Archivo rebelde es
03 22 02 1918 4
03 22 02 1918 4 black white

Í cia la realización de ese, ideal Día llegará en. que los hom bres dejaran de cºnsiderarse como enemigos, en que desa.
parecerán las desigualdades sbcia lés, en que los hombres laboreirán juntos por el bien común, en que todos disfruta rán. de tal grado de civiliza. ción que se respetarán mutua mente, sin abusar de la liber tad alcanzada; en que los hom bres, ºfen vez,, dejcombatir unos contra otros, lucharán unidos por alcanzar la mayor. fe1c1dad posible. Mas para, llegar a disfrutar de, esa paz y cordialidad, de esa igualdad y bienestar, hay. mucho que hacer todavía. Al. gunos, pasos se han dado hagrandioso y a cada paso se ha. sentido algo de su bondad. pero queda mucho, camino por andan No hay que desmayar en la lutha por alcanzar ese ideal. todos debemos prestar nues tro concurso sin. dudar del triunfo; es necesario creer que la. sociedad presente quedará tal como esta; hasta aquí, ha venido, de transformación en. transformación, Siempre hacia. adelante y ¿es tan perfecta la Sociedad actúal que se la con nuestro. Viene de la 1a. nlária. de su falta de cohesión y, por. lo mismo, de la debilidad de. sus contrarios. El espíritu de asociación, innato en la humanidad, hizo que los débiles principiaran pór agruparse para impartirse. ayuda mutua y hacer más lle vadera su miseria; las Agrupaciones nacieron al calor de una ancla infinita de consuelo y así vemos aparecer las Mu tualis tas primero las Coope rat istas después. que han sl do las precursºras de las. de resistencia y sindicalistas que hoy por hoy, ocupan las t11n. cheras avanzadas en el campo de la lucha de clases. más, grande, mientras más días pa. san y más cruenta, mientras ás cercano, está;su ténrpiho. La aparición del, sistema. sindical ha marcado pues el principio de la verdadera libe. ración económiCa de los traba jadores. sus prácticas, arnoldadas dentro de las ideas avanzadas; dentro del campo de acción de los más grandes pensadores, ha extendido ante las mitades del proletariado. un ampliº horizonte de espe. rpimeros embates de la nueva ros g01pes; ambos dos violen. la defensiva; nero no obstante. za del segundo, la nueva lor. sidere libre de toda mudanza?
No, el mundo adolece de. muchisirnos defectos, hay. en él muchas injusticias, desigual dades y odios; en él la cultura no es sino patf 0tí3mo de irnos! cuantos y mientras unos están en ociosidad otros trabajan sin tregua ni descanso; hay muchos desventuradbs, sin pan. y sin abrigo y. muchos. de. fect os más. Es esto perfección. Es póSible que la hu. manidad no evolucione trans formándose en otra igualitaria y justa, sin las numerosas im perfecciones actuales?
Es verdad que esa evolución no se puede verificar en un día. pues silos adelantos alcanzados hasta aquí han cos.
tado tanto tiempo y tanta lu. cha ¿Cónio esperar ver trans formada en un día láJ oc1edad actual en. libre, fraternal y jus ta? Hay quien quisiera en 0ntratlo todo hecho, triunfar sin lucha, en un momento y esto si que no es posible.
Difundámos por doquiera ese ideal de redención. de paz y. de cordialidad procurando que se comprenda su bondad y belle2a y el triunfo llegara. Adelante, siempre adelantél SARA GARCIA organización tuvieron éXito y lo que nunca, había suc edrdo, durante la contienda, el capi tal tembló y el Estado, manu factura de éste. se desconcer tó por la fuerza de los primetamente quisieron ponerse a las ri 1íseras pródig alidadés del primero, y la tiránica fuer ma, de brgairizacióri ha ido e tendiéndose. y hoy vemos alos Sindif:atos en plena actua ción y organizando a sus adheréntes para que estén aptos y puedan libra1 con éxito las últimas batallas.
