18 Aleiandro Fer alia, por Panligoso EL INDIO ANTONIO Ha venido el indio Antonio con el habla triturada y los ojos como candelas EN LA PUERTA HA MANCHADO LAS CORTINAS. DE 501.
Las palabras le queman los oídos y en la crepitación de sus dientes brincan los besos de la muerta. n o h e.
envuelta en sus harapos de bayeta la Francisca se retorció como un resorte mientras el granizo apedreaba la puna y la vela de sebo. corría a gritos po el cu arto Desde el vértice de las tapias aullará el perro al arenal del cielo De las cuevas de los cerros los indios sacarán rugidos como culebras.
para amarrar a la muerta.
Hacia el sur, corta el aire una fuga de buhos. y un incendio de alcohol tras de las pircas prende fogatas de alaridos rastras sobre las pajas la noche ronda el caserío. mugv. k CRISTALES DEL ANDE Los gallos engullen el maiz de la alborada. acribillan de navajas polítonas LAS CARNES DE LA MANANA Wagner en caballerizas. establos El pañuelo de la mañana limpia los ojos de los viajeros Al trote, al trote, por la acuarela del camino Delante, los asnos chambelanes detrás las llamas infantas. los caballos andin istas TITICACA EMPERADOR en los hombros su peplum de alas de prusia contempla el júbilo de sus marineros ise limpialos timpanos de un aluvión de trinos Domingo de ojos. saltarines Las calles vestidas de colores corren como culebras Fría la a ca Vienen.
las vírgenes de las rocas. las lenguas picadas de jilgueros VENUS DE BRONCE ojos mojados de totorales frentes quemadas de relámpagos piernas mordidas de peñascos APRISA APRISA APRISA En las espaldas las legumbres para la kermessehutricia X EL SOL se ha desmenuzado como un desbande de canarios ALEJANDRO. PERALTA (De Ande. A,