Archivo rebelde es
06 25 06 1927 09
06 25 06 1927 09 black white

de elevada moral, quienes han sido servido res desinteresadas de en pais.
Durante la Revolución Francesa, Haití tuvo escaños en el parlamento francésyeligio diputados a la Convencióu Nacional. ahora, después de cien años, el señor Bor no, colocándose por sobre la Constitución, niega a los haitianos el derecho de sufragio.
Sin embargo, recibe anualmente 52, 709. 60 dó lares como salario, gastos de representación domésticos, establo, gastos de automóvil y servicio de espionaje. Además, le son acorda dos a él y a sus ministros 35, 000 dólares para gastos de viaje. Los haitianos analfabetoso no, al pagar su dinero tienen derecho a protestar contra la tiranía de Berna y a que se les reintegro ¡en el derecho secularde sufragio.
UNION Psrnrorrcn Harrrsns. Snccrorr Maxrc¿nn. Ter minnrri en el próximo número. La inconeicizcia de la Ámerica ¿atina La conciencia nacional no existe en la Amé rica latina, donde no hay conciencia, no hay. alma. Sin embargo, clamamos contra el yan qui fiirvasor. Desde el Rio Grande hasta la. Tierra del Fuego, la América de Colón es una ensordecc dora protesta contra el Tirano del Norte, el Déspota de Wall Street, el Titán, etc.
Gritamos, voeiieramds como niños. Nues.
tros intelectuales ¡cirdntos hay! regalan nuestras vadidndes con diariaáprédicas contra el Gran Acaparador. nos unimos en legion es formidables de clubes. partidos. socieda des. Todo para mantener a raya al opresor. todo va bien mientras no se trata de ha cer algo, cualquier cosa práctica, de efectivo alor. Entonces se desbandan los grupos, las sociedades fallecen, y el. pueblo espere que la redención le venga del éter, que es más sólido que el alma y la conciencia de los países latinoamericanos.
Dolorosa es confesnrlo. Más de un siglo bace que en gloriosa lid conquistam os nuestra independencia. que declaramos haber llegado a la mayor edad y estar aptos para tomar el lugar que nos correspondía en el concilio de las naciones civilizadás; Un poco antes que nosotros fueron independientes los Estados Unidos de América.
Casi al mismo tiempo, pues, iniciamos nuestras vidas de países soberanos. Sin embargo, hoy los Estados Unidos archan a la cabeza de la civilización y son nuestros opresores. nosotros, losdescendientcs de cien héroes, nos corrpretamos a gritar como muierzuelas contra los atentados del yanqui.
Me avergúenzadecirlo. Querría callar la verdad, continuar la obrado otros tantos indignos que desde hace años nos adormccen con sus cdas a nuestra superioridad porque en la América latina todo es bueno, superior, según nosotros mismos. Para qué contemplar un ciclo de estrellas. que nuestras propias manos han pintado, cuando nuestras rodillas se arrastran por el lodo del servilismo ante Wall Street?
Es hóra ya que pallen los apolºgistas de nuestra superioridad. y que veamos con valor lo que realmente somos. Qu. ha hecho la América indohispana durante su existencia independiente. Qué nombres sud o centroamericanos guarda con reverencia en su memoria agrade. eidala humaúidad. Nada hemos hecho. Ni Siquiera somos li. bres después de tanta sangre prócer que. corñ6. En cambio. tenernos centenares de panfle tiritas viviendo a expeusas del pueblo anar I:decido. que lee con fruicióir. los relatos de las úhazañas del 061080 del Norte. Padecemos una grave enfermedad er ceio. 0mbi e inteligentes Mas de nada nos si,, f. ÍÍ.
ven. Las nacroues de la Aménca de habla espaola no ;trenen el valor necesario para cºn iii. rivertrr e acmón. las frases bellas. NO. h8Y hº DE JUNIO DE 1927 mogencidad entre ellas; no hai; valor enlas masas, porque las masas no tienen alma, no tienen conciencia, no tienen la decisión de, ha cer, sino el deseado hablar.
La historia de nuestra pobre América po dría escribirse cn un solo renglón, usahdo la célebre frase que Shakespeare pone en boca, del, desdichado principe de Dinamarca: ranannns, PALABRAS, ranannns.
Basta de lirismos. Salgamos a la palestra de nuestras luchas internas, unífrquémos la opinión pública de cada país. poniendo en nues tras promesas la rúbrica de nuestras acciones; depuicmos nuestros espíritus de la mezquin dad que heredamos del español conquistador la india conquistada; dejemos que los lite. ratos sigan haciendo literatura nuestro de ber es obrar, no escucharlos; olvidemos nuestra ilustre historia, las mil hazañas de los heroes pr etéritos. nada de ello nos sirve en el.
presente, cuando nuestra erviz se humilla con la facilidad que da una larga práctica; pre guntémonos sinceramente dónde está nuestra salvación, sien declamar, leer o escribir fra ses de apasionado patriotismo, o en el campo arandela tierra, en las aulas enseñando a la juventud. en los talleres fabricando las amas de la industria ¡racional, en los aires haciendo prósperar nuestra aviación, en los mares en grandeciendo nuestra eéeuálide marina.
Seamos francos, sinceros por una vez. Con templemos la verdad de frente. Admitamos que nada valemos, que, ns de somos, por nues tra propia culpa, y propongámonos sembrar en nuestras almas la firmeza que hace ejecu tar lo que la razón aconseja.
