Archivo rebelde es
06 25 06 1927 04
06 25 06 1927 04 black white

Los trajes típicos en Tebeco Eslovaquia Que los tiempos modernos nes aportan mu chas ventajas, es indudable, pero que, en cier tas ocasiones, nos suprimen goees artísticos caros a nuestras mentes, también es verdad.
Por ejemplo, el turista ya no puede deleitarse la vista con la diversidad y originalidad delos trajes nacionales regionales quc podía admirar en toda Europa.
Es lamentable la uniformidad desesperante que, hoy en día, impone la moda. Su insignificancia demuest rala falta de imaginación de sus creadores; la tristeza de sus almas la subordinación de sus espíritus transpiran en la lucúbracion de sus modelos, completamente deeprovistos de fantasía.
El uniforme lúgubre e invariable se impone en todas partes Esto en lo que se refiere al arte santuario masculino.
Tampoco las mujeres escapan a esa ley común de la moda, y eso a pesar de su buen gusto y de su mayor eoquetería. En las provincias francesas, que parecían las más impermeables y refractarios a incursiones modernas, el culto que los ancianos profesaban a la tradición, tanto de las costumbres como de los trajes, está desapareciendo rápidamente.
En Bretaña, por ejemplo, la ráfaga del modernismo sopló con violencia, trastórnando el equilibrio de las alas blancas de las co íias, desarreglando la armonía del peinado, transformando la proporción perfecta de las faldas amplias, y una vez desaparecido el delantalcito de brocado, los últimos artiñeios de la moda se adueñarse de la comarca.
En Provenza, en Auvernia, en Normandía pasa lo mismo.
Para hallar en Europa paises fieles a los trajes de sus antepasados, es necesario penetrar hasta las regiones más cercanas de Oriente: en Polonia, Rumania, Teheco Eslovaquia, Yugo Eslavia, Grecia, Bulgaria, en algunas partes de Rusia, de Austria y Hungría.
Nos ocuparemos hoy de Tcheeo Eslovaquia, donde la alegria dela naturaleza inspiró los colores vivos y los adornos refinados. Es una verdadera fiesta para los ojos!
El más humilde tocado de mujer tiene sus flores copiadas del traje del campo. Los cor piños de brocado se embellecen con piedras de color; las mangas almidonadas están inflados como globos; las cofias. guarnecidas de lentejuelas y cintas, tiemblan con estremecimiento deslumbrante al roce del viento.
Las flores esparcidas sobre el vestido de la campesin a más pobre, están prodigiosa mente labradas, y en el campo como en la ciudad, asombran la riqueza y la labor maravillosa de. los adornos.
La ropa interior, como la de casa, también es notable. elos de novias con aplicación de batista, tan vaporosos que parecen irreales.
Los lienzos o telas que se tienden sobre el techo de la pieza de una mujer que acaba de dar a luz, para preservada del polvo y del mal. agiiero. están obrecargades de bordados finos de color rojo, amarillo y azul. Cada uno delos motivos dibujados posee una significación misteriosa que, a lo largo de los siglos, las abuelas enseñan a las muchachas, las cuales la transmitirán a sus nietos.
Durante las velados de invierno, aun en la.
más humilde de las casas tcheeo eslovacas, las mujeres realizan todas esas maravillas, y asombra ver esos dedos cansados y entumeeidos por las labores dama del dia, tejer y bordar esosarabescos tenues hasta lo inverosí mil, pensar que esos cerebros somnolientos son capaces de inspirarse en las tradiciones para ejecutar dibujos tan delicados.
En México, por ejemplo, hemos sido sor prendidos agradablemente al constatar que no sólo las provincias guardan intacto el gus to por el traje regional, sino que también en el Distrito Federal se hace una campaña inteligente para desarrollar ese gusto: El jefe del departamento de expansión artística de la Secretaría de Educación Pública, señor Pérez PA GINA. Taylor, multiplica los esfuerzos para la difusión de ese. culto en todas las capas de la sociedad, y no olvidaremos la maravillosa ñcsta que hizo representar por todos los discípulos de los colegios, y que fue una reconstrucción de regoeijos antiguos, ejecutados con trajes nacionales. Resultó una orgía de encajes.
alhajas y flores, y por eso deseamos admirar frecuentemente a esas lindas tehuanas, yu catocas y chinas. Aomnnun SALERS.
La moral y la familia c0muni stn III Los límetes de la libertad en la moral proietan a XV. El concepto del mundo eo munista combate la moral social burguesa que no está acomodadaa. los intereses y los fines de la, clase obrera, pero el proletariado nove la cuestión de las relaciones sexuales desde cl punto de vista de una libertad absoluta e ilimitada.
Lo que tiene que substituir la mo¡al hipócrita de la ideología burguesa. no es un lin anarquista y de relaciones completamente libres. En lugar de la decrépita moral de la familia burguesa, pretende el proletariado construir nuevos principios de moral que regulen las relaciones sexuales en favor de los intereses y fines de la clase prole taria. Desde este punto de vista se no hay nenes sidad de considerar el acto sexual como algo vergonzoso y pocaminoso, sino como un acto indiscutiblcv natural e igual a cualquier otra necesidad natural como la satisfac ción del hambrej la sed. La verdad es que hasta hoy no se ha pedido en.
centrar la diferencia entre lo que es moral lo que (leia de serio. La satisfacción de las inclinaciones deja de ser moral solamente cuando por causa de la influencia social, la satisfacción llega hasta el exces o sobrepasa los límites de la salud y de la higiene.
