Archivo rebelde es
05 16 03 1918 2
05 16 03 1918 2 black white

PÁGINA nos.
Periódico Libertariod»
ropuganda y Doctrina saunasa naaa. ticinas: 5a. Magnetizi 127. llep. 36.
Editºr: ha creadohombres para que. Grupo REBELDIA. se queden con todo. La tierra nin serca. a. debería cultivarse sm que el. La tasa del Obrero. Euoenro La Gusana. Jl1asde 600 0b1er ¡s sm quetraba1a explotado y. MIZHKÍI LÍ otro se comiera sus frutos.
Aparecerá los Sábados.
PRECIO: TI: ES CFIN PA VOS.
para el público.
Subscripción por Uorreu. Serie de 30 Números. UN PESO. Para los Estados, el preciuuuc le fijen los Agentes. Protección BANDER noia.
En la ciudad de. rorreón se encuentran en la más completa ruiseria más de. 00 obreros, que, gina, dos por engancluulort accrptaron ir a trabajar a Estados Unidos y al llegar a la frontera no se les permi i¿ffNuesf¡ als Dóstríñas frná. rtió ¡mar al fladp americano, por lo han Sido Puestas en Práctica, pero Desde hoy, lo serány ay delos. Capit alistas. La plutocracia yanqui, so.
berbia, inmoral, más inmoral puesto que pretende traficar con la sangre de los proleta ríos, en defensa de sus intere ses, acumulados por la extorsión y la especulación desen que el Gral. Iilurgiiía poisu nan mi mann tn acordó facilitarles el regreso inmediato hasta Torreón, en donde esperan estos infelices camaradas hasta que el Gral. Quiroga corra los rnanrrns y reeiba órdenes del Cea.
der pases a todos los trabajadores y regresen a sus hogares.
Es extraño que de este enganche no haya tenido conocimiento el Estado para garantizar el contrato y poder exigir a los errganchadores el cun ipliinienth debido. Coahuila.
Guadalajara, lal Los camaradas de la Perla de Occidente, cuna de. premios hombres La tierra debe pertenecer a los obreros, lo mismo que a los demás. La. naturaleza no El obrero habita en casa pequeña. y obscura, come poco mal y no va en coche como (le vnler,. ruelreu por sus fueros. burgués. Si el obrero qui. de viejos. jr entusrastas luchadores, y han prin cipiado a publicar Felicitamos a los tral. rajadores de ese centro por tal acontecimir rirto, siera, todo sería suyo: si no. Kultnción Obrera n lt la que se C, llen n ilos Obárleroiy. cºn (º. aszi del Obrero tl¿e ºiii¡iitillzi región. ig;3imjg;fb 1211ij 615: S¡ei? son más, pr0nto. o. mejor dir dicho, en seguida obtendria que revela voluntad yiirmeza en las su desde.
convicciones adquiridas Los camaradas que quieran dicha publicación, pueden dirigirse a Bandera Roja para adi1uirirla, en la ciudad de Mé:tieo, y a eeepcriódieo, a la ciudad de Guzulalajirr. Gram e Estos niños de años, en esa cándida explosrón del jlll cio, demuestran que pudieranser maestros de muchos caducos economistas que inspiran su entendimiento en el respeto de lo existente sólo. por ser lo, sin coriciderar si en la ra zón y en la justicia tienen derecho a ser. los Obreros de Rio. iren ada, ante la iril conducNifia de 11 años. ta observada porThomas Nos llegan noticias (la este Esta Llegara di. que 393 mas Por lo pronto, camaradas. hagan lo posible por engañar el hambre y Moonley, ardiente partidario de que vayan al campo de ba talla los que provocan los. coridittos entre pueblos hermanos, o los que pretendan obtener algún provecho de esa matanza de inocentes tra bajadores, ajenos por completo a la finalidad que se persigue en la carnicería espantosa que asuela a Europa, pide la horca para él, por el hecho de haber protestado en forma violenta, por el reclutamiento efectuado a viva fuerza, y sin miramientos de ningun género, en el país que. se llama grande y buen murga de los pueblos pobres, que pregona por beca de; hipócritas, su gran amor a los principios y derechos de tercero, pero que ello no deja de ser simple fór mula, puesto que en práctica, pis0tea todo lo grande y noble y de hecho y derecho, es un falso profeta, puesto que reniega del credo que predica Los camaradas norte americanos, han efectuado juntas monstruos, para deliberar acerca de la condi1éta qúe deben observar, si llega la plu tocracizi yanqui el Gobierno a asesinar a Moonley.
man, en un discurso, dijo: Estamos dispuestos a ir hasta la revolución, porque la fuerza será la única que nos podrá salvar, de las opresio nes dedos que están arriba El camarada Kranx Á, Eheri u rer si quiere aguardarse a que se corran ra. taurus y acuerden algo los que diariamente ermien en mesas espléndidas y llenas de abundantes manjares.
Aguascalientes Meis de Tres Mil Obreros sm Trabajo La Fundición Central Mexicana suspendió sus trabajos, quedando por este más de mi obreros sin trabaja. Los burgueses, dueños de esta fundición alegan rerse obligados a esta (letsrrrrirrach por las contribuciones crecidas que les ha impuesto el Gobierno.
También fueron suspendidos los obreros de la Casa Redonda. por no tener ya coinbustllilc.
Por lo que más de tres mil, obre ros han. quedado sin trabajo, esperando que el Gobierno deje su inercra y proceda enérgicamente human. de justicia a los Obreros solrwionan, de este conflicto. y terminó su discurso con estas palabras: Nuestras docideas no han sido puestas en. práctica pero desde hoy lo se rán, y ¡ay de los capitalistas. GRUPO. r) Lro ai nacroannº. Acabamos de recibir de ese gru. po editor los toiletos srgurentbs. La Peste Religiosa, Virtud o Crunen drama de 1ntenso mterés,. aníiesto ala Mujer, de Blanca Moncaleano, Luz en las Tune blas del vieji luchador Mon Caleano.
También ha editado gran númeru de folletos libertarios y de estudios sociológicos, muy, interesantes e in dispensables a todos los obreros, por lo que recomendamos a nues tros camaradas hagan sus pedidos, acompañados de lo que puedan enviar en timbres postales, a la calle del Carmen número Grupo Oultura Racional. Aguascalientes. tro para haber si es posible exten. remos al pulpo capital.
do, reierentes al pésimo tratamien repartrdo ºi trílba lºí rro. mne toque reciben los obreros de la Fá la lazon. preva ez. ca. a crencra brisa de llilados y Tejidos de Río Gr1mde, por parte de. los dueños y capataces de dicha fábrica.
Tienen ya formulario un proyecto. de organizarse en sindicato y elevar a la Legesilatura del Estado, un. desaparezcan las clases so ciales. El deber del hombre es hacer todo el bien posiblé, ya por medios manuae les. ya intelectuales, con lo que sale beneficiado, el que. ima.
Reglamento de Ley del. lrubajo. hdºº lº con ºº th.
Sobre estos dos puntos caben las justas indicaciones nuestras: El de. formarse en Sindicato Unión de Resistencia, es indudable mente lo que eorres¡mnde al prole tariado Crane baluarte delensiro de la tiranía y explotación del capital. mes si nuestros enemigos son tuer tes por en oro, empuñemes las ar mas inertes del derecho. formando agrupaciones de resistencia y doma Respeeto a llevar a la Legislatura Lo al, un Reglamento de Leydel. Trabajo, es inútil, pues no creemos que para remediar los males presen tesarecesite el proletariado reglamente para exigi r, ewiorme al. píritu del articulo 123 de la onsii tución y ermiorme con las necesida des eeoni miicas y sobre el trata.
miento digno que tiene que recibir el trabajador, hacer valer sus legítimos dérei:hos.
lil artículo 1:33, ya está discutido y sancionado, anir que no reglamentado, pero si llevado a la práctica por los obreros organizados de la.
Región Mexicana.
Desechen ia parte segunda de su proyecto, pues en la Legislatura Lo cal, igualqne pasó en el congreso de la Unión, que muchos diputados obstruccionistas y retrógrados se opusieron por enantos medios ies fué posible a que se pusiera aºdisen sión y aprobación la Iniciativa de lley¡del Trabajo que presentó la. Comisión respectiva. n dera Roja.
no. La instrucción e. la base de la humanidad y la redención del hombre, pues ella le. reintegrará en todos los dere chos. Niño de II años. lSalud representantes del trabajo. Vosotros, como obreros ferroviarios, guiás potentes máquinas como su fueran inofensivos animalillos Esas máquinas, como producto de la civilización humana y quela la humanidad debieran perteneceros, son propuedades unos cuantos potentedos a quienes nada ha costado su posesión. que ha sido adquirida con la explotación de los trabajadores. Mientras vosotros subis el Sol, la luvia la nieve curñpliendo vuestro trabajo, los satisfechos bur gueses, quejándose de la poca velocidad del tren, se estiran. en su coche cama. Nuestros Lectores. Por causas mayores agenas a nuestra voluntad, hubo de atrazarse nuestra publicación. pero prometemos a nues tros lectores allanar nuestras dificultades en la mejor forma posible, esperando así mismo, que pronto podremos aumentar las dimensiones de Ban