Archivo rebelde es
03 28 10 1926 3
03 28 10 1926 3 black white

.
cia de cualqu1er magnate Es con frecuencra ventrudo yde cuello toroso La bolganza lo engorda.
Por medio de la cofesron conoce las flaqueaas de todos sus feligreses y los mane3a como el trt1r rtero deseo de sus ovejas son los hilos que de sirven para obli¿ig. 4j. a. ses, y asi bbtiene dádivas y legados e hincha de oro sus gabeta5. Después que ba selebrado el dwz rro sacrzfzcza de la rrzzsa, sotbe tranquilo su para de cboColáte a ;x. a no. sus ¡z z¡as de confesz ón. con el 3eréz, que continuó siendo vino, a pe 5ar de la fórmula que. puso para convertirlo en sangre. En el púlpito es pico de oro, ensalza la castidad como la virtud preciáda por eXelen cia, y tru ena conlante de los lasc1vos la imagen pavorosa de las llamas del infierno. Entre sus oyentes hay, pór lo menos media docena. de ¡zz¡as de confeszóu, que se ríen.
interiormente de las lugubres sentencias del sotanudo, porque saben a qué atenerse.
me histríón que obedeciendo a la ley en virtud de la cual los individuos se deben reproducir paraa la conservación de la especie. tiene su serrallb. y le deberes de la paternidad, y por eso ns los educa, corno. que para ellos, ni la desgraciada que brilló en sus brazos, le merece las cbndiciones de c0mpáñerá. El oficio para ellos se reduce a lucro vergonzoso que con escaptrlaribs, responses y novena, obtienen. Tal es el sacerdote como hombre, digo mal, como bestia. Como miembro de una casta, de la casta. sacerdode todo progreso social, el que procura mantener a º, dor. el dispensador de todas las gracias el domina. lo. ddr absoluto. es. La Casta sacerdotal regularmente vive en cóntu Ạbernib vergonzoso con. los hombres del poder; así 1;º ella maneja las concreumasy ellos oon. a fueras. 34. 1. al rebelde pueblo. Ellos d1cen de rodillas todos. lDio lb mandtsl la espada e;ecutara nuestro man. a dato! Nosotros dec1mos ¡arriba todos, la revold c10n Idº est de p1el ella vencera al fanatrsmo. Aº Zenbelth. garlas a que se muevan en el sentido de sus mtere. compañado de los dulzones bizcoclios que le regalan: Devorá cbn apetito. Cómo que lo ha estimulado tra la lujuria en frases 1racundas, poniendo por de. h! y hay gentes que besan la ameno a este infa nacen hijos de los cárteles no cuida, eludiendo los.
tal, es otra cosa. es el 1ntrrgante, el obstruccionista. la humanidad en el último peldaño de la degrada o crón y de la ignorancia para ser srempre el explotatodas las callés y todas las plazas. Los hombres mueren per:. egmdos en el destierro en.
el presidio o en ¿la horca. Los dioses fueron casi todos comedrantes Por eso losa.
pueblos caminan tras ellos. Los hombres fueron todos srnceros dijeron al pueblo la verdad sobre su. propia emstencxa y el pueblo los CIUC¡ñ. cd y los crucifica aún Jesús, hombre fué condenado a muerte como enemigo de ºj la ley y de la socied ad. Tres días estuvo su Cuerpo cºlgado. Í, de la cruz, en sitio tan visible y frecuentado para que el ea. minante y el ciudadano tomaran del caso ejemplo y temof. jesús Dios subió al cielo rodeado de angeles, céfi rósíºsº y flores, Jesús, Dios, fué hijo de Otros dioses creadds a su. vez, por seres semidíoses que aspiraban a quitarse el semi. y esús, hombre, fué hijo de María, pobre madre que Sufrió.
los dolores que antes y después que ella sufrieron las nía dres que gozaron la dicha y sintieron la pena de parir lio n:rbres.
pobre, y el que peor, desc ártizado; y pobres ydescuartr dos, todos sufrieron penas sin cuento. En cambio, los dioses y los semidioses todos comedran. tes, que supieron engañar y adular a la gente, tuvieron al Pasa a la maría plana ecc10nu me de la segunda plana. Más pelo y vello tiene el gran cuerpo Pierre en. otros lugares. Toda la vegetación, cop sus bosques y selvas, a vecesír npenetrables los gigantescos árboles del Africa y América, bien pueden tomarse por lo luenga barba y crecí dos mosta¿:hos del planeta Ahi vemos su vient e en la zona tórrida Ahí tenemos sus entrañas en las misteriosas profundidades donde se rea lizan los fenómenos sísmréos. Los terremotos son los esca lofríos del planeta y la abertura del cráter, con la erupción volcánica, el respiradero de sus gases comprimidos. Sudof de nuestro gigante es la lluvia QUe nos moja.
su há1ito. la atmósfera donde vivimos, y temerosa vez, su, retunibante trueno.
Podemos saber que, hno del sol o pedazo desprendido. de éste, pasó por tres estados, que duraron y durarán millo nes de siglos: el gaseo o el líquido y el Sólido.
Sabemos que tiene cubierta lá súperfidie por las aguas.
en tres partes, y el resto sólido por los tres reinos: mineral. vejetal y animal. Sabemos que esta superficie o piel de la tierra cuaddo er a. nas elái tica y débil, se midió muchas eces y aún lo. verrfrca enterrando grandes masas de árboles y plantas. que ahora son bulla, ignitof y antracitas o carbón de pre ¿dre o rigeu también de los ríos de petróleo. estudiando el reinº animal o zoológico aprendemos? º ºque, reun1endo Cuatro quintas partes de él, los iu secto es. ;ígfltos son los que aumentan el tamañp de su costra: pues los ºforammrferos seres mmroscoorcos habitantes de los mares. realizau construccrones de coral tan mmeusas Que a trecesfºj. forman islas de domentas leguas osaº Loens MONTENEGRO dos con todas las preemmenc1as ¿y los dones d1vmos ylhu. marias. Sus nombres pa an a jºr la Historia a los santorales alos templos o alas estrellas después de haber recorr1do. Recordad los hombres que llevaron cuantos hrqreron algo por elmundo a pesar del mundo. El que mejor. murió ¿Tendrá inteligencia, tendrá afectos el astro. Qué sa. bemos. El para, ito helmínto y el insecto alado, que cbt1pari nuestra sangre, tampoco nos comprenden, y. no otros a ellos. punto menos. que extraño fuera entonces constituyese el planeta Tierra un ser no entendido por el hombre. De lo que sí podemos apercibirnos, es de alguna parte. de su estrubtura. o como si duéramos de su organización.