Archivo rebelde es
01 03 09 1927 2
01 03 09 1927 2 black white

COBOS los tribajadores hemos estado de acuerdo en qué, para poner a salvo u. restros intereses de clase laborante de las aSecl1auaas del Capitalismo, debemos estar perfectanieirte unidos y organ zados. Con este objeto se ha trabajado denodada mente, salvando todos rs innúmeros obstáculos que los eternós enemigos de los trabajadores nos interponen. y si bien es cierto, que los e:fuerzos hechos hasta hoy, no han Sido del todo es tériles, también es cierto que, no se lia conseguido la unificación íntegra y perfecta organización tan airlrclnda por todos nosotros.
La ruda ampaña emprendida por el proletariado, para conseguir este objeto ha costado muy grandes sacrificios, in calculables en heroicidad y en número; ha costado t0rrentes de sangre y, sin embargo, todo esto no ha bastado para conseguir un conjunto único de nosotros los trabajadores y mucho menos una sola y perfecta organización Hay obstáculos aún más grandes entre nosotros mismos que los que nos pone el capitalismo; hay obstáculos de un fondo más hondo que nos impide conseguir nuestro objeto, y más infranqueables hasta hoy que los de nuestro común enemigo. San nuestras propias pasio nes que nos impiden hacer esta unificación. Es la sed de dominar a los que no piensan enteramente igual a nosotros. Son losmalos conceptos que nos hemos formado de los ideales y doctrinas alas cuales cada uno de nosotros nOs hemos afiliado. Es que cada uno de nosotros ha creído encontrar la Piedra Filosofal dentro del ideal que creemos sustentar, y que en muchas ocasiones no comprendemos y con la cual creemos resolver todos nuestros problemas, sin admitir la colaboración, ejemplo ni orientación de otras doctrinas ni de otros hombres, aún cuando éstas y éstos estén en parte afines con nosotros mismos, Todo lo que no se circunscribe a la pasión nal idealismo a que nos hemos abrazado, lo declaramos nuestro más acérrimo enemigo. La salvación de toda causa la vemos única y exclusivamente en nuestro 1dealrsrbo. es natural: como todos los hombres piensan drst1nto, hay diferentes. idealismos,. y todos creemos sustentar, el mejor; pero en realidad todos vamos por distintos caminos e imposibilitándonos cada dia más y más para llegar a la meta deseada sea conseguir launificación integra de nosotros los trabajadores.
Hemos sido testigos de todo el proceso de la evolución obrera en la cual nos encontramos. Hemos contemplado nuestra propia tragedia. Es más aún: hemos participado en ella.
En esa campaña fratricida de hermanos contra hermanos. que nos tiene divididos a todos los trabajadores. También nos hemos abrazado a un ideal, y quizás absortos en él, porque lo hemos séntido de todo corazón, hemos combatido los demás, ycon éllos a los, demás trabajadores. Hemos contemplado la contien da de los trabajadores que abrazan ideas Político Socialistas. contra los trabajadores que sustentan ideas Acratas; hemos visto combatir a los trabajadores de ideales comunistas, contra los trabajadores de ideas acratas y contra los político socialistas y bisev ersa; y. el saldo de esta contienda, es la completa división de los trabajadores entre si mismos; dsvisión funesta que ha engendrado el odio entre nosotros te imposibilitado para defender.
nos de nuestro enemigo común. el Capitalismo reacciona aprovechando el momenento y acomete contra la clase proletaria y se entabla una contienda desigual, en la que los trabajadores sacamos la peor parte, debido a la falta de nuestra anhelada unificación. nosotros nos preguntamos. Cuándo será el dia en quela uniñcación de todos los trabajadores sea un hecho. Será acaso cuando todos los trabajadores estén controlados por los Político socialistas, que tanto daño han causado a los trabajadores mismos. Será cuando dominen la gran mayoría de trabajadores, las ideas acratas, cenando este dominio esté. de parte de los comunistas? En dos palabras. los trabajadores conquistarán sus aspiraciones de carácter social y común, dentro de un sindicalismo tivio y timotató, o dentro del ardieri te y radical?
