Archivo rebelde es
01 14 10 1915 03
01 14 10 1915 03 black white

la easiidad de un eun ueo o. i1drad de un imbécil. Siempre he creído que la fe humana, quiero decir, la fe de un l)omb)e que sea ¡hombre, se aºlimentu, de dudas y basta de desespe. ciones Es la fe ¿del apóstol Pedro ii. en el haz de laºs aguas. uege ndo t1es reses. su Maeslº1 o; es la fe de san dándose. euen ia de la locur: de su señor. La otra fe, la del carbonero troglodiiíeo, no es te humana. Ni lº:rmpom sobrehunrana. Es, dígase lo que se quiera de ºla obra de ºla grº ria divina, te nfrarhumana.
Le iiamo. idl ºb011 0 por aquello de lla fe del carbonero o implícita, del que, al preguntarle qué creía, contestaba Que lo que cree. enseno la Santa Madre Iglesia; y al preguni:ml e por. lo que ésta enseña. y se, decía que lo mismo que el y de. no salia. le ¡llamo tro. glodi tieo porque un omifero así. me atrevo. deci hombre. es eaverna)ººio como el Oso paleoni))l. eo; por el no ha pasado la. istt)ri. un pueblo entero de carbo neros )rogloditieos de estos? Hay quien lo admi dice que eso es un e;)ueb lo con disciplina. eon patrio)is. o. con te en si1dest ino. ron voluntad de dominio! Glaro que quien asi admira aun pueblo tal, o es también un eatrbonero tro gl odºírtieo. lo que es peor, un ¡edo. ldo vividor. sadueeo. quien le ºo. viene que sean carboneros tr0 gl:)d)i. º0 aquellos. quienes explota le. anit iienen. eblol)a f)qu1enl¿ verdad oti. desi. erd. que no sdl onodiscute sus autoridades, sino qmg las. lf08. pies juntillos; un. r1)ue, blo que no duda de la previsión de sus duertoree eso no es. que un pueblo. rhosde los1nd1v1duos que io trom. rnº)r)o aunque in. )onen em eruwemtes. un o cual. seiplinaífeenuºa de los conocinen ser una autoridad e. qmmiea en home e de las Cavernas. La infantilidad se aúna muy ¡bien con la sutileza teóriea.
Buekle p1openºdía. fha cer est ri el progreso en el desarrollo del escepticismo. La marea de la verdade1a su per1or: dad es )i1 ¡tual esºpiritú:)l más bien que mental cón sistí. para él en saber dudar. Pero es menester ponerse de acuerdo. este 1ºesperto. ljoiºquelha3 ñlósofos que se prop onen dud:)r de todo, ser unos escepticos o pirrónieos protie sionaies, estableten la duda metó »d ié. sistemátie. 3º, sin embargo. en. e:)lidad no dudan sino por método, o como si dij éramos por bi º1)ótesis. 1n. bien por déber profesi onal. Sospet. ºl10. gr. que si Manuel Kant, el eatedr ático de Koeniº gsberg, maestro en escepticismo, viviera hoy, se tragaría todas las ruedas de molino ¿ton que le haria eomu1gwº. el gobierno de su patria, y no se permitiría dudar. de la verdad de los boletines oficiales. Lo que qu iere decir que su escepticismo era un escepticismo sistemático o imetodológieo, trascendente 3) iii 0sófieo. Un buen kantia no de su tierra ¡hoy duda rá de la realidad del mundo exterior ode su propia conciendia, pero más del parte que le diga. que han copado. tres millones de rusos. de llas alegaciones contra la perti¿di. inglesa. es que el kan tia1ío este, con todo su talento profesio))fazl quiero recon océrselo. uy grande es un ¡carbonero troglodítiro, 0, si se quiere, un niño gran de. La ¡historia ha pasado por su sabe. Xero nadamas que por ¡su eabeza. si del orden de pasamos al de la valentía. ampon me con. Vence intrepidez ciega. bárba ra dedos dmmpl1nados rarb oneros tnoglodítieos qt)e van. ll:)º muerte cantando. sm temblor aiguno.
Que. i)able. del heroísmo ue. tiembla, ni. ai vacila. si se arredra )mt e el peligro de. muerte o de: algo peor acaso. Eso no es heroemo. siera porn CARBONEROS TROGLODITICOS. No ogro 1ésohermo. conceder e. léudo mirn1tes1mal en psicologia valor n)orad alguno ni a una fe que en¡m11mentalen asiriología. en no duda ni ºa una rá)lentía quemo exégesis bíblica, y tener un alma. tiembla Me parecen algo asi oox))o de niño o de hombre prehistórico Joaquín Costa apostrofó recia1neirte. sus compatriotas. aman dolo Cobardes, y el apóstr0fe ha sido. epetido. Es,. decir, él mismo )lo repitió, pues no fué el primero. Pero les llamó cobardes, aun al go ¡peor aún, porque no sabían re belarse contra quien ies desgober naba. esto si que es cobardía.
Yo estimaría que un ta ballo em pesaba. ser un ser rarionaºly su valoiº, por lo tanto, un verdadero vallor, un valor racional, humano, cuando anºte el empeño de su gi nete de hacerle saltar un precipicio sin necesidad alguna, y por. jaetan cia, le echase al ginete. tie nº. pero que obedeciendo. es.
puela se arroje. la si)na. me parece que es valor ni rosa que lo parezca. Tanto vale hablar del VtL tor de los mim as. los. er:)gm:)s que. rometen en el coso. No, la im:petuosi»dad del toro de lidia no es. alor Será br: vez. si se quiere, pero no valor un hombre que tuviese el género de bra) eza del toro de iidia, un furor taurino así, no pasaría de ser otro noble bruto. Si es que en los brutos cabe nobleza. No, donde no hay duda y temor :y vacilaeidn y arrenpen2ti. ºieníto :l: asta desesperación, no ¿hay ver dadera nacionalidad, y donde no hay verda dera nacionalidad no hay ni te ni valentía. El que sin una duda, sin una zozobra, confiado en los que le mandan. en la justicia. del rmº. nlato, aran za ai peligro de muerte como quien a, una desta, quien así se sacriñca.
at;:1so hasta alegremente, ese no es un l) bre. Ese es un pre bom bue, un mamífero vertical eaverí nario, aunque haya descubierto un nuevo com puesto qui nriizo orgáni co o haya resue lto ecuaciones de enésimo grado. dest r1f1 1doms cripeiones etrusras.
Si existe. puebl o asi en la re. lid:)d. no tan sólo en la i:magi nación de nuestros carboneros troglmiítieos y de llos Sad1meos diaºbólicos que los fomentan, no quiazul. del. d0 tener que vivir en semejante pueblo.
Acabaría po. sme1darme de abu (Concluw. la. vuelta)