Archivo rebelde es
01 12 1941 13
01 12 1941 13 black white

menos, eleterea con el imperialismo democratico Ayer, justificaba sus carros de petroleo y víveres a Hitler hablando h1pocr1tamente de guerra im. perialista; hoy, se entrega en cuerpo y alma a los imperialistas de Lon dres y Washington. Ayer, la y la Gestapo colaboraban en el asesinato de. los trotskistas; hoy la P y los stalinistas colaboran con el Inteligénce Service y con el Federal Bureau Of Investigations, contra los mismos trotskistas. Ayer, Stalin atacaba por la espalda a Polonia. hoy, se entiende con los militaristas y terratenientes polacos. Ayer, Molotov voceaba que una Alemania fuerte es condición nece saria para una paz sólida en Europa. hoy, se apresta con Churchill y Roosevelt a deepedazar y saquear Alemania.
Pero nada da tan exactamente la medida del es piritu reaccionario de la burocracia, como su vil y co barde actitud política frente a la guerra. Rehuye las palabras revolución? y próletariado. como si estuvieran cargadas de veneno. No se ha atrevido a llamar en su auxilio a los trabajadores del mundo, ni siquiera a vosotros, los alemanes, que sólo esperáis la oportunidad de derribar a vuestros megalómanos go bernantes. Los trabajadores rusos son cuidadosa mente mantenidos en el mismo ayuno político Es por la patria, por el honor, por Stalin. que se las invita a combatir. La encanallecida burocracia no se atreve a decirles que es la revolución social lo que está en peligro, que el mundo se halla ante la alternativa de fascismo o revolución social. Cita ejemplos de Napoleón, Pedro el Gramle, etc. pero teme recordar el ej em plo de la guerra civil, la ep0peya más grand e del pueblo ruso, porque esto le recordaria que entonces estaba el proletariado en el poder. Los designios restauradoresdél stalínismo se ven claramente en su ili mitada Cobardía política.
No callaremos nada, llevamos cuenta del mas grande hasta el mas pequeño de los crímenes de la burocracia. No necesitamos mentir, porque alproleta riado sólo! la verdad le es útil. La burocracia miente y falsifica como todos los enemigos del pueblo; nosotros no, trabajadores alerríanes. Las masas soviéti cas conocen mejor que nadie los crimenes de la burocrafíia, sufren su tiranía y la odian tanto como yeso tros odias a Hitler. Defienden, sin embargo, a la Unión Soviética, porque saben que la burocracia no podrá estabilizar su reino mientras se conserven la naciona lización de la propiedad y el monopolio del comercio exterior. saben, sobre todo, que salvando éstos, se pondrán en condiciones de derribar a la burocracia.
Los obreros rusos defienden a la Unión Soviética no solamente Contra el fascismo atacante, la defienden también contra la acción disolvente y reaccionaria de la burocracia. La misma actitud debe normar la con. ducta de los proletari05 del mundo, y ¿te la Vuestra, Obrerºs alemanes. ra, que los Hitler, Mussolini, Franco, etc. son, sobre plano burgués, resultados de las derrotas obreras. fStalm y la burocracia son consecuencia de la derrota. L del proletariado internacional y del ala bolchevique ºdel proletariado sór1et1co, pero. sobre las condiciones. creadas por la revolucion de Octubre La victór ia mi litár de la burguesm, reforzando la base capitalista en su liberación. En la Unión Soviética todo es diferenLparticularmen De la misma mane que se apoya. alejaría al proletariado del momento de te. La burocracia no se basa en un sistema económi co que le sea propio y favorable; por el. contrario, le es ajeno y adVerso. Reforzando la economia naciona1iaada, la victoria de la Unión Soviética, que además ¡elevaría la moral y confianza en si mismo del proleta riado, tendría como consecuencia inevitable un debili tamiento considerable de la burocracia. El restable cimiento del poder soviético seria inminente. He ahí por qué la IV Internacional es llama a defendera la Unión Soviética. No reforzaréis con ello a la pandilla usurpadora y criminal de Stalin, sino que contribuiréis a su derrota. La burocracia debe eXpiar todas sus infamias, pero es indispensable para, lograrlo el triunfo de la Unión Soviética. Si Hitler fuera el Ven ceder, utilizaría aun contra las masas a una parte de la, burocracia. , quién puede poner en duda el efec to explosivo que sobre el mundo tendria la restaura ción del poder obrero en la SÍ. El stalinisnfo llega al final de su carrera odiosa.
Nada, absolutamente nada, podrá salvarle. No impor ta que Stalin y sus mercenarios de todas las latitudes se arrastran a los pies delas democracias. no im porta que vendan las masas de Inglaterra, Estados Unidos, China, las colonias y semicolonias; no impor.
ta que rompan sushuelgas, que saboteen sus reivin dicaciones económicas, sus necesidades políticas; no importa que traten de envenenar su conciencia con el más inmundo virus patriotero; no impºrta que el stalinismo Secunde el plan de sadueo imperialista de la burguesía angloameri cana; no importa que la bu guesía angloamericana secunda la politica reaccionaria de la burocracia, santifique sus crímenes y anime.
sus tendencias de restauración capitalista; las fuer zas sóciales puestas en marcha tienen un movimiento dialéctico propio que no obedece las órdenes de ningún dictador. Después dela victoria, quizás durante la lucha, el proletariado soviético chocará inexorable, vio lentamente, contra la burocracia. Del choque solo puede resultar la victoria de la democracia soviética, abriendo paso a la revolución internacional, o la vie toria de la burocracia abriendo paso a una restaura ción capitalista declarada, que llevaría hasta la diso lución de ese retablo de marionetas llamado Interna cional Comunista.
Es preciso dar fuerzas al proletariado soviético, favorecer su victoria, preparar la futura derrota de la burocracia. Vosotros, trabajadores y soldados alema nes, podéis hacer tanto como los propios obreros y sol.
dados soviéticos. La historia os ofrece una ocasión inesperada, noble, grandiºsa, de dar un gran impul so a la revolución mundial, ayudando a triunfar alas. masas soviéticas y a deshacerse dela burocracia. Hacemos un llamamiento a vuestra conciencia de clase. Sabotead la industria de guerra alemana. Desorganizad la retaguardia fascista!
Página 13