Para cotites tarnos, seria preciso analizar antes, y al aiii lizar creemos caer en el mismo vicio de siempre; quizás para acumuladd. am, car,. nnasno. Es el iiian a¿i nn7 iit6t ti1nada. mente pira nuestros tiempos, hay demaciada anc iedad por. cbn egnir la Unificación completa del Gremio Cald. rero. Unicamente por su so la can a. mas no por adquirir fama y notoriedad perspnal.
La guia mayoría de calderero.
que Inch irrjjpor. atraer a sus demás compañeros, permanecen de pié lirme enel seno de la UNION IN TFRNACIONAL DECAI. DF. RE ROS,. y éllos han marcado una lu cha nrúltip léº; pero honrada, sin el deseo de hacerse notorios; pn és paderrochar dinero. y dinero no ¿hay el cainino de la notoriedad esta dongestionado; y que los caldereros sóv lo luchan pOr el perfeccionamien to y buén porvenir de la sociedad, soportando grandes sufrimientos por conquistar su aspiración. Cuando hayamos llegados la cúspide. en realidad, no podremos de.
cir que la lucha está terminada: pero quedaremos llenos de satisfac ción.
Los caldereros que viajan por el dificil camino que conduce a la verdadera Unión tiene la diferencia que existe. entre un hombre que hace dibujos sobre la arena de una playa veraniega, que no duran lo que dura un lirio, y otro que esculpe con todo su arte y ciencia una estatua sobre marmol.
La gran lucha que se hace, es para conquistar la integridad de nuestra sociedad, que una vez conseguida, seria de suma y gran im portancia para nuestro sufrido gremio. esto depende de sus hombres. Es preciso que escojan elcamino diñcil, la vía fatigosa, pero honrada, que conduzca ala socie dad a una verdadera era de Progreso y de Felicidad.
Vivimos en una época, en que los caldereros en general y muy es.
pecialniente los jóvenes, debemos luchar por la sociedad, esforzándonos por conseguir su engrandecimiento y perfección; y si acaso te némos en nuestro interior eso que se llama Ambición, que sea ésta: le de ser un digno miembro dela UNION INTERNACIONAL DE CALDEREROSR Todo consiste en el deseo y gran resistencia, sindicatos de oñcios y trda organización obrera que se de dica la lucha de clases, y una sociedad de auxiliºs mutuos.
En pocas palabras: conocemos el! objeto del sindicalismo en todas sus tendencias y manifestaciones, lo mis mo que el Mntualismo; hoy en completa decadencia Pero, a pesar de todo, en la. mayor parte deniies. tras organizaciones en las que se nra hacerse notorios, es necesario dopra la lucha sindical existe una. ramificación dedicada iñica y ex. lr debemosdecrr que, clunvamente para atender notorio lo que a mutualismo se refiere; perosi, a administrar un fondo de herencia formado en. común. para cuando un trabajadºr miembro de su organización muere, su familia. reciba alguna cantidad de dinero que le permita defenderse de la mi ceria enque queda en estos casos en que se pierde el único apo yo que tienen en la vida; y mayormenjte en este pais donde muy poco o nada se educa a la mujer para luchar sola por la vida, a menos que no sea por medios indecorosos, que es a lo que generalmente el mismo medio la empuja.
Esto último quejostiliea la creación de dichos fondos de herencia. comprueba también que no son creados por el prurito deinvolncrar una cosa cop la otra, es decir. el mutualismbj icaliamo; sino que, con el o to. e satisfacer una imperiosa necesidad creada por el mismo medio tan fatalen que vivimos.
Como todas las organizaciones similares y por las mismas causas, la Unión Internacional de Caldereros, desde hace varios años creó un sistema de Pólizas de Defunción para elobjeto ya referido, y del.
MA esfuerzo, para estar organizado; y para conseguir estores necesario sacriñcarnos en algo, y hech el esfuerzo, obtendremos la victoria bien conquistada, entonces nos corresponderá tal vez descansar, pero siempre alertas vigilando nuestros intereses de trabajadores.
Eula zo García. Calderem de los inlie res a? wan1ro)
Conocemos la inmensa diferencia.
que cante entre el objeto, para Jº gran número de. fa miiias de calde Que han sido creadas las uniones de ºf, reros muertos. hasta hoy. 91155 es tas han recibido uiia. caiitidad nosotros. defender una parte, tendriamos que atacar, con o sin razón laotra, y nuestra labor aunque aparentemente justa, dejaría la misma división que hemos venido marcando, y al no poder con testar en tan pocos renglones, nos concretamos a opininar lo siguiente: Sabemosy lo creemos de verdad, que, para conseguir nuestra deseada unificación, es indispensable que todos los tra bajadores sin distinción de credos, apor témos una gran parte de nuestra voluntad y dominemos nuestras pasiones, a fin de que nuestros odios y rencores desaparezcan, y resnrja una corriente de fraternidad que nos permita entendernos y poder trabajar deºcomún acuerdo, hasta conseguir nuestro. lin propdes toi De esta manera creernos sea fácil. formart el gran núcleo inquebrantable de trabajadores, capaz de jsólo el mejoramiento parcial de los mismos, sino la emancipa ción integra de la clase proletarra. La ¿base fundamental de nuestra unificacidn debe ser la fraternrdad y mutuo acuerdo.
nosj irutos un pesos, igual al número de me bros ride tienela Unión cantidad que han finctnado entre dos. mil y dos mil setecientos. segnn las fluctusciohes de altas y bajas de socios; y e. to ha aliviado en gran parte muchas enfermedades y muchas miserias. Pero como en todas nuestras luObas: para conqui¿tar algo hay que sacriñcar algo o al menos cumplir con algunas obligaciones, y es muy natural. para que nuestra familia tenga derecho a recibir un peso de cada socio,, al fallecer cada uno de tén emos. nosotros también, la obligación de der uu peso a cada una de las familias de nuest O compañeros ºdeiii pdiecidos, pues esto es de justicia; alno cumplir con esto que constituye, ni más ni menos, que una cuota de solidaridad tampoco tenemos derechoarecibir los frutos de esta solidaridad; y, desgraciadamente hay muchos compañeros que no han comprendido esto; pués quieren tener todos los derechos y no; quieren cumplir fielmente con sus5 ir!
obligaciones, perjudicando con es. to y de una manera ruin a sus fa miiiarés, que son los que sufren laj falta del cumplimiento de nnestrosi. deberes; y es más aún: hay compañeros que se retardan en esta; clase de cuotas, con o sin premeditación, y cuando ya están recargados con un buen número de éllas, recurren a la buena fé de sus de más compañeros que han sabidoj cumplir, y piden ser díspensadosj para no pagar sus cuotas ader rdadas. Este recurso ni1néa les ha salido fa llído hasta la fecha, por lo que yaj se está tomando como una costumbre, con perjuicio y muy grande dej cibir el completo de sus pólizas dej defunción.
Creemos nosotros, que ya que laj Póliza de Defunción pertenece aj. muchas familias que dejan de per nuestras famihas, sean estas mis mas familias, las que en la mejorj forma posible, induyan en el animoj. de nuestros compañeros morosos aj En de hacerlos cumplir con estaj cuota que para tan nobles lines sej ha creado en la Uniónr Internacional de Caldereros; pués el exactoE cumplimiento del pago de dichasj cuotas traé como consecuencia clj aumentar la cantidad que lie corres.
pende a cada una de nde. str as fami. liaseuandofallecemosi y nos traéj también el que las Pólizas sean en. tregada completas en un solo pa go no eii fracciones cóino ha te. nido sucediendo en aria ocasio nes y por otra parte el que dichas. Pólizas sean entregadas en un cor to tiempo después de acaecidas lasj defunciones; pués mientras masj tiempo transcurre, íiiné str as fami E. lies sufren mayores tormentos j miserias, y se dan casos que cuando llegan a, rr ecibirgg laº; Póliza, esé porque ya la tienen. iiu entregur integra a los agrotiste a Quienes hai; tenido que recurrrr en pos de ai Uda. fij. Psperamos ºqne tomaranºººnotn de esto nuestras familias y ¿que ayuda. ran Con n 1nilucncra para que nues: ttiis companeros atiendan eSte comprotuisb. que al. ii ii. a. llas serán tai bene5cmda.
suuto con bn