Archivo rebelde es
01 12 1941 15
01 12 1941 15 black white

son tºdºs teºricºs cobardes pºr la sencilla ra cºn de que nº tienen nada sºlidº bajº stis pies. Para nº revelar su prºpia bancarrºta, hacen juegos de ma nºs cºn los hechºs y merºdean en tºrnº a las opiniºnes de los demás Limitanse a insinuaciºnes y mediaii ideas, cºmº si nº tuvieran tiempo para explan ar tº da su sabiduría. Evidentemente, no poseen sabidu ria alguna. Su, altaneria está revestida de charlatanis mº intelectual.
Analicemos una por una las insinuaciºnes y medias ideas de nuestro autºr. Según él, una falsa pºlí tica; de las masas ¿puede ser únicamente explicada si manifiesta ciertas condiciones de las fuerzas sºcia les. tales cºmº inmadurez de la clase trabajadora y falta de independencia del campesinadº. Ningún blisº cador de tautolºgias pºdría encontrar otra más completa. Una falsa pºlitica de las masas es explicada pºr una inmadurez de las masas. Pero. qué es in madurez? de las masas? Evidentemente una predis pºsición a la falsa pºlítica. En qué precisamente cºn siste la falsa pºlitica y quienes fuerºn sus iniciado res lºs lideres las masas. es justamente lº que nuestrº autºr silencia. Cºn una tantºlogia, descarga la responsabilidad sºbre las masas. Esta clásica su. percheria de tºdos lºs traidores, lºs desertores y sus abogados, es particulermene repulsiva en relaciónººn el proletariado españºl, En Juliº de 1936, para nº referirnos a un periºdº anterior, lºs trabajadores españºles repelieron el asal tº de lºs oficiales, que habían preparadº su cºnspira ción bajº la prºtección del Frente Pºpular. Las masas imprºvisaron milicias y crearºn comités ºbrerºs, lºs reductos de su futura dictadura. Pºr ºtra parte, las organizaciones diri gentes del proletariado ayuda rºn a la burguesía a destruir estºs comités, a liquidar al ataque de lºs trabajadores a la prºpiedad privada y a subºrdinar las milicias ºbreras al mando de la bur guesía; y el participó también en el gº. bierno, asumiendo una responsabilidad directa pºr es te trabajº de la cºntrarrevºlución. Qué significa la inmadurez del proletariado en este casº? Evidente mente sºlº que, a deepechº de la justa línea pºlítica elegida pºr las masas, estas fueron incapaces de que. OI brantar la Cºaliciºn cºn la burguesía de lºs socialistas. stalinistas, anarquistas y el Esta muestra de sºfistica, tiene por puntº de partida un concepto de madurez absºluta, es decir, condiciones perfectas de las masas, con las que éstas nº necesitarían ningu. na dirección acertada, y, más aun, podrían vencer cºn tra su prºpia dirección. No existe ni puede existir tal madurez. Pero ¿pºr qué trabajadores que mostrarºn tan ºc¡certérº instinto revºluciºnariº y cualidades sulpºriº ºº5res, de lucha, hubierºn de someterse a dirigentes traiºres. ºbjetaran nuestrºs sabiºs. Nuestra contes 716115 nº hubº ni pizca de ¿esa subordinación La pasº f¿de lºs obreros, cortó en tºdº mºmentº en momentºs mas criticºs, el ángulo adquirió 180 grados.
Directa ººº. indirectamente lºs líderes ayudarºn entºn. ces ºg ºa s03uzgar a los ºbrerºs mediante la fuerza ar madaiº?
se sublevarºn nº sºlo sin su prºpia dirección, sinº con tra ella. Lºs líderes anarquistas patéticºs y despreciables burgueses cºn máscara barata de revºlu cio nariºs. hanºrepetidº centenares de veces en su prensa, que si hubiéra queridº la T, tºmar el pºder y establecer su dictadura en Mayo, hubiera pºdidº ha cerlo sin niguna dificultad. Esta vez lºs líderes anar quistás. decían la verdad sin adulteración. La direc ción del se arrastraba realmente a lºs pies de la cubriendº, únicamente su pºlítica cºn diferente freseºlºgía. Fué gracias a éstº, y únicamen te a éstº, que la bunguesia lºgró vencer el levantamien tº de Mayº, del inmadurº prºletariadº. Es necesa riº nº cºmprender absºlutamente nada en la esfera de las relaciones entre la clase y el partidº, entre las masas y lºs líderes, para repetir el vano aserto de que las masas españºlas sencillamente siguierºn a sus lí dºres. Lo únicº que puede ser dichº es que las masas, tratandº siempre de abrirse pasº al buen caminº, en cºntrarºn superiºr a sus fuerzas producir, precisa mente en el. fuego de la batalla, una nueva dirección cºrrespondiente a las demandas de la revolución. Te nemos ante nºsotros un prºcesº profundamente dinámicº, las diversas etapas de laº revºlución sucediéndºse rápidamente, lºs lideres, variºs sectºres de ellºs, dese rºtandº súbitamente al campº de la clase enemiga, y nuestrºs sabiºs se dan a una discusión puramente estática. pºr qué la clase trabajadora cºmo un tºdº siguió una mala dirección?. EXiste un antiguº epigrama liberal evºluciºnista: Cada pueblº tiene el gºbiernº que se merece. Sin em bargº, la histºria muestra que ºun mismº pueblº puede tener diferentes ¡gºbiernºs, en el transcurso de una épºca cºmparativamente breve (Rusia, Italia, Alemania, España. Además, el orden de ellºs nº se sucede en una. y la misma dirección :º del despotismo a la li bertad, comº imaginarºn lºs evºlucionistas liberales.
El secreto está en que un pueblº encierra clases hºstiles, y las clases mismas encierran diferentes y en parte antagónicos estratºs que caen bajo diferentes direcciºnes. Además, los pueblºs sufren la influencia de otros pueblos, constituidos a su vez en clases. Lºs gºbiernos nº expresan el crecimientº sistemáticº de la madurez de un pueblº. sinº que son el prºductº de la lucha entre las diferentes clases yºentre lºs diferentes estratos. en el seno de la misma clase, y, fi4 nalmente, de la acción de las fuerzas externas: alian zas, gué rras, conflictºs, etc. esto hay que añadir que un gºbiernº, una vez establecidº, puede durar murº chº más tiempo que la cºrrelación de fuerzas que lº produjº. Es precisamente de estas cºntradicciºnes históricas que surgen las revºluciºnes, gºlpes de es tado, cºntranevºluciºnes, etc.
La misma introducciºn dialéctica es necesaria al, tratar el prºblema de la dirección de una clase. Imi mente el ¡meme ue dá cada clase la dirección que se merece En: reahdad la dirección nº es un re flejº En Mayº de 1937 lºs trabajadºres dei: Cataluña tandº a lºs liberales. nuestrºs sabiºs aceptan tácita.