Archivo rebelde es
01 12 1941 05
01 12 1941 05 black white

rtadas. poriííliranco a Alemama jf ltalia, revelar1a qu. no solamente toda la 1ndustr1a eepanola trabaja.
para producir armas ¿y¿ materias primas destinadas a Hace ¿mas de quince anos que, el stahmsmo empe. Zºó¿ a descender la pendiente de la degeneracmn polí. t1ca. C, o la. guerra ha entrado en su fase. postrera. El, prox1mo paso. será su desaparmwn. Conf1amºs y. humana ¿de los trabajadores y los campesinos. mos de su ilimitada corrupción El período de fra nea renuncia a la lucha de clases y traición a la revolución Populares. Ella posibilitó la derrota del proletariado. amenaza revoluciónaria, pudo lanzarse con las ma. nos libres a la guerra. imperialista y a la agresión contra la ¿U. La burocracia trató de eludir las con el enemigo Todo el mundo ha visto cómo la con. atacara la Unión Soviética. después de haber: perdido la. confianza en el proleta. pierde la cabeza los prestigios cien veces salmodiádos. ante la burguesía o alianza con, la reacción burguesa; de la charca al, retrete, la ¿denominamos simbóliCamente, por ser el paso de degeneración inmediato al Frente Popular. La ra. zóií de existencia de éste era una tentativa para tran. quilizar a la. burguesía ¿franco británica respecto de las intenciones de la Komintern. A¿liaos con nosotros. v¿enia a decirles Stalin. los partidos comunistas no son comunistas sino de nombre. En cambio, podran. prestaros excelentes servicios enseñando a las masas pobres de vuestr05 paises que la revolución socialista. ºno es la perspectiVa del momento. Tanto valía repe ¿tir las palabras de San Pedro, como el Papa al ser pre. guntado sobre lo que pensaría Dies de esta guerra aseema Mi, reino no es ¿de ¿este mundo.
de la Konuntern y sus amigos, ensenaran ahora quela Jsalvamón ¿está en los banqueros lond1nenses. y ameri los ¿º;patmnos. para ¿erecutarlaadócilmonte. Sé aliará y. los sufnm1entos de las clases pobres ra el He ahii lo que el ed1torral de Madrid. noº po día dec1r trabajaremos porque ¿le substituya la dictadura re, vo Pero aun cole a y se agita en, lbs últimos cepas. socialista, fue presidido por la política de los Frentes español y¿ francés. Desembarazado el fascismo dela consecuencias catastróficas de su política pactando secuencia fué dar ¿aún más facilidades a Hitler paraf Entonces la burocracia, riada mternacronal pierde la confianza en sí misma. revelanse Illilldaqu ¿y, aterrorizada, cae de hiriojos Es la era de la Unidad Nacional. En? suºfiultimo discurso el dictadºr aleman tran qu1hzó f escontentos de su país, asegurandoles que ganaría. guerra porque toda Europa trabaja pa. tras Inglaterra ¿y Estados Unidos En estos dos paí ses los stalinistas sabotean las reivindicaciones obre. ras contra los patrones que, realizan beneficios de. gúe¿º rra astronom1cos En Sudamérica no mueven un dedo contra la dictadura militar del Brasil. En España. véase. España Popular. empiezan aº defender a los honrados comerciantes que han vendido azúcar a cien pesetas el kilo. Franco está exclui do, por el momento, de la Unidad Nacional decreta. da sin consultar a la base por el Comité 0entral delº partido stalinista español. La lucha por la democra cia empieza por un escamo teo en sus propias filas de la democracia, incluso formal. Por fortuna para los Stalini3tas, Franco esta demasiado vendido a Hitler para poder dar la mano a Inglaterra De lo contrario cesaría también la lucha contra Franco. De todas maneras, basta para avergonzar ¿a todos ¿los miembros del Partido Comunista español que sigan siendo hon radamente revolucionarios el llamamiento de sus lí. derea, a los falangistas españoles, a, Queipo de Llano. varela, etc. La condición para. ser bien recibido. en. la. ºUnidad Nacional stalinista. no es una posición ¿anti fascista sino una declaración de fé anglófila. Cual ouier falangista como ha, muchos, one crea que el ¿falangismo¿ puede sostenerse mejor en España cón la ayuda de Inglaterra nue con la de Alemania. es auto máticainente un aliado del stalínismo. Puede ¿concebirs¿e prostitución mayor?
Los únicos excluidos de la Unión Nacional lo que nos honra somos los trotskistas. Tampoco 1ría mos si nos llamaran. Todo principio de victoria em. pieza en la independencia de clase. El fascismo encuen tra el terreno abbnado para su triunfo cuando los. par tidosí obreros renuncian a ella; Nósotros no renuncia remos nunca, en ninguna ºsitúaéión El stalinismo lo sabe; nos teme adernás. y¿ por eso trata de calumniarnos siempre. para evitar Que los trabajadores se fijen. en¿ el valor altamente revolucionario de nuestras ideas.
La Umdad Nacional deja muy atras el cbai ºlata. f¿l. f¿. msmo libe ra ¿l. de los Frentes Populares Los partidos. En un principio fueron exeluídós de la Unión Nacional peráoriajes Como Prieto, que sólo 1, nspi, ra entre los refugiados la mueca que se, hace, mstmt1vamen ante algo de ¿limpieza dudosa. cºmo Miaja y. Ca sád dirigentes ¿del pronunciamiento capitulador. de Ma. , ria. como Araqurstam y Bafaibar, cuyo, antr stalr pacta ya no pone condiciones sólo espera órdenes de nismo ha tenido viscS. de anti comunismo Son meros. rubores fmg1dos Photo ya. le fué abierta laº pues. ta. Entmran Casado. y Mra3a Bara1bar y Arequistain. y¿ entraran. en ¿fin de cuentas tºdos aquellos. uo hlsr. a.