. vx x. u::í. 1Kru ¡vi x¡v. x7 u. i. fn. ff u. Viene de ¡a gb¡ ínzeml plarza. la igualdady la fraternidad son varias palabras: Así. pues. Por qué hemos de creer en los curas. deja de ser posible que nos engañan? Es, rnuy posible.
mejor dicho, es cierto, nos engañan. Hay cien religio.
nes, por ejemplo; luego noventa nueve deben ser.
por fnerza falsas. Buscad, si os es poéible, cuál es la. verdadera.
Pero dejemos a un lado los curas, lo que enseña la religión. La religión todas las religiones enseñan dos y discutarnos cosas.
Primeramente, la religión nos expiicade qué rinodo se lii?. el mando. quien lo creó, el tiempo que se em pleó, lo que antes habia en su lugar (el caos. y cómo del caos surgió la luz. mucho antes de que dios crease el sol y la luna y muchas otras cosas. Actualmente, la eirplicación de estas cosas pertenece a la ciencia y no. ya a la religión La ciencia nos dicé5 é ansds ciriste. no seisrnil años hace,¿cómo pretende la Biblia, sino millones de años hace. La ciencia noslra demostrado cómo la tierra giraen tor no del sol y no este en torno de la tierra, como creia. Josi:réi La ciencia. no explica en qué consiste y de dónde deriva la vida, tanto la de las plantas. como la ¿nidae los animales¡ y la del hombre; como asimismo en. ii irzrud de que el hombre y los demás animales pueden moverse, y las plantas sentir y ¡crecer, sin que para explicárnoslo tenganios que recurrir a la. suposición de un alma, que. según la Igiesia. seria diversa para el hombre y para los animales, y según enseñó en una época; solamente tenianla los. bl aneos y no lo e gros esclavos, y cuya alma eritraen el cuerpo del hombre siete dias después de su nacimiento que en la mnjer. Todas esas tonterias las ha enseñarlo la Iglesia, y la ciencia se rie déellas. sta última dice a. la reli. gión y a los sacerdotes. To as esas cosas: que solo yo.
puedo explicarles. vosotros sois incompetentes para juzgarlas. Vuestro Dios es una palabra que. no dice ica, porque vosotros no sabéis cómo nada y que no se expl. si es una persona o una coestá hecho, ni quién lo hizo, 11 sa. cuando decis Dios, no, sabéis vosotros mismos lo que.
y decis. La segunda parte de las doctrinas de la Iglesia, refie rence a las reliciones entre los hombres. La Igiési a dice que los¿. liombres deben ser buenos, hu mano: y car.
yan a confesarse y obtengan la,:ab olución o, simplemente. que se ajrrebientan en lauhor. a dela muerte. Todo. lo más. que puede sircederles es que vayan al infierno, después de mue rtós. Nosotros no queremos quetnadie vaya al infierno, ya fin de que los ricos no vayan: queremos quitºrles la tenta. ción procedente de las riquezas que poseen. inipedirles que puedan robar todos. los dias. Cuando la sociedad. esté b:en constituida y todos lo5 hombres puedan itrabajariy vi jir bien istan patrones ni millónarios, entonces les bornbres. y no en.
nos eirán al paraíso si lo hubiere, cosa que rindaserán bue mos muchisimo.
En fin de cuentas. cuando muertos: para el presente. absolutainente nada. La Iglesia fin ge deplorar las injusticias del mundo y los abusos tine losricos bom eten en perjuicio de los pobres; pero. DT. misión. permanec er esclávós. La misnia 1glesia es rica: el papa1, ºlos cardenales, los canónig osjr muchísimos sacerdotes f0d0icongl del obrero.
itativos; pero;gi. talesno sod. ºbasta of ¡1 que va. es estr nei1do. y aparatosida La fecha se e la Iglesia hace, corno los politicos; muchas y muy buenas promesas para. el porvenir, para. cu lca ala propio tiempo a e. tos últinioslauresignación, la su. vi iie lle va ndo nf ¡vida queno se puede paran. En mi1cbos paises el. Estado Subvenciona ala Iglesia; Loscardenalesy otros prelados. eStáu nombrados con la a probación del gobierno y éste. es :oge a. a quellos que. le pla. cen. Los curas. pueden5er y rrinchos lo son. propietarios y capitali5tas; algunos cobran ping ires rentas; otr05 tienen a sas y buena ¡parte tienen en aceiones de compañías y bancos. Para ser cura se necesita una cierta instrucción y dinero. Los hijos de los obreros no. pi1eden ser nunca curas por esta carericia de dinero y: cuando por casualidad llegan a serlo. permanecen todalsu vida en lo más bajó de la esca la sacerdotal. Los hermanos. los padres deloscuras, están en el seno de la. burguesía. Otros se sirven de su ministerio para entrar en las familias. ganarse la confianza de las rnujeres y a veces rapiñar una herencia.
No hay nada. eor ue ir a confiar los secretos de una familia, las cosas más íntimas; más delicadas, a un hombre como el cura. La confesión es una invención infernal. para qué sirve ir a oir una misa. dicha siempre en.
la niisrna lengua,. fque nadie entierijde y siempre ia misma todos los domingos, todóslos años y itodo la vida? Es una costumbre tonta que embrutece. cotno enibrutece el canto rreo de los rezos, siempre los mismºs, aprendidos de memoria y que se adaptan a todas las personas y a todos los casos. Sobretodo, para los niños, la costumbre es muy nociva y deqpésimos efectós sobre su inteligencia y su carácter. Obreros! Libertaos :de todas las superticiones; pensad con vuestro propio cerebro; no rébonoscáis Dios ni amos y sólo entonces podréis ser libres e iguales. Anroi:ró. Toaans. LIMPQ3TANrE Para pedidos de ¡z ór os; diríiare. Faladeiº rrcsu ws. Ax. íwzeida a ierre. plana. tares, fechas. fiestas y plazas. también las tuvieron los he thf05 de 0170. que en Vida no realiaa ron más obras ¡que las de engañar. y eirplotar º. Los hombresr en vida; fueron sencillos. sinceros; calla dos, trabajadores. puirdonorosos y; honrados con aquella honradez que se distingúe. dela del burro en que no lare ciben praginática. Los hombres no gustaron de pompas y vanidades; de boatos ni campanas. letsalvas ni. paradas, y al morir muriefonsilenciosamente. cual cumplía a quienes? deiaba de ser satisfechos de haber sido.
Lt dioses ni sigur ra mueren y si algunolo hace, todosculrie, a tierra. y el cielo se juntanesti ipitosamente: el duelo es oblírratdrio; la tristezaes obligatoria. el órgano de las iglesias gime. los cantos fúnebres bbruman yiespantan. al pensar enla itida yºenlln muerte de los dioses y de los semidioses, todº córiiediantes. pensainos en Musso. lini. en Anunzio y en henio;. y. al pensar en la rida ir en lar muerte de los hombres, todos pobres y humildes. peosal.
mos en Tol. toy, en Reclús. Kropo tkine¿ fºmnertos. secillaniente, cuyos nombres nó e 5tári eSCritos más que en sus li.
bros; en el Indice del.
policia yen los a rcliiirosldérantecedenteá. penales. Pero. díá vendta coque los ¿hombres resucitar an Íp ai a. siempre y en que los dioses y serrjiclioses morirán. también para. sier npre. por lrabe sentido la. dignidad¡de Vivir sin, idólatr as y. sin perpetuarº la idolataíá. fFEDI ílill20 Uniu¿ng Apartado110561Néx: D: ie. e. acto ole gio, en los registros. de la e :2Za w»