Amauta. 77 educación debe estar liéada extrecliamente a lá producción material. gue otra de mayor radio de acción, o sea la de convertir la Escuela en lina fuente inagotable de energía social.
Ea, pues, compreneíble porque una educación desligada del ru po, social, mjanifieatamenrte indiv iduál y. por ello. egoista tenia que apartarse de toda actividad y echarle dentro de una vida indolente. contemplativa y al parecer humillante. La misma catequizaci6n de loe frailes española debió mantener esa cohesión; no lo hicieron así. el resultado de. al error fué la éflagración religiosa del indio. El fraile. e spañol dutquyó sin piedad el nexo ancestral del ayllu, que era la Huaca, y así perturbó la lenta y magnífica evolución de la religiosidad Idel indio. la que iba rumbo a la religión de los antepasados. suprema. y única concepción del fenómeno religioso normal.
Puede eeguirse la ética del indioyder rtro de este mismo fenómeno. social. El ayllu organizado ya sea como un régimen de comunismo a. grario o como un colectiviamo de la misma indole debía desenvole en el espíritu del indio una ética social profunda, la cual se. desquici5 cuando los españoles deshicieron el ayllu y crearon la encomienda. Sabido es que a la encomienda se le puso una máscara. liurnanidad y filantropía para. disfrazarla del odioso. propóaito que encerrba. Sin embargº. iu2gando esta organización conforme a lo que sus disposiciones Señalan. y hay que convenir que tal adoctrinamiento, catequización y tutela de parte del encomendero no estaba el acuer do con lo; intereses del indio, menos con su pasado histórico; ni con contextura psicológica, ni con el medio social donde desenvolvió por siglos su actividad. Un régimen de dominio absoluto. una completn enfeudación del ¿alma y del cuerpo al servicio del encomende, o e goiuta, soberbio y br utal debió contrastar con la vida intensa. dinámica y hondamente uocial.
del ayllu. Aqui el interéa dominante era la colectividad. El trabaío y la prºducción tenian un elevado sentido de solidaridad: la distribución un prim: pio de equidad. La encomienda era para él el abajo forzado, la obligación dolorosa. la voluntad del amo. Su esfuerzo que. daba en manos del terrateniente. sin trascendencia alguna para los de más, ni ¡iquiera para sus hijos, dispersos unos. sometidos a la gleba otros. ello había que aunar una eligi6n extraña a su mentalidad y a un tradición con una ética en perpetua criris, ética que se deflagía. ba al impulso de apetito: y de intereses egoístas: Los indice habian aprendido. agruparse y a trabajar bajo la tutela de aus Huacaa.
La Huaca era una abstracción. considerada en si misma era el leía no ancestral fundador del grupo. Obietivado en el Malqui era el antepasado más cercano con quien. podía trazar su árbol genealógico.
Así bajo la égida de esta concepción religiosa la ética del indio fué más recia. más humana! más noble qu la ética cristian a. Qué principio: de moral podía ofrecer el cristianismo al indio peruano? Sin temor a aquívoco podemos afimar que ninguna. Al contrario engendró en el indio la timidez, la falta de egnriclad en si mismo. dirigió nu. mentalidad hacia errores de ultratumba. pºr todo aquello. aquel sentido de solidaridad social. aquella máxima fusión en el upo desapareció al conjuro de un régimen político y de una religión im. puesta por la. fuerza. Si tales fueron las normas dentrolaa que el indio se movió. hay error en dirigir su civilización aiguiendo principios distintos a aquellos áe.