Archivo rebelde es
06 25 06 1927 02
06 25 06 1927 02 black white

mana es algo mucho másimportan te que las opiniones. de uns Salado Alvarez, de un :Pug a. y near y dé irn (luisa y Acevedo, pequeña falange.
de cierto colega diario ¿que. aun. quisiera ver los que maderos en, activi fº dad en;nuestto desgraciado dlexico.
La verdadera inteligencia, la. que se limitan comprender todas las cosas. pequeña limitación. no puede de cidir jamás en materia de causas finales; se contrae a distribuir y calcular, a juzgar por el dato que cae bajo su experiencia, pero no puede ucrear» nada. La creación es una fuerza ajena a la inteligencia, cuyo papel es crítico; tiene su resorte in timo en la intuición, en el arrebato producido por estados de ánimo más que porºlas facultades revisores. De suerte que los intelectuales puros. los críticos y los contempladores, no screen» en el riguroso sentido dela palabra. Quiénes crean, entonces. Las masas. los pueblos. De ellos ha salido siempre el arte expresivo, sea música, pintura o escultura. Pero. su creación va mucho más allá: el. pueblo use sacrifica» por su obra y.
por eso la vive. Con su sangre y sus huesos se ha cimentado la civilización. y es de su aliento brutal y áspero de donde surgen la tragedia social y la comedia cintelectual. Los verdaderos intelectuales; sur gidos a la vida crítica por la madurez y el dolor, evolucionan siempre paralelamente a su siglo; no se envaran en tesis anacro nicas por her. masas que sean. ni ponen a San Pedro sobre Cristo. En una palabra. el verdadero intelectual es el que reco nddéºque no sabe nada y que todo.
su destino ESTA EN COMPRENDER.
Comprender es simpatizar y ayudar; contribuir a mejorar la obra del impulso eliminando del alma los odios cavernarios y las incomprensiones de. puntos de usta absolutos de la concalabozode la fe antigua. En México tenemos una casta.
pseudo intelectual peligrosa, hija directa del desvario mistico político e5par rol, tan fecundo en desgracias.
Toda ella ha servido alos tiranos y. a las ELITES, es. decir, a los círculos oligarcas que se han divorciado delIl. ueb lo para estérilizarse en un narcrsrsmo pedante y huero. Sus ideas respecto de los problemas sociales como más allá de las dictadas por el credo catdlrco, tan ducho en argucias y crímenes de toda especie. Si ude5pulg amos. en el cuero, gedé ald gico de cada duo de ellos, es posible que de abuelos arriba las halláramos el barro primitivo del indio an aliabe. to; pero actualmente se han uréfidador: ahora son useñores. Pero estos especimenes son uincurablesn, z¿. in. adaptables y vegetan. en la sombra, en acecho de una oportunidad para. volver al poder público.
Mas lo doloroso,. noes eso; estos enfermos viven, al fin;. y al Cabo, su vida. Lo amargo y. des coirsoládor es que muchos dé;niie stios. ev0 ucio narios son también, a. estas iltoras, useñores. es decir, adios dean pa PAG1NA a. reetóres de la cultura cbntempdráneazvfi. En México, como en todoslos paises de pro. trimdnio aintelectual» que les da el derecho de apostasía de los principios avanzados. lian, llegado a las formas intelectuales por asalto, y ya actualmente nose les distingue de la casta amorfa de los señoritos»de pluma. La revolución, para ellos, no fue un principio: fue una escala.
Ahora, aburguesados y tranqoiios, cuidan su rebaño de pesos diarios con acucioso sigilo y ala van pasando. Por último, queda la, casta revolu cionaria verdadera, la única que ha conservado el principio de la rebel. día consciente ydesolada. Pero no se cultivan! Tienen brazos, pero noestán seguros de tener cabeza. Por eso lo resuelven todo mostrando el majclro. asustando con :la vaina vacía. Si estos fuesen tan estudiosos como sinceros son, podrian servirse de los principios intelectuales para combatir todo ese degenerado grupillo de ignorantes y fracasados y dominar definitivamente por el peso de su personalidad social. La inteligencia, como la serpiente quese mtrerde la cola en el simbolismo egipcib. vive devorándbse a si misma. y seºalinrenta de su substancia como las víboras encerradas. Con la propia tesis de un reaccionario puede construirse una tesis adversa, totalmente diferente, sin incurrir en sofismas de ninguna especie. Esto lo vio Kant en sus vantinomias. en sus tradiccidn. quienes propugnan por levantar de nuevo el agonizante poderío individualista de otras épocas, puede responderse, por ejemplo, que resta bien. y levantar el señorío del pueblo en vez del señorío de las clases. Por desgracia, todo en nuestro querido México se resuelve en farsa.
uEn Tierra de Sangre y Broma» se llama un libro de Quevedo y Zubieta. Nosotros no hemos leído el libro.
pero su título es un triunfo: un bautismo. Aquí nos matamos, tiendo ya todo nos resolvemos, excepto a pensar.
