. La Sub comisión considera que este renglón del balance asi como el relativo al capital de la Empresa es de una importancia suprema para el resultado final de la investigación; anto para poder calificar en situación económica y ;finaneiera como para poder tener un antecedente ótil que sirva de base para complementar la inf01 fll itl(ln relativa a ingresos y gastos que ha de l l abordarse. La Sub comisión presume que las transaceioncs de orden financiero realizadas durante el lapso en que la emresa no llevó cuenta y razón de estos valores en México, sonde una importancia fundamental, toda vez que habiéndose traspasado cantidades muy apreciables a la Oficina Matriz al momento de su reincorporación a los libros de la jCiudad de México, aparecen sensiblemente modifitcadas. Frente a la situación actual, de la que es autora única la propia Empresa, ésta solo apunta la solución más fácil y expedita, la que no le implica tningun sacrificio para los dividendos de sus accionistas, la que, inclusive, encierra una burla tre mcn da para México, la que desplaza la carga sobre los hombres de los que utilizanº el servicio: una re visión y una elevación de tarifas, que de paso le permitiría llevarse una nueva tajada.
Pero han sido los tranviarios, afortunadamente, los primeros en eponcme a ella. iceptarla, prestarse a combinación, habria sido, sin duda, el camino más fácil para conseguir sus legítimos propósitos. En lugar de ello han preferido cosa que los honra. adoptar un camino más largo y penoso para reclamar lo que un laudo arbitral ya les ha concedido.
COMBATE se asocia a la lucha. que en defensa de sus legítimos intereses han emprendido los tranviarios, contra una Empresa que los ha explotado durante cincuenta años, contra una Empresa que al amparo de una concesión defectuosa no presta ya. mcnos prestará en el futuro, un buen servicio a los habitantes del Distrito Federal. Nes asociamos a esa lucha, por el significado ni:is amplio que tiene como una lucha en defensa nie los intereses de México en abierta oposición a los de una Empresa que sólo tiene como mira el lucro inmediato a costa de la miseria de sus obreros.
Nós asociamos, finalmente, a una lucha que traduce, en el fondo, el deseo de millones de mexicanos, de obtener mejores y más baratos servicios públicos. una lucha que representa el deseo de que se rectifique una politica equivocada, que otorga ingenuamente atributos morales a una entidad como el capital, que por su propia función económica sólo tiene en cuenta sus propios intereses materiales y que a nombre de esa política pretenda darse protección al llamado capital honesto con los re sultados que estamos palpando en estos dias. Si los tranviarios logran como seguramente ;lograrón anotarse un triunfo, el triunfo será, tamjliien, de la comunidad mexicana.
ÁTR DE Moa BUNDOS Muy poco o casi ninguna sorpresa causo ya o los lectores de la página roja de los grand diorios, la noticia del último atraco do que ha sido victima cualquier respetable Caballero que, en paños menores, ocurre a la más próximo demarcación. presentar su queja. Menos aún se extrañan al tropezar con los esquolas de defunción que a diario publico la prensa participando que una persona ha muerto en el seno de nuestra madre la Santa iglesia Católico, Apostólico Romano, después de haber recibido los auxilios espirituales para bien morir.
Comienzan. sorprenderse, sin embargo. cuando se enteran de que el atraco callejero ha sido. l noo cometido. como acontece, por cierto, no con poca frecuencia, por la propia policia, sin acortar o ex.
plicarse, cómo los mismos encargados de la seguridad pública pueden ser los autores de un acto cuya comisión están encargados de evitar. Pero acaso su asombro se transforme en indignación al enterarse de que la Santa Madre iglesia Católica se ha convertido en atocadortr de moribundos para cumplir con una sagrado misión que nadie lo ha encomendado.
Como lo igelsio cada dia es menos exigente y los conciencics le importan codo vez menos, colºsº ºiiººiººléf 859 arrepentimiento, porque de metido el atraco, satisfecho la fórmula, cubiertos, eses milºg f05 hCY pºcos porque esos milagros. opcrionoios, puede ya publicarse el m, jc, g, 9, don un aliento de vida o lo pobre existencia de lo y eso es lo que importa. lo que importa es que, lgl95 los recién nacidos olro clase de alrcco roci se hizº GPYOV0ChGHdO la muerte de Fronbon el agua bendita en la pila bautismal, cobrón cisco Bulnes. Nº 59 ogni, por SUPUESTO, de badose, eso si, los derechos por el servicio. Que el lº defº 55 dº Jlf185. uno de los más ardienboutizodó cumplo, va siendo maduro, con los mon defensºres de lº reoccrón Y, uno de los más domicn os j, la iglesia, es coso secundario. que encornrzodos enemigos del movrmrcnto revoluctoimporta en el matrimonio, como ya lo ha dicho alguien, no es lo fidelidad de los cónyuges, sino sólo y exclusivamente el ocio bolomno por el cual un sacerdote declaro unidos de por Vido, cobrando previamente el tribuio, o dos personas Ono el hogar seo um: escuela de corrupción para los hi jos, es com que también tiene muy escaso impor tzrncio lo que imwrto, no es cómo los hombros hoyon vivido, ni lo close de sus ideas, ni sus cos tumbres; lo impor onto para nuestra madre, lo Soni: lglosiu Católico, es quo o la hora de la muerta puedo simulorao una confesión, uno retroctoción y un arrepentimiento de supuestos orroros. que porF la Empresa no ha rt! rll illº ºi imm finº mi publicar en aoguido, lo más pronto posiblo, incrio; queremos señclcr, simplemente. tuo en su persona, la iglesia Católico y dos de sus más des tocodos representantes mexicanos, en coniobuifº ción vergonzoso con lo propia familia, del moribundo, cometieron uno de los atracos más escondolosos. Uno de sus amigos más cercanos, el doctor Mostro Ghigliozzo, pocos dias después de su muerlio, ol ifioor una mentiroso corto que el socorjdoto Moriono Cuovos hizo publicar en El Universal con una precipitación inoxpliccble ol cuorwpo de iiulnoa aún no bajaba a la tumba. refiero cómo éste, ya grnvorncntc enfermo y sin energias. nogufo siendo ol mismo de siempre, oonvericido rio, hfrber mondodo cambiar el Página Tres Refiere también cómo Bulnes le participó sís to mores de que cuando ya no hubiera sujeto. los curas oomo cuervos cayeron sobre su cuerpo para arrancarle uno confesión que él, por anticipado, se negaba a dar, con objeto de hacerlo aparecer como un renegado de. lo que constituyó lo propia esencia de su vida asi fué, en efecto.
