Archivo rebelde es
01 15 01 1911 09
01 15 01 1911 09 black white

lº RENOVACION ¿Quién no ha Sentido el vértigo delas reum aéjnuvs ul vu por nn amino compactas procesiuueu de gentