Archivo rebelde es
02 24 10 1915 03
02 24 10 1915 03 black white

CARTA DE UN ESCRITORSCCIAL STA Consecuentes con nuestro programa de no permanecer impasibles ante la gran tragedia europe a, publicaremos en esta sección las opiniones y comentarios de todos lo: que deseen cxponerlos. siem. pro que se guarde la debida cortesía para lbs que se considcren adversarios. Es cierto que el que escribe estas líneas es un belga, un belga que ama a su (patria chica. pero también, sobre todo y a pesar de todo, es un europeo, enamorado dela justicia social; profundamente penetrado de la convicción de que los pueblos no existen para perseguir se y aniquilarse mutuamente, sino, al contrario, para ayudarse los unos alos otros.
Sin duda, hace falta una fe robusta para hablar en la hora actual de fraternidad entre los pueblos. Todo aduello que creímos ganado, conquistado, vuelve a ser disputable, contencioso. conste que no hablo delos compromisos solemnemente contraídos en los Tratados, ni respecto de las convenciones internacionales, Cuyas decisiones no sirven amenudo sino para encubrir las impotencias o las ambiciones. Me refiero a esos retornos de la barbarie antigua, con tra los que nos creíamos armados con grandes y poderosas fuerzas de acercamiento internacional: la cien cia, la comunidad de tradiciones religiosas, la organización de los trabajadoresTodo ha fallado: la Ciencia se ha convertido en pr0veedora de la Muerte; las iglesias no han podido impedir nada, y, por el contrario, lo han aprobado todo. El proletario, dividido contra si mismo, apenas comienza de nuevo¡a tener consciencia.
En esta crisis horrorosa el mun do no hace más que preguntarse si la Libertad y la Democracia podrán resistir victoriosamente a las fuerzas destruct0ras que las ame nazan. pesar de todo, te ngo conñanº za, tengo fe en nuestra voluntad de vencer, fe en: la justicia de nues tra causa. He vuelto a ieleer estos últimos días, eln el Templo Sepultado de Maurice Maeteírlinck, el capítulo de; la e usíirín. El autor se ha es ducirlas para siempre a la incapa Hotel Strand. Londrese. forzado a demostramos, trayendo a colación los más ilustres ejemplos, que ninguno de los grandes crimenes de la História quedan im.
puncs y esto sin contar para nada la sanción proterrestre. que dichos crimenes son al mismo tiempo faltas, faltas que provocan la in dignación del mundo entero contra sus autores, y que de este hecho mismo resulta la preparación o la consumación del castigo que mere cen.
Crímenes de tal linaje, ha cometido tres en un año la imperialAlemania, entre otros muchos, la vio lación de la neutralidad belga, de la que ella misma se constituyó garante; la imposición de los peores suplicios de un pueblo, culpable únicamente de haber sido leal; el naufragio homicida del ¿Milenio. Pues bien, el castigo de estas tres hazañas trágicas está ya en plena gestación.
El Lurr íam a a pique ha coniurado a la América entera contra los asesinos. Louvain, incendiado; Termonde, destruid0;Aerschot y Dinan. saquead os, han provocado la indignación de la conciencia universal contra la furia prusiana.
La Bélgica violada es la Ingla terra erguida, es Italia, al princi pio neutra y luego hostil; es la coalición de todos los pueblos libres contra esta triple alianza siniestra que se llama Mahomet V, Francis co José, Guillermo II. Mahomet V, el ultimo de los sultanes, el Epigonio degenerado de los grandes masacradores, que no ha guardado del absolutismo más que una in mensa corrupción sin prestigio; Francisco José, cuyo reinado aca ha en la sangre, como comenzó en 1849, cuando se abrevaba en la de los húngaros e italianos, contra los que envió a Haynan, el azotador dmfmujeres. a Radetzky el ahorcador; Guillermo II, amigo del Pa pa, protector del Islam, el pietista enguaritado de hierro que, d68plíé8 de haber nacionalizado, confiscado, monopólizado a Dios, le ofrece en holocahsto las mujeres y los niños de Bélgica martirizada.
Es bien cierto que para vencer todas estas potencias del mal y recidad de dañar, será menester aún de grandes, sangrientos y dolororoses esfuerzos. Entre mis corppatriotas exilados, o sometidos a la ocupación alemana, cuántos no habrá que se interroguen con la angustia consiguiente. hasta cuándo esta guerra va a durar, con su abra cadabrante rtejo de duelos, miserias y atrocidades sin nombre. esos les responderé la sola cosa que puede responderse, lo mismo que Abraham Lincoln respondió a los que le planteaban idéntica cues tión. Vosotros me pregúntáis cuánto. tiempo todavía durará esta guerra. Ella se prolongará hasta que nues tra misión se cumpla; hasta que nu estra justa causa triunfe. puesto que es necesario que aque ellos que sacrificaron la vida por sella no la hayan sacrificado en va no, y puesto que también es nece sario que el gobierno de los pue blos, por los pueblos y para los pueblos conociste la seguridad de ino ser jamás conculcado sobre la tierralº Es por una causa semejante que nosotros luchamos actualmente y en esta lucha no hay nadie que pue da o deba eximirse de tomar parte.
Aquellos pueblos del otro lado del océano que no están directamente comprometidos en este combate gigantesco por la libertad de las naciones, podrían, sin embargo, ejercer una. acción indirecta, pero al mismo tiempo poderosa, concurrien. do a socorrer a nuestros soldados, a nuestros heridos.
Yo he sido enviado a Inglaterra para reclamar a los ingleses su ayuda generosa en favor de esos pobres soldados. de ese nuestro heróico ejército que ya no tiene detrás de él una madre patria. Hace diez meses que los donativos añuyen, per mitiéndonos proporcionar a nues tros hombres algunos dulzores y comodidades: vestidos, tabaco, cosas supérfluas; en una palabra, cosas que no son necesarias y que, sin embargo, son a veces más necesa rias que la necesidad misma.
Acaso entre aquellos que me lean habrá algunos en quienes encuentre eco este llamamiento. a esos les agradezco anticipadamente todo lo que envién a los soldados de la Bál gica crucificada desde más allá de los mares, como testimonia de sim pática solidaridad, EMILIO Vannsavsrns.
Nora. Enviar los donativos a sE. Vandervelde, Ministre Etat,