Archivo rebelde es
01 15 01 1911 12
01 15 01 1911 12 black white

A. RENOVACION 13 teatros viven dei dinero que les deja el púbiíco como ias tabernas viven del que les dejan sus parroquianos. Quié nes visitan las tabernas. Quiénes fre cuentan los gatitos. Oh, la pmral tica! Merece otro tra tamiento. ella tan franca. tan sólida.
tan desinteresada! Veúir. corromper los oídos de esta virgen pudorosa que jamás había oído de maridos esca. rue cidos por sus esposas. de robos escnnv dalosos encubiertos pur quienes esta, ban obligados si perseguidos, de casas de citas para damas correctas y caba iieros más correctos mm, de aman Mói¡imiento Obrero Coincidiendo con ias causas precurseras. de la Internacional y con el ua cimiento de aquella Asociación. que representa en la historia como la iniciación del período de la igualdad práctica. consiguiente la idea de unidad humana, fué sintiéndose, des de principiºs del siglo anterior, la ne cc5idad de dar valor social al individuo productor, y, recurriendo ¿la asocia ción, los trabajadores, nua veces guia dos por pensadores y ñlántmpos. otras por propia iniciativa. fueron agrupán»
dose en sociedades.
Ante la. potencia de las causas so»
ciales de índole diver5a que les tenian :subyugados. los trabajadores llegaron ti sentir la impotencia en que habian vivido, y de esta confesión íntima surgió la idea salvadora de convertir la masa proletaria, de inconsciente. abd iica y pasiva qrte era. en agregado de individuo. con5cientes, determinados y activos. Cráronse, pues, sociedades obreras de defensa. y de mejora.
No era nueva la. idea. ni la práctica de la asociación; con fmes políticos, religiosos y aun exc1usivos del trabajo, habían existido sociedades en todo el mundo desde tiempos remotos. pero circmxscritas, localizadas, sin ñna1idad positivamente humana. y algunas has ta inhumanas. La novedad consistía Cebamientos que son baldones. etc.
etc. etc. Elia nada de esta sabía y sin embargo gente fuerera atrevida ha ve nido abrirle los cios, manci. llat sus nidos!
Pero buena tunda se han llevado los audaces; les ha llovido palo sin míse ricurdia en premio su frescura; se ie. ha probado que nuestra moralidad es un tesoro inapreciabie y se ha te nido el valor de dmº mii goipes en la herradur a. peror ninguno en el clavo. SM. QMÓ CASTRO. en Ia tendencia sociológica. á, la vez que rebelde y revolucionaria, de mejo. ra y de emancipación, manifestada por la clase social queresume cuantos en la moderna civiliza ción representm1 ei antiguo hombre casa. asalariado, dominado por el hombrepetsona burgués capitaiista, prºpietario y mau darin.
Hubo desde un principio yc ontinúa habiendo, circunstancial yparcialmente, vacilacione. tauteos, iugerencía5 y desviaciones; hubo y hay todavía trabajadores que no sienten su propio valer y. desconfía. de la unión de sus compañeros, sometiéudnse la dirección de falsos redentores. de tribunas de reinmbrón, cuando no se entregan si. 18 ilusion coopa atiwm que ies permi te elevarlos la categoría de capitalistas; pero la verdad es que los grandes principios consignados en la declaración que precede. los Estatutos de 151 Asociación Internacional de los Trabajadores; son indestructibles yseñ alau la línea de conducta que ha de seguir el proletariado. En ella se sienta la recí procidad universal entre Io. derechos. los deberes. se declara que la sujeción del trabajador al capital es la fuente de toda esclavitud. se reconoce que a emancipación de los trabajadores intersa. todas las naciones y se