XV. El proletariado como colectividad trabajadora está, más que cualquiera otra sociedad, lriteresado en que la eno ¡gía y la fuerza de sus miembros sean aprovechados para el bien colectivo y para la lucha y construc ción de un nuevo mundo. Por eso la moral proletaria impone que en todas las relationes sexuales se economicen las fuerzas fisicas. sean cumplidas las exigencias socio higiéuicus.
La moral de la familia comunista no ve los deseos sexuales con ojos de hipócrita ni los considera como bajos; no obstante, exige cierto limite para sus satisfacciones. La moral de la fa milic comunista exige que las relacio nes sexuales no adquieran formas1m. salubres e iuncturales y que el erganismo del hombre, así como el de la mujer, no sean debilitados por relaciones sexuales excesivas, para que de ese modo la fuerza creadora de la colectividad que trabaja no disminuye.
Por esto es inmoral y dañino. desde. el punto de vista comunista, el abste nerse por completo de las relaciones feminista sexuales en los años de la madurez sexual, asi como abusar de las mismas relacrones sexuales. Pehgroscs e inmorales son también las relaciones sexuales en la primera juventud, cuan do el organismo no alcanza todavia a la madurez sexual a gu e debe llegar.
XVIIJ Desdc el punto de vista de la higiene nroial y de la moral de la familia comunista no se pueden determmu las formas de lafamilia, porque no puede decirse si la poligamia o la monogamia tienen que ser la forma delas relaciones sexuales. Los relaciones sexuales, tales como relaciones prematu ras, excesos varios o abusos, pueden tener lugar también en la menogamia. Por el contrario, no siempre a los hombres que cambian el objeto de sus relaciones sexuales, se les puede ati ¡een el abuso de las misma relaciones. pesar de todo, las relaciones de una mujer con muchos hombres, debilitan su capacidad para dar a luz, según opiniones de muchos médicos, y por otra parte, las relaciones de un hombre con muchas mujeres lo debilitan, resultando dañados todos sus uturos descendientes. Por eso exige el interés dela sociedad trabajadora, que necesita aumento de una población sa na y capaz para la vida, que las mencionadas for mas de relaciones sexuales sean consideradas como peligrosas e inaceptables. Los límites dela poligamia pueden y deben ser indicados desde el punto de vista de la salud v la higiene racial.
XVIII. Está demostrado cientíli comente que el estado psicológico de los padres en el momento de la relación sexual, tiene gr an influencia sobre la descendencia.
Yaque la moral comunista reconoce que qel hombre v la mujer son responsables de sus hijos, por eso exige también que los niños no vengan al mundo solamente porque hubo entre el hombre y la mujer por un momento, una atracción física, sino quehasu cierto estado de animo propicio para que la generación venga sana. Estas condiciones son: cariño, pasión o amor. Donde las relaciones carnales y espirituales no aparecen compensados, es un crimen engendrar hijos.
XIX. La moral proletaria conde na, del mod más enérgico, las relacio nes sexuales entre un hombre y una mujer que son ajenos una de otro en sentimientris. que lo hacen solamente por costumbre, poniendo en peligro no solamente la salud dela generación futuro, sino de todala colectividad.
Atn. mu1 na KOLONTAY.
enorme la INDUSTRIA NACIOner. enseresumoosu eoean con LOS de nisistsfuiguu j; Véalos enº, Rbiii; i. Despacho. MEX1co. D:F. DDRAS DIJE SE PUEDEN PEDIR INMEDIATAMENTE LA VERDAD SOBRE LA DICTADURA, por Eduárdo Ortega y Gasret. OO CANTAR DE LA SENDA, por Concepción Guerrero Kramer.
EL ALMA DESNUDA, por Maria del Mar. RESONANCIAS EFIMERAS, por Ernésto Higuera. EL ASESINO SENTIMENTAL. p0r Alejandr05ux. DEL REINO DE BAMBALINA, AlejimdroSúx.
CESTO DE HIERRO, por José MaríaBenitez. SEMBRANDO IDEAS, por Ricardo Flores Magón. SEMILLA LIBERTARIA, por Ricardo Flores Magón, tomos, cadasno. MIGUEL BAKUNIN. Esbozo biográfico, por Max Nettlau. no 00 50 50 50 00 3c 50 0315 BRAZO CEREBRO, por Higinio Nojanuiz. 0110 rsrumos msresrcos, secuLES urraamos, por Rafael Ramos Pedrireza.
MANIFIESTO ANARQUISTA, p0r PierreRamus. Este folleto, cuya versión al costellano se debe a Diego Abad de San tillán, epnsta de los siguientee capítu1. 50 20. los: Una carta a manera de introducción. Primeras palabras. El problema social. Antidogmáticos y eatiautoritarioe. La individualidad humana. Aspiración comunista enárquicn. Fín práctico del anarquismo. El. movimicnto sindical. El antimilitarismo. El único ideal bien definido Este fo lle, to es único en su género. Tenemos grandes existencias. podemoa, haeer una rebaja de vurnrrcrnco por cien to a quien nos haga pedidos de más de 100 ejemplarc8). LA DICTADURA en crema RIADO poi Francisco Jºrdán.
MAXIMALISMO ¿Y ANARQUIS MO (estudio crítico comparativo) por José Tato Lorenzo. 15 La BIBLIOTECA MUNDIAL remite ciisl0. 20 quiera de éstas obras, en la cantidad que se. pidan, contra reeinbolsb en. les. países. un. acepten esta combinación pºsted Para. los. otros, contre giros nombre del adm:mstraº. dor de la batalla. Alas bibliotecas obreras y revolucionarias, ofreeer u óí el. añjc de. uca. tres ediciones. contra su equivalente de. las. suyas para ofrecerles nuestros lectores 95 DE JUNIO DE 19º7