dos comenzaron o merodeor lo caso. Se convenció primero o un amigo pcuo complicado en el atraco, luego, sin grandes esfuerzos, o lo familia. Como la pre so era importante, el enviado fué de alcurnio, el Padre Carrasco.
Los emisarios cuidodosmnente escog Lo único condición que puso su hijito Mario, cuorenión que tras usufructuor el prestigio del pa dre cuando vivio, se sintió con derecho o usufruc tuor también su muerte. fue lo de que el Padre Corrosco se disirozoro abandonando su indumenlorio habitual para no provocar lc irritación de lo victima. Lo maniobra no logró engoñor al hombre que o fines del siglo escribió veintidós ortiouios en defensa de las leyes de Reforma, que se pronunció contra las facilidades que el Ayuntamiento capitalino de l886 hablo otorgado y que reconsideró para dar más brillo o coronación de la Virgen de Guadalupe y que inició y que por ello es el fundador. el culto iuórez simbolo de lo Reforma. Por ello hubo necesidad de recurrir. los servicios de un mcloborista de mayor prestigio, el podre Moricno Cuev s, para que socorro la confesión de lo garganta del morib ndo, como se saco un conejillo de un sombrero de copa Reali zado el escomoteo, lo sagrado misión de lo igle sic estubo cumplido, los apariencias cubiertos y la fórmula sotisfec vv. u o que faltaba era dar pu blicidad ol milogto. El padre Cuevas se dirige entonces al Director delEl Universal. rogdndole clegg fomente se sirva insértor paro el número de radº riann y en lugar bien visible del diario que us zed dignamente dirige, los siguientes ineos: trp. evro detenroo conferenczo nooioo con el geniero con Francisco Bulnes y por necrnenle iniciado, oi su confesión in él espontdsocrcrrnentol que hizo con todo reposo y reflexión lo noche del miércoles i7 del nos e cibió de a curso. Ác:o continuo reis monos la obsol ación, rozó devotomente su penitencia y renovó en mi presencia ros cotos de Fe. Esperanza y Ccridod Por encorgo de dicho señor, que acepté con todo gusto, hago constar que reiroc. y retracto iorrnolmente otros los errores que sobre malena religioso se le deslizoron en varios de sus erud gorosos escritos.
itos y viEl olrooo habia quedado consumado.
Casos semejantes o:ontecieron, años más tor de, en los personas de Genaro Estrada y de Froylon Mcnjorrez. Algunos amigos de éste último, más identificados con. él que, su propio omilio, se sintieron obligados, y con rozºób, a declarar públicomente que Moniorrez ni se hablo confeéodo ni habio recibido los auxilios espirituales, que en el más inoportuno de los momentos pretende administrar. a Santo iglesro Cotóhco or gurenes no los desean Reducido o una situación cada vez más precario, la iglesia ho iniensificodo recientemente la caza de moribundos, seleccionando la calidad de sus víctimas. Su último milagro quiso reclizorlo aprovechando lo muerte de Enrique Gonzóle Apo no;o, un valor revolucionario de México Con desprecio completo de todo lo que hablo sroo el hombre, sin dar importancia o sus creen.
cios totalmente conlrcrrios o los poiro:incdos po la iglesia, sin tener en considero o sus costum bres, sus ideas, sus actividades ol servicio de los trabajadores cuyo redención no será logrado, por cierto, con los engcñifas de la iglesia. se pretendió momentos antes desu muerte, pero io. dov. o en pleno uso de sus focultooes mentales convertirlo y otroerlo al seno de lo iglesia Católico Pero cuántas veces se acercaron ol bordo de su como de moribundo, 5 emisarios fueron rechazados con la energia exlrco o orio que sólo poseen los convencidos revolbciondrios. González Aparicio, de viva voz, rogó o uno de sus más trechos cmigos que vigiloro lo puerto de su bitoción de enfermo, para cerrar el 353 al intruso sacerdote que queria robar la tronqu¡lxdcd de sus últimos instantes. Sus palabras linoles ueron los de un luchador esforzoao y su único lamentoC1Ófl fué la de no pod seguir sirviendo a su conso. Su muerte fué el ltirno tributo que legó o éstc Murió como hobio vivido, con iorlclezc cónvencido hasta el último instonle de que en vida. hoo. o optado por lo bueno causa: por lo hboroción del pueblo de México que comprende la in:ho contra lo fonoiizoción esclavizcdcrcr o que lo ha sometido la iglesia. iAH ¡rr m el doror que oto enlcbc o su inmihc que respetomos ºy que puso ol servicio de lo iglesia, y de explicar lo tremendo raición cue MAV lu. ro lo vida y me e un buen lu:icnotexto de una esqnolo que loa igos de ¿sin mós iccl os. ha»
Dion rodoctodo, por otro que, además de mentiroso, ha sido aprovechado porn pretender dario de las ideas que defendió durante todo su vida mgorto por segunda vez Cd Ai