Archivo rebelde es
02 24 10 1915 02
02 24 10 1915 02 black white

Es de lamentar que entre losdespreocupados, los que hicieron trizas los viejos moldes delas religiones, los que se jactan de haberse compretamente despojado de todo misticis mo y de toda creencia, para no aceptar ya otras afirmaciones que las de la ciencia, fdebidamehte comprobadas; es de lamentar, repito. que los sin religión, los ateos, los materialistas, no. ha yan todavía podido desembarazarse pór completo de cierta fraseología mistica y basta de un espíritu de religiosidad que les hace habla dela (sagrada causaº. los santos ideales del pueblo. etc. etc.
Muchas veces, los que acaban de negar el fantasma llamado Dios. rios hablan de otra deidad: ºla me: dre Naturaleza. uestra madre, la Tierra. En qué la Tierra es nuestra madre. Qué debemos a la Naturaloza? ésta debemos todas nuestras necesidades; a aquélla no le debeº mos nada, porque nada nos da. La tcmadre Tierra» es una madrastra que no alimenta, ni viste, ni alberga a sus hijos. La (madre Naturaleza. nos echa al mundo, en la vida, desnudos, débiles, sin defensa aléuna. Nues tra primera impresión al nacer es el dolor, el frio. Apenas nacidos, nuestro organismo principia a destruirse, porque nuestra primera función es la respiración, y respirar es consumirse, quemaric, como se consume y se quema el carbón.
Para compensar las pérdidas pro decidas en nuestro organismo por esa consuncióri, necesitamos ali mentos;pára defendernos contra el frío, necesitamos abrigos, rºpa, ya que nacimos desnudos, sin pluma, sin pelo; y, a medida que nos desarrollamos, que avanzamos en edad, nuestras necesidades, materiales o creadas, aumentan iecen, se mul tiplican. para satisfacer nuestras nece sidades múltiples. qué nos da la Tierra? Repito que nada. Todo se lo tenemos que arrancar. los, yegetales, los minerales, y lu, char constantemente contra los animales.
En el reino vegetal, la Tierra, inculta, dejada en su estado natuº ral, no daria bastante para alimen tar ni. la tercera parte de sus actua les moradores, y las frutas, yfvege tales que nos daría serían de pési ma calidad. Para que haya para todos ha sido, es y, será siempre menester que el hombre cultivo la tierra, que la ras gue, la fecundice y que mejore por el cultivo la calidad de frutas y le. gumbres.
Además, tiene que buscar un au mento de alimentos en las otras ra zas animales, Que viven a raíz del ¿suelo, en los aires en las aguas.
Tiene que Caz arlos, captura; os, domesticarlos, mejorarlos.
Para vestirse, hombre necesita de los despojos de los animales, de las plantas textiles; tiene que cons truír telares, fabricar hilados, te las. etc.
Para abrigarse. o varse cue vasysótanos, o biericons.
truirse ediñcios, loq ue repres enta tald, de árboles, extracción de piedras, minerales, etc.
Todo lo hemos. dearrancar a la tiene due ca. T1erra, todo lo debemos conquistar, y los esfuerzos, las penas, las fatij gas que representan esta ldéba, Se llaman Iraóojb.
El trabajo, el esfuerzo humano es la fuente de todo; de ahi que el pro ¿notar. el irabajaa ar es el sér más útil, el único ser util, en las sociedades humanas. Pero no todos los trabajos ejecu¿
tado pot el hombre son trabajos útiles, indispensables. Muchos gas tos hacemos que no sirven para ga rantizar nuestro bienestar material para alimentarnos, ve5tirnos, a abri garnos. Muchos gestos hacemos que rio sirven sino para consagrar nuestra esclavitud, para satisfacer necesidades creadas y, dañinas, co. mo nuestros vicios, nuestra. vani g, dad. etc. etc. Trabajamos muchas veces para traguar cadenas yarmas con que se nos tiene en la depeedencia, y son nuestros gestos inútiles, nocivos, que nos proponemos estudiar en la serie de artículos que: ptineipiamos hoy.
So uvaarsa. MQ Los cºmpañeros de las Soi:iedades Unidas de Dependientes de Res. taurant. Cecineros y similares han. obtenido un señalado triunfe, con motivo del borcot aplicado a una casa cuyo propietario, se negó a, cumplir el convenio celebrado entre. que fueron tratados al quitarseles obreros y patrones, condo final de la huelga declarada por aquéllos hace algún tiempo.
Para el efecto, se valid de mesa ¿iros que hab ran roto la huelga, manifestó no necesitar obreros agremiedos; pero los compañeros de las Sociedades Unidas. convencidos dela justicia que entraña la cláu sula que se refiere al reconocimien to de la personalidad secial delas agrupaéiones 37 perfectamente cons cientes de la fuerza inconttastable que representan los trabajadores organizados, decidieron hacerse respetar, y votaron el boicot, obte. niendo que el explotador Prendés cerrara el mismo d1asu restaurant. Quién tiene la. fe erza. La mayoría que produce trabajando. y ons ime una parte intima; relativamente, ola minoría que consume gran parte. de lo que no es capaz de producrr? señoritas; dil i ;S iái.
con motivo de intentar mejorar en sueldo y condiciones de trabajo, fueron despedidos de Las Fabri cas Universales varios compañe ros, entre los que están algunas Debemos hacer constar aquí el despotismo y la seña con el trabajo por el gerente de dicha casa. la fecha, está plenamente son ludionado el conflicto, en favor de los trabajadores, pues los bergue ses les pagarán tres meses de sueldo a veintidós empleados, que son los que quedaron sin trabajo.
Esto demostrará a los productoº res la necesidad de estar unidºs. para deºfenderse delas agresiones?
constantes del capitalismo. yíí. no; debe desanimarlos que algunos individuos vayan servilrnente ai arrastrarse a los pies de los explo é tadores, sino, por el. contrarre, í, deben convencerse de lo, urgente. que es bacer conecrenc1a de clase requieran.