Archivo rebelde es
01 15 01 1911 14
01 15 01 1911 14 black white

tos de regular importancia que vayan ocurriendo. ya que la extensión del Atlántico que nos separa de la c0mn oción proletaria europea es causa de retraso y de queá veces las noticias. Los Teóricos RENO nero. más interesáutes pierda su oportunidad B1 Ef recogidas en nuestra publicación. LA REDACCIÓN. Pa5;a con 165 hombres y las ideas, lo que con el oxígeno y las Plantas. Unos y o 1zras. absorben el precioso elemento que pper a el milagro de 511 vida, pero no todos tienen la misma potencia de absorci ón. Hay sin duda inteligencias pi ivile»giadas que engullen. wrazmentc las ideas y luego las devuelven trajeadas de belleza. Muchas de ellas son frári cas, es cierto, y hacen de su vida un coustantc meutís para los principios»
que chi5peau en la esgrima de su dialéctica.
Sm. declaracio nes tieneri, sin ambargo, un gran valor para nuestras tareas.
Ellas reproducen como los espejºs de las vitrinas en las pastelerías la hermosura que basa los pensamientos de otros hombres que acaso supieron prac ticarlos, para ser vistos por muchos que acaso. fascinados, los practiquen.
He aquí El propósito que da vida. esta sección. 17. l» w. nf(20nsidetmr compatible con e cristianismo. como lo hacen hoy sus ducA tores más autorizados. el desnivel in menso de gotas y fortunas ¿me es característico de la sociedad actual, es mmper, no sólo con la enseñanza del Cristo. sino con las irradiaciones de su iglesia primitiva Nada hay en lo que se llaman las reivindicaciones so ciali5tas que no sea clara y estricta mente conforme con la doctrina de Jesús y con el sistema de vida. por sus apóstoles inaugurado: en lo único en ¿que hay divorcio entre la una ºy lo otro es en el procedimiento para plauteg el ¡nuevo régimen, porque Jesús era un socialisia manso, que proserihia la fuerza como vehículo delas ¡ukrítucio nes cuyo establecimiento predicaba.
Pero aún en este punto. cabe snatener.
que hay mayor lógica y consecuencia con el espíritu de la tesis fundamental cristiana en la conducta de ciertas hé. mes y propagandist. del socialismo de hoy. que en la resi»t. encía usar de la fuerza del dulce y sublime Nazare no. fesistencia. que miran muchos más bien como cuestión de temperamemb personal que como achaque e doctrina. Porque, dicen aquellos, la fueri za se ha de usar alguna vez. el cri5. tiauismo no puede r otra cosa, como ya lo mataron algunos de sus críticos paganos, que una sociedad compuesta de tontos que se dejan explotar y de pícaros que los explotan: ha de haber jueces. ha. e haber prisiones. ha de haber castigos: la. propia defensa no podrá en absoluto condenarse; y la iglesia primitiva cristiana nunca atacó las instituciones sociales de su tiempo, que se valían y tenían que valerse de la violencia para proteger la observan cia de la ley. Ahora bien. si en cada nación ha de haber jueces. car cele ros. y el cristianismo vino. establecer la sociedad múverspl, nada más lógicº que usar de la violencia, no ya para los pequeños detalles del orden y concier u dentro de la vida nacional. sino para el plm1tearnieuto gmrérico del reinado de Dios sobre la tierra, 610 quo es lo mismo, de la caridad y 1ajusticia. Usar la fuerza para las venganzas de nuestra soberbia. para el medio de nuestras avide ces egoístas será sin clu da un gran pecado; pero usarla para Ia libertad de oprimido, para el am.
paro del débil, para el. socorro del nece5itado. no es, dicen ellos. sino un