Los conServadores y la evolutión Las masas populares ¡gentes, que bien pu diéramos considerar francamente herederas. de las viejas ideas conservadoras, tanto por lo que respecta a sus ideales politicós como por lo que atañe asus Sentimientos religiosos, e. son las que por un fenómeno de tradicionalismo clásico, no han podido ebt rar;dpntróídelz orden. de la evolucrón espiritual ¿y; material. moderdas,. no obstante los continuados impul sosº que en ese sent1d0 ha nf pr ocurado loadi det as ºº:º ideas Lars cauoecis. 1j gresiva, pero lenta transformación social, que dan numerosos resrcluos de antiguos sratemas doctrrnarros que forman un circulo estrecho en donde viven y duermen, a la vez, serescu ya rdrosmcrasra especifica consiste en una te. una oposición a todo lo que en alguna forma se aparte de lo preceptuado, seguirlo 1y prat ticado por sus tatarabuelos. que en e orden interno creían ver en sus actos animiccs sólo los dictados de la fe, y en el externo, la mano de la Divinidad, aun tratándose de una simple llovizna o de un ligero sacudimiento telúrico.
El ilustre Gabino Barreda que en medio de tormentosas épocas de ansiedad politica se mostró siempre partidario de los postulados liberales como base generadora de los gobier nos avanzados, estableció en la enseñanza el sistema comtiano, dando en esa forma cuer ro a uno de los ideales más nobles de la evouc ión lilosófrea. pero por lo que se reñere a la influencia que dicho sistema ejerció en el conglomerado general del país, puede decirseque su radio de acción abarcó tan corto espacio, que sólo fue privativo de una pequeñísima parte de la sociedad, representada por in telectuales de altas y nobles energias. En cambio, la escuela primaria, la escuela de todos, como le llamó un eminente educador, continuó siendo la escuela retrógrada, conser vadora unilateral, la del silabário de San Mi ucl y el Catecismo de Rípalda, dos nbreva der os de aguas estancadas y cenagosas que transformaban en asnos metafísicos alos indígenas despabilados en mónagos de iglesia parroquial a los ohicuelos traviesos de las harriadas populosas. La obra de Barreda no ejerció, pues, una influencia decisiva en los principios comunes, en las costumbres retardataríás, en el pesado obscurantismo con quela Iglesia Católica embrutecía a los campesinos, a los obreros, a la clase media trabajadora y hasta a los buró cratas sedentarios, quienes, como se cuenta de un viejo empleado del Ministerio. de Hacien da, antes de dirigirse a sus labores cotidianas dedicaba media hora a las depreeaciones, dirígidas casi siempre a San Benito de Palermo, abogado de hechos imposibles e intercesor constante en menesteres de poca monta. El largo gobierno del general Díaz, que por la riqueza material que, lo caracterizó, bien pudo dar un impulso decisivo a mejores sistemas de orientación práctica en el sentido de. un progreso determinado, se abstuvo, no obs tante los juiciosos empeños de don Justo Sie rra, de hac cr tal cosa; porque para sus fines políticos, la pasividad borreguil de los ciudadanos, era factor indispensable en sus continuadas reeleceiones; tener dormido el sentimien to público y amordazada la conciencia cívica fue la norma de sus actos primarios; el lazo de seda que apretaba la garganta de los hombres empeñados en educar alas multitudes y abrir les nuevos caininos de franco movimiento ha. cia el progreso de las ideas libres y resueltas.
Estos sedimentos pesados, obscuros, gelati nosos, son los que hacen lento, dificil y traba joso el proeesó de la evolución. El gobierno progresista del general Calles asi lo ha com prendido, y por eso ha multiplicado sus es fuerzos. desarrollado sus energias, ampliado el radio de acción de sus tendencias en un intenso mejoramiento de sistemas; ya abriendo escuelas en todo el territorio nacional, ya trazando caminos, ora elevando el nivel intelectual y moral del indigena, ora convirtiendo en realidad lo que años atrás era considerado como utópico e innecesario.
Naturalmente que a la acción se ha opues to, por parte delos conservadores y de los fa náticos, la muralla del estancamiento, el bio que carcomido de las ideas jesúiticas. tortuosus. pero, apesar de estos diques, las aguas claras todo lo arrollarán, y pronto, son esos mismos oposvtores srstemátícos, acabarán por convencerse de que los ¡fenómenos de la evo lución: en. el. orden maravilloso del espiritu. pa de een de prgncra, ni tienen, como los. pensam1entos de los euros, un radio más pe¡arena que el que abarca. una. cabezazde al. er. Los pi1 eblos. de e, irerdó. cbi1, los adelantos científicos yñlds óil cós de¿ lá hirtnanidadivsn Íj relegando los dictadosde la fe útucamente alf irectriz de los. íderes; la imñó iblltdad intérior dela concieneia. individual, reten der. mezclarlo enítódós losººór denes dit es uerer ransf0rmaruen odéano;bl iºeduc ido fuer metro de un lago, silencioso. Los fascistas ilograron implantar en régimen acomodatici o solicita por. que los revolucionariosºide todos los matices fueron incapaces de realizar, en lri ¿práctica, los idéntesg ¿ávan zados. neºnes son caros. Las masas obreras italianasestaban incapircitadas para hacer unajrealidncl de las teoríaquue sustentabari:st1s lrderes FÍ áf. Cuando visité Tu rin, hace dos años largos, el comisario prefectrcro, que. era el conde de Vita, me explicó el.
proceso del fascismo con estas palabras. Los obreros torinenses fueron aan, como en otros centros industriales de la península, dueños y señores cle la situación. El pueblo estaba desilusronado de la guerra y de sus resinltados.
Las teorías. socialistas encontraron campo propicio para desarrollarse; pero los obreros;no estahan capacitados para llevar adelante su obra. Las ta brioas se convirtreron en fortalezas, los fueci ósbs pá8éaban sobrelirs azoteas y tejados con el arma al hombro; ha bía ametralladoras obreras en las puertas de las grandes empresas mdustrra les; las comunicaciones se cortaron; el ejército guardaba una actitud expec. tanto; los burgueses emigraban en ma sa. Pero cuando el reino esperaba la proclamación de rin nuevo régimen. cuando el pueblo creyó que había llegado la hora de tomar las riendas del poder y la dirección de los asuntos públicos, NADIE APARE010 CON LA CAPACIDAD NECE SARIA para llevar a cabo esas refor mas. Fue entonces que la necesidad innovadora del pueblo italiano halló un derivativo en el fascismo. Mussolini fue un revolucionario antes de ser el jefe de los actuales dueños de Italia. Su evolución fue el resulta de de una desilusión. Lo que no fueron capaces de hacer los revoluciona rios socialistas, lo hizo él, apoyandose en la otra fuerza: el capital. Su inter nacionalismo se transformó en patrro tismo exacerbado, obedeciendo al mo mento histórico del mundo, y, con energia y tesón, logró hacer lo que no lograron los otros. Yo fui actor en la revolución de Barcelona, que costara la vida al gran Francisco Ferrer; de esas heroicas como estériles jornadas guardo una bala monárquica en el brazo derecho una condena a muerte sobre mi ca be za. También esa vez los obreros barceloneses conquistaron la ciudad condal, contra el ejercito del sangur nario general Wéiler, contra las luchas del clero armado, contralos so rnatenes reaccionarios. Siete días duró la lucha, a tontas y a locas, a la 4ºque dios esgrande. a los siete días, sin saber qué devorar aún, se apagó sola la hoguera;revolucionaria.
Todos esperaban al jefe. y como el jefe no apareció, la revolución española fue un motín clestructor. sangriento y contraproducente. Nndre fue capaz de improvisars e. Er E, nrirlre fue capaz de orientar o encauzar. la ola revolucionaria. Ese fracaso ba rcelon és fue lo qué. hizo posible la ins talación del fascismo» de Primo de. Rivera. Qué pa86 en Hungríai ¿Qué pasó. en Austria. Qué pasó en Bulgarial Ld ¿mi5mo que pasó en ItaliaiygEs. fpaña: Ela falta de preparación porper. te del. proletariado, la incapacidad o. o. en que estaban los doctrr narros, ra cºnvertirse en pblíticds. ijt. :f. Por esta razón urta épooa de prepa ss DE UNIO DE1927 Las ensenanzas del