Cuando la América latina dejé de ser un ra cima de pueblps ególatras y abúlicos; cuando sus individuos sepan algo más que protestar ruidosarncnte; cuando no exista para nues tra deshonra un Leguia, un Juan Vicente Gó mez, verdugos de pueblos, ni un Diaz, merca der do encrucijada. cuando los pueblos que forme la hermandad de América hayan vencido la indolenti a indígena y adºptado la sólida deliberación del ajón para ejecutar, cuando no existan. tantos escri, ytores líderes de la opinión pública; cuando concurramos a las ñcstas patrias llevando en vez de coronas para los héroes, la satisfacción en nuestras conciencias de haber cumplido como ciudadanos libres, cuando todas las naciones hermanas sean una en espíritu, en anhelos, en realiza ciones entonces podrán ser verdaderamente independientes nuestras. patrias, porque tendrán alma, tendrán conciencia prºpia, tendrán pundonor. MIER.
Contra el imperialismo norteamencano todos los masones, a todos los profanos: La respetable logia Aceros Nº 31, ju risdiccio nada a la muy reapetable granlogia Yates en MEXICO, de antiguos, libres y aceptados masones, ante el mundo mente, r0, espone. Frente al insólito atentado cometido por el presidente Cbalidg e al enviar a Nicaragua co mo su representante especial al exministro. de Guerra Henry Stimso para Someter por. ls, fuerza y el cohecho al gobierno constitu. iorial de dicha repúbliea, e imponer al exce. crable traidor Adolfo Díaz como presidente Íí ldc ella, odos los gobiernos de las naciones. nº latinoamericanas, cuya mcalrñcable indífe rencia ha sido la causa de la pdipetración de. tan horrible crimen, deben unirse para ¡m antiimperialista.
pedir que la fuerza triunfe sobre el derecho y.
que el imperialismo de Wall Street sacriñque impunemente todo un pueblo para satisfazer suinsaciable codicia.
La sangre que por orden de Coolidge se de rrama en Nicaragua, manchará no sólo el nombre de este enemigo de nuestra raza, sino también el de los jefes de Estado datadas las repúblicas latinoamericanas que, contrariando la voluntad de los pueblos que gobiernan, voluntad manifestada por la prensa y por los múltiples mitines de protesta contra la intromisión de los politicos estadounidenses en nuestros asuntos internos, han abandonado a su propia suerte a nuestra débil hermana en. los hercúleos brazos del monstruo que viene ahogán ola lentamente. La respetable logia Accrón Nº 31, cumpliendo con el fin primordial de nuestra au gusta institución: LA onssnsa en LA mann rao, una su protesta ala del pueblo de Nicaragua, representado legalmente por el gobierno constitucional del presidente doctor Sacasa. contra el abuso de fuerza que deshon ra a la nación más poderosa del mundo, y ex cita, tanto al mundo masónico como al pro íano, a prestar todo su apoyo al puñado de valientes que dan actualmente el glorioso ejemplo de preferir la muerte al deshonor.
Coolidge, ante los triunfos de las fuerzas Constitucionales sobre las del traidor vendido al oro de Wall Street, resolvió intervenir des: caradamente poniendo en juego, en primer lugar, el cohe cho, al ofrecer sumas inisorias por las armas tan gluri0aamente conquistadas y conservadas con la sangre del pueblo liberal, o, en los casos en que le ha fallado tan criminal maniobra, amenazando con el exterminio delas huestes liberales vencedores.
Estos añejos procedimientos del imperialis mo norteamericano, iniciados en Filipinas, Puerto Rico, Santo Domingo, etc. siguen siendo empleados para ir abolicndo lentamente la libertad e independencia de todos los pueblos latinoamericanos y aun pretenden lleverlos hasta el Asia, y habrán de, lograrlo si estos publos no se aperciben v, reconccntrados en su egoismo, continúan en su política de aislamiento que han venido observando.
El actual gobierno mexicano, nacido de la revolución mexicana, ha cumplido con el im prescindible deber de sostener el derecho de los pueblos a elegir sus propios gobiernos, sin permitir la intromisión de ninguna fuerza exótica. Así hemos visto cómo rompió relaciones con el tirano de Venezuela, lacayo de los petroleros yanquis y cómo ha reconocido al go bierno constitucional encabezado por el incorruptible jefe de las huestes liberales. Esta actitud debe servir de ejemplo. a todos los go bernantes de la América que quieran salvar su responsabilidad histórica y conservar incólume la soberanía y dignidad de los paises que les han confiado la dirección de sus destinos.
De nuevo, hacemos vigoroso llamamiento a todos los pueblos, a todos los gobiernos de la América latina y muy eepecialmeate a los masones y obreros del mundo entero, para que. uniendo sus fuerzas alas del pueblo viril de Nicaragua, impidamos que se consume el asesinato de la libertad de la raza indolatina.
México, a los 15 dias del mes de mayo de 1927. Ven. Macs Abel Grtnriz.(Siguen numerosas firmas. Dres. Carmona y Calle y Licéaea. e USES Tricromias; Fotocromoa Carteles, Fotolito2raiia inversas rene rosa cmsc oa PUBLICIDAD antonio Fernández Rio Ericsson. 10 03 PAGINA