Archivo rebelde es
06 25 06 1927 06
06 25 06 1927 06 black white

Cuentos de ¿la Oficina JulioH. Brand:í:i, Por Roberto joven diplomático Mariani Bu?
argentino que ac nos Aires tualmente viaja ha cia Alemania para ocupar un importante cargo en la Legación de su país, como justo premio por las actividades desarrolladas en México durante su escaso año de secretariado, es un espí ritu curioso y abierto a todas las ma.
nife, staciones de la belleza. Para que en este México, tan alejado de los paí ses rioplatensesi, se conociera a los escritores de la nueva generación que se distinguen por las promesas que traen o por las realidades que. son ya, se acompañó de algunos volúmenes que sembró ei: escasas y escogidas manos.
Entre eilos figuraba uno con titulo muy poco comercial y cubierta per. fcctamente burocrática. CUENTOS DE La Quema. Roberto Mariani es, indudablemen te, un joven. Su estilo lo denuncia.
Hay en él su poquito de pctulanciai genus a, una escura inmensa, un. frescura verde y exten5a como la de un prado, una frescura olo:osa como.
la de los pastos mojados. Roberto riani es el autor de estos. Cuentos. En los quCuentos de la Olicina. Ma. riani hace desfilar una media docena de personajes que ora son héroes, ora accesorios. a primeros papeles en esa comedia modesta, ja los partiquines desgraciados que apenas colaboran con el autor para (tu: mar ambiente»
Las sucesivas aventuras de Rillo de Santana. de Riverita. de (To::let. de Lacarreguy y los ot: os, son como anécdotas escolares recordadas con melancolía por un hombre viejo. ue tuvo vida, pero historia no. Hay en la narración esa amargura de lo que fue única aventura, el autor ha sabido dar a esas p, ué rilidades de la. ex:stenc1a cotidiana de los oficinistas. todo el valor dramático que tienen para los ¡antagonistas La más conmovedora de todas las historias es la de Santan que una vez, después de muchos años de empleo en ia sección de Cuentas corrientes del Gra, Almacén. cometió. error y anotó. un cliente lo que en realidad correspondía a otro. Se trataba de 5, 000 pesos defraud::dos. inconscientemente a la (casa. de 5, 000 pesos que él tendría que reemb::lsar invirtiendo las economías de toda su vida. Ie5 000 pesos quelo iban a ser vir de cáscara de plátano para dar el gran resbalón desde su pupit:e hasta la calle, de o, 000 pesos que iban. poner punto final a todos sus p: ovectos de porvenir, de. 000 pesos que anularían la suma de privaciones que representaban sus ahorros.
En este cuento Mariani se nos pre senta como un sutil psicólogo. La personalidad eater na e interna de Santana es una pequeña obra maestra.
Cada uno delos personajes está estudiado con igual talento y perspica. cia. La trama de los cuentos es sim pie, pero sólida, atrayente novedose. El autor tiene una rara habilidad. para dar mte rés al asuiito más trivial. con lo cual nos pr ceba, una vez más. que no har asuntos hanales como no hay oficios malos. Por encima de todo es:o, en Cuentos de la Oficina ñota deben estar poco menos, que. obscumedad penetrante, el Oxígeno raro Se provoca. una sensación de mina de carbón, de prisión subterránea, de PAGINA como la un:ca rel ión de: Alejand Sox: S:ncerament ereo qué, si idese necesario, un modem en cometer un. cr:men s:cmpre que fuese bellamen. ados una atmósfera pesada: se diría que, a pesar de los pfocos eléctricos que abundan en la easa esas oficinas. ras, que el frío es insoportable, la grúta ahumada, de caverna. Los desgraciados enipleados dan idea de galeotes, de condenados a trabajos for A pesar de que algunos de los títeres de estas comedias dramáti cas visten con pulcritud y hasta con elegancia, el eSpírit. del libro nos los hace evocar sucios, sudorosos, encorvados por las horas de trabajo. La fcasa adquiere prºporciones casi divinas en este libro.
La (casa» es algo así como la leyi. como el porvenir, como la patria, co mo la humanidad, como dios. Es algo mister :oso. ntan ble. nexpl:ca ble pero que todos sirven, i:0atan.
temen; parece un mito por el cual se. sacrifica toda una gene: ación, una idea que deberá transformaise en realidad raeias al dolor y las lagr :mas de muchos sc:es humanos. La (casa» es, en realidad, el ogro insaciable que necesita víctimas para subsistir, el Molocl: que se alimenta de carne humana. hay empleados de la (casa»
que están orgullosos de pertenecer a ella, que sienten comuna favor el que se les admita ent:c el número de sus esclavos, que viven contentos con sólo pensar que, están empleados en la formal. que tienen conciencia de que sin la (casa» no serian nadie, convencidos de que la personalidad que tienen se la debe. al empleo, que en realidad ellos no son Fulano de Tal, sino dos empleados de la casa. El drama casi universal de los en:pleados, ya sean de oficinas gubernamentales ode empresas privadas. nadie lo habia explotado aún en litera tura, que yo sepa; Mariani lo ha hecho y nos ha revelado la infinita riqueza que ese medio ofrece a los psi cólogos. En éste momento histórico de la humanidad, encadenadd como nunca. los pies de Mercer :o los hom b:es que pasan su existencia en las oficinas forman un enorme ejércitº.
una clase social aparte, unacasta ¿Góme ha ocurrido que ningúnescritor, hasta PSI:G argentino, ha pensado en hacerle el honor de un volumen.
El Asesino Se ntiiiiéiidit No es esto una Por Alejandro ºrítiºa Sux Pdris Criticar presu me cierta superioridad mental esp:r: ritual o sencillamente de punto davis ta Nada de ello pos, eemos. Pero EL ASESINO Sunrxtieuracb de Alejandro Sox, es un y ext:aiio libro opiniones por escrito.
de justicia, orden y ensenanzas nos. m::estr. el amor bajo aspectos profun. Jj algunos de ellos novísnnos p:sotealas más queria. das creencias de los tiempos, burlán damente sentimentales b:blzooraíico que no se comprende si fue cscr ito en serio o por esp r:t humorístico, que no puede leerse sinfº sentir deseos de comentarlo. Los que hemos, herédadoi la debilidad de escribir, emiti:nos esas. La trtama del ASESINO es sencilla al. par que des:gual Un prefacio en tre partes der: roca viejos idºlos populares. dose sesudamente de los creyentes v de los incrédulos. proponiendº al fin, con toda tranquilidad. laiilosofín del asesinato. Basta, para describir esta pasmosa, temía, una frase del protagonista, el.
romantico cínico Gastao Pinha Prieta. de Go. z:ilves Pinto. quién no es has ta asesino con semejante noii:b:ei)
que dice con la seve:idad de un dog ma: Asesinar a uri crc ve nte es hacerle el más señalado de los servicios. lo mejor del caso esque, en apo. o. su aserción. apo:t, a opiniones v ac tos hasta de santos. Sin embargo, no hemos de creer que se trata de fomentar el asesinato al por mayor. Gastao tiene una finalidad mas noble; más alta: pretende suprimir. los infelices, pan: que, sólo quede po blado el mundo por lo que nos resultaría un g: an cataclis me. Si fuésemos todos dichosos. qué incentivo tendría la vida. No somos acaso felices por relativas comparaciones, como 5: es rico con relación al que posee menos bienes? Si llegóscmos al estado de dicha absoluta que ansía Gaston ésta se tor::aría odiosa por la seguridad que senti:iamos de tenerla.
siempre nuestrº alcance.
La vida es tolerable únicamente por las sorpresas que encierra, por lasl. e cepcione amargores, que son la sal de la existencia.
Aleg:émonos, pues, de que Gustan Pin ha Prieta no pueda :ealizar su mundo de hombres nítidos, puramente el:crs. Luego, para demostrar su filosofía, Gonzálvez Pinto nos lleva al fantastico v delicioso Valle del Sol de la Luna, donde su destino Senna al dé Nelis Al:uel, hija de Maypa Cahuil, famosa beldad de los Tahu:in hu :ecs. El amor.
de Gaston y esta exótica belleza sigue el en: se de la pasión de todos les l:o:n b: es, en medio de paisajes extravagan. tes que casi desaiian toda descripción, pero que Sox log. ns:n::a a nuestra. alma atenta con singular maest:1a.
Recordamos que Gastao és un cínico que quiere ser el liombrea alma, sin las t:abas de la civilización, siguiendo todos los impulsos de su corazón. si. razona. sin vacilar jamas ante, las con: secuencias y que considera que sólo los dichosos deben existir Nada extrano tiene que asesina a su adorada Nelis Ahuel. el Au: a, Para.
cuando iente que su, carino por ella disminuye y Que allí comenzara la des dicha ít de su compañera.
Gastao se me antoj :i. un raro méd. en de. almas que directa el bé: mosoº. j. cuerpo de la Vida en busca de; la fuen ºíff, te de la felicidad, el? cenudo e i: UJtl no ítri ma en:E sus manos: el corazon, la cabeza, juega Con ellos como. d:estro. malaha: ista, desprec:andoí: conceptosºº elevand07 dé? religión, de moral de ca, de lo: bello, en la: muerte.
La novela es ¡la En ésta se ad:vma ºi. te. Ese sentido de id bello viene de ia. adolescencia del poeta que no hamuer to a pesar del transcurso de ios hechos que han convertido. en hombre ser:o al poeta anarquista de hace vemte ands. poPrueba de eilo: EL ASESINO SEN TIM ENTAL. Sux lof comenzó. escr:b:r poniendo en el prefacio toda la sabiduría que es su único. galardón de 105 años. de vida bohémia. Mas en eso vio. Suit, el poeta, el joven impetuoso, aPeiraso. que se acercaban por. el combo arbol, y en las siguientes capítulos. el alma de Sax, traspaso ios espacios, caído a. las cr ines del caballo alado, mientrai el fi.
lósofo lloraba los pies. ias de tierra.
EL Asssmo bnnrnzsvrar. fue esori. to por un grave filósófo y por un ar diente poeta: uno lo comenzo, el otro lo terminó. M.
Ensayos El! ib:itoeschmb Por Max Ji º de porcelana; nos ménez Costa viene de San José :Riéa de C::staRica. que. no sé por qué, siempre se me ocurrió una preciosa ciudad de juguete, una ciudad tal como los japoneses realizan jardiiies paisajes dentro de una bande:a.
Max Jiménez lo ga:abateó como si pas a:a una carbonilla sobre una hoja dei papel cancón. Este Max es un, mdchaohote gigantesco; sin embargo, en su, cora¿ón y en su alma, que deben ser también muy mandes, caben las visiones sutiles, delicadas y finas.
García Monge, que lo prologa, lo justifica así. Escribo para defenderse del medio social, para darle expan sión. su alma inquieta. He de ser verdad. porque Mai: Jiménez estuvo. algunos. nos en París viviendo como Adan en el Paraíso. tanto que a veces abofeteaba con su libertad a los tími dosj, alos qué::ose arena Meiina gine que en San José, a pesar. de mi vieja sim patin, no ha de poder retozar como en. el Barrio de Montparnasse.
Jiménez sigue siendo en Fnsavos»
ese :nuehaóho. t:g:mentádo, curioso. o, poco comp: e:idido menos com. p:ensible que conocimos en el célebre café de La Rotonda. Pero entonces no. escribía: ainasaba pastilina tund1a. bronce obedeciendo. ima necesidad masculina de crea: algo. niu siiyo. siones. sus notas, sus croquis. judas son muy en: as también. Cuando nos enviará J:mene7 una ¿pieza de música. 4 Al:o:a escribe: es lo mismo: Sus,. vi sus pen. Samient, os, sus caricaturas. sus cerca.