Cada nuevo Sindicato que, se forma, es para la burguesía Capitalista un serio motivo de preocupación; para los timoratos, una justificada? causa para temblar, phesto que pre. sienten la acción de ese titán de estructirra de hierro que no, ceja ni ante las hipócritas sinuaciones, de conciliación, ni, ante las rrsrbles amenazas de las excomuniones. El Sindicalismo es pues la fragua en que se ha caldeado hás ta ponerla al rojo blanco, las anémicas voluntades de los descréídos, de los siempre débiles de espíritu y sus ar. Í? anzas y fe, en el triunfo. los? duas luchas han. sido el yuri. que. en que se aniasan los caEl compañero Martín mas, del Sindic :ato de Pana. Íderos, sufrió en el desempeño de sus labores, la mutilación de tres dedos de la mano de recha, por una máquina revolvedo rá, en la panadería del señor Pedro Laguria. El delegado del Gremio de Panadér 03, ante la junta de Conciliación y Arbitraje, princip ió a tramitar ante ella el pago correspondiente de la mdemniza ción, que conforme a la ley le correspondía al corn pañero Armas. lo que consiguió el compañero delegado, firmando el propietario Lag una, un pagaré por la cantidad de mil pesos, a favor del compañero send1cah¿ado. Vean, pues los obreros, cuanto vale y. que fuer a tiene ante el Capital y; el. Estado, pertenecer a una asociación, pue en otros tiempos ese obrero mutilado, hubiera sido burlado en sus peticiones por el ca, pital. siridicaisé, pues º,. cornpa. ñeros apáticos, es tieinpo de volver por la, senda, de la unión, que todo lo puede y consigue. Las Uniones Viene de la la. plana. sus. empleados, con repartos problemáticos de problemáti cas ganancias, los hand istanciado de sus compañaros, pa ra obstruccionar la reorganización de que bah menester, para la salvaguardia de sus derechos, las cfases trabajadbras.
Por otra parte, el hecho de que dam03 cuenta no es, de ex, trañarse, adoptado como fue; por una empresa editora de este periódico, quese halla en. manos de obreros, orgullosos. de no haber perdido,. ese aciácter, y qde tienen en. gran.
aliento a los trabajadores, para cooperar enla obra de eman. Cipacióu. EL DEMOCRATA. Entre los propietarios a que.
se refiere ElDemócrata, halla FELIX FULGENCIO PALAVICCINI. racterés firmes que mañana se enfrentarán decididos Centre iA formar pues Sindicatos ca tapultas que liatan con éxito. las murallas de. las for talez asi. donde. se escudan lOs pulpos de lasiclasesla borairtesl DOSÁL. el de estima y prestan todo su san, llamamos la atenc1ón? vada por bant1ago. Trevrn0. cura de esa poblacrón, que. 1nnnez cái inactivos, no desfalles4, caia, y procurad atacar y. defeir de ros no hagan nada por mejorar su. res garantías; pero querer cjue e tii. nuestros eternos enemigos, L. CAPITAL. EL ESTÁDOÍ rias ala braga. poniendo a su dis?
Respetuasoá de las perso, nas, no del Credo que, profe. acerca de la conducta obserasquilma a los indigenas hasta proliere palabras pr pias de carretonero, en el pu pito. En el próximo numero, de remos detalles amplios de ese tousurado. y o Aceion directa.
Viene de la 1a. plana en la titánica contienda que soste. ncis con nuestros opresores, no per. ron apelando a 108 medios que vues. has energías os permitan emplean No puede cv1g1rsc a los trabajadores que acepten determinado prote dimiento de Combate unicamente. Ante la disyuntiva de, que los obre ch1idiciónporque les falte la disp 11 sición necesaria para emplear tal o. cual procedimiento, o facilitar en accion con el empleo de Otros recur. sus más de acuerdo cen su. capa ci. dad, no deberiro vacilar, y Segura. merito que optare mos por lo ultimo. JL. En bu eríh hora que los que esºti1 mos convencidos dela eñcacia de,;íá 21º. a acción directa así lo hagamos, comprender a los obrerºs, a eféctd. de procurar que sus estrierzds tien. nº?
dan a la aceptación de aquello Que. anuest ro juicio, ha. de darles ma o. labor dé sus iutos, inmediatamente. et uiva ale a pretender la cristalizacióri.
de nuestrasas1nrac10nes en un día, cen otras palabras: haber neSueltd el probleina que todavía se presea. ta a los ojos del proletariado niun?
dial como una incógnita terrorífica. Lancemos a las huestes liberta. posición las armas que creamos que. habrán de darles la victoria inde. fj.
fe0tiblemente, pero si no saben o. f; no pueden esgrimirlas, no cometa? fºf mos el crimen de exigirles que sdi j, dejen asesmrnnpunementc.
Los Delegados Viene de la 1, a planai. u.
ra Que halla complacencia con los propietariósi, Estaréin. pendientes de si esa pet1c16n de justica va al cesto dºº los papeles inutiles.
En las juntas subsecuentes?
tratarán la forma en que deba reglamentarse el partrcr las utilidades y la implanta?
cióri del Salario munmo, reg, en algunas de sus rjac?
ciones.