Archivo rebelde es
01 03 09 1927 1
01 03 09 1927 1 black white

. Birertnr.
Elgrem10 calderero ed general. íínerál de la Unión, Internacional de f Caldereros encaminadas a canse gui rla nn1iicacrón mtegra dé. trii,, ºba¡ador calderero, otro por cerca ¿de tres anos sé lia eistbíf asediada por.
las asechanzas y maquwélrca labor ºde algonostraba1adores sobornados. cho para demostrar con pruebas y razones convmcéotes di 5ciles y ¡hasta ¡mpombies de ontrovertir, el compañeros.
que lian. vendido se conciencia en iepn aci ón y sus principios a cam bio de, fptileé prptr jt.
los traidores del obreris, mo merr1ca no y servidores incondicionales del Capitalismo; pero en los momentos en que este vocero ela luz, nada hay que nos haga creer en un advenimiento, como todos lo esperábamos. Las pláticas efectuadas entre el compañero Manuel Macias, Presidente y Comité Gral. de la nión Internacional de Caldereros, y, los delegados separatistas afiliados a la Unión de Caldereros y aprendices Mexicanos, que pertenecen a Ia CROM, 105 cuales se encontraronrenoidoS por algnnos dias enesta Capital, no. han dado. hasta la fecha los resultados que todos los, trabajadores caldereros deseá nos.
El dia 24 del próximo pasado y con autorización de la mayor parte de las sucursales de la Unión Internacional dé Ciiidéreros, se presentó el compañero Manuel Maé ias, ante los delegados que de algunas.
partes vinieron a celebrar una pequeña Convención patiocinada por la Cro El objeto de la entrevis ta es de todos conocida; pués se trataba de entablar unas plátii:asy ver si era posible llegar a un aéi1erdó, para que la Unión de Caidereros y Aprendtces Mexicanos. t¡ ne orienta en la actualidad con poco menos de tresc¡ent ¡membros se adhiriera a aº Umón nternac10nal, de Caldere do el país y qoe asciende e ií t, citas fechas a más. de dos mi miembros. TDRRES todo. el trabajador alderero un sólo. wor¿:enl.;qn e ºei fafmsºf, dé poner a salvo sus ratereses colecti os, tan afectados por hoy como los de la grá, parte de trabajadores de MEXICO.
Nai:stro companero Macías, al ¿presentarse ante los referidos deleºgados ili amplramente documen todo y respaldado como queda di se encuentran. , cdino los perj nicios que ha y está recibiendo el gremio entero, por culpa dennos cnan tos, que quizas no ven más que su. interesºpersonal propio, sin importarles nada absolutamente los inte reses colectivos de sus compañeros; y por este motivo no fué escuchado. ni atendido como la misma decencia aconseja; sino aturdido y ataca ¡em do en medio de un marema gnnñde. patabrerias eincoherencias, que re ilejaron moy poca voluntad por parte de los delegados, para traba. jar de cómún acuerdo en pró de la causa del calder e ro.
Sin embargo. y muy a pesar. de todo. esto,. nn estro. compañero Ma. derac10ncs emstentes. y que del re cias complicado con la misión que se te ha encomendado y deseando no sentar un, prescedente de intran sigencia por su parte y por. la de sus representados, hizo una propo siciónfqneºcn térmiijnnfmás o me?
nos parecidos, pero igual en su fon do en segoida. insettamos. Que la. pactamente unidos.
Unión de Caldereos y Aprendices Mexicanos, que es la que cuenta con muy poco elemento se adhiriera a la Unión Internacional de Cal dereros, dondesn, miembros serian aceptados con todas las garantías que marcan los Estatutos Generales de la Unión y que están en tibre de 1927, gor, sin distinción alguna de sus miembros Segundo: Que pasados seis meses dela tecla. en que se e. fectuara esta fusión. se convocaria a tina Convención ¿neral de la Úiiión, y en élia se discutiria la con veníeri cia o inconvénieucia de ad lrerirno a cualquiera delasConlesoltado de esa Convénción se sabría diiinitiúamentea que lado se in clinaba el elemento calderero; pero que habria el compromiso de que. todos nos se :etanslaw a la decisión de la mayoria; puesta cualquiera parte que se fuera habia que ir com Por lo expuesto se trasluce lo sobradamente liberal de las propo ciciones hechas en representación dela Internacional de Caldere ros; pero a pesar de ello no fueron aceptadas por los compañeros separatistas, tutoreados por la Crom, Nuestro deseo al editar este periódico, es el de orientar por medio de nuestro propio esfuerzo al suirido gremio de caidereros, al cual pertenecemos.
Quizás seamos los menos o peor indicados para llevar a feliz término tan importante, cuanto de tienda empresa; pero, nosotros creemos cumplir con nuestro deber y por eso no sentimos temor alguno al. emprender el, escabroso camino en que nos encontramos Sabemos por experiencia que no es tan dificil para el hombre comprender y reconocer cuales son sus deberes, como cumplir con ellos; pero, nuestras convicciones. nuestros ardientes deseos de ver evolucionar a nuestro gremio, de verle progresar; nuestra propia copc iefnci a. ios grita que debemºs cumplir con este nuestro deber. y no medimos nuestras fuerzas cualidades ni defectos para ello. Talvez no lleguemos a hacer lo que deseamos; tal vez nunca veremos coronadºs con el éxito nuestros vehementes deseos; pero, consiga moslo o no, victoriosos o vencidos por la situacióri o por los enemigos de nuestra causa, quedaremos satisfechos por haber luchado hasta donde humanamente es posible en cumplimiento de este deber.
Deseamos tambien que por este vocero hable el elemento calderero, que sea este nuestro portaroz, qúe sea él el reflejo, mismo de nuestros sentimientos; en una palabra: que por el CALDERERO HA BLE NUESTRO ESPlRITU. que sea él el que nos ponga más en contacto y haga sentir entretodos nosotras una sola corriente de aspiraciones, de amor y de ireleroidad.
Queremos que nuestro iemio resurja, y se ponga al nivel de la mayor parte de los trabajadores del niiiiido. qtie ldcháa or girriizadatnente porla manomición de nuestra clase.
Y, para este, s. indispensable la colaboración de todos nosotros; es decir: de todo el elemento cal derero. g dsí. pné ri nuestra causa os agrada, si la creeis buena y justa hacedla vuestra, ya que de hecho. Io es, ya colaboraii coae nosotros hasta conseguir el triunfo deseado. si no os agrada, si no la creeis justa oil1a eoa; si élla no llena vuestras justas aspiraciones, aconsejadtios y nosotros seguiremos rocstro. ejemplo si él es hneiro o combatidooa hasta que el CALDERERO desaparezca, que mientras esto no ser y, creamos citar en ld jri slo, él estará de pié y firme como una roca en defensa de nuestra causa. ÍI. ng. í:Vll ACOMPANADA LA EXPRESION DE NUESTROS DESEOS, CON NUESTRO FRÁTERNAL SA LDDO , del:í EL GREMIO CALDEREO, PARA NUESTROS COMPANEROS TRABAJADORES DE TODAS. LAS REGIONES PARA LA PRENSA OBRERA DEFENSORA DEL PROLOTARIÁDO. v rnaann NUMERO y esto unido aitodo lo que hemos visto en el transcurso de los últimos tres años de tacha. nos hace supp ner y muy fundadamen te, qne hay móviles de índole mezquino por parte de algunos compañeros que vinieron como delegados y que banº sido los obs tinadcs en dividir al trabajador calderero; móviles que nosotros estamos prestas a publicar a su debido tiempo y con todo acopio de detalles, parti que el ele mento trabajador en general se de cuenta de las cansas verdaderas de la división que ha existido entre el trabajador calderero que tendrá que desaparecer, quieran o no, aquellos descarria dos compañeros que Con o sin conciencia de lo que iracen sehen distinguido muy tristemente en últimas fechas por su la bor de periidia en contra de sus propios hermanos.
Por otra parte: los compañeros separatistas no tienen ya ningún pretexto para justificar sus proce dimientos de disolución. pues todas las nimiedades, que con ante riori dad exponían como motivos de de. sagrado para éllos. han desapareci do: primero se apeleaba la dirección de la Unión y se quería que ésta permaneciera en manos del exº compañero Faz. hoy el compañero Faz ya no existe, por to que ha de jado de existir la causa que se po nia como pretexto de disgusto. Se decía también que una de las can sas de su descontento era el que la dirección de la Unión estubiera en el Consejo Directivo, formado por delegados, representantes de los distintos distritos; hoy ya no existe ei Consejo Directivo v el sistema de administración ha cambiado en su totalidad; y con esto ha terminado el otro pretexto a que se ape laba para justificar el descontento de unas minorías. Se decía tam bién. que una de las cansas de su enojo, pario quese separaban de la Unión, era la permanencia de ciertos compañeros, como directores. de la mismo. lao, esos com psñcros ya no toman ninguna participación en esos asuntos, derec sos de ver progresar a la sociedad: más si se les creia culpables o se Para. r. f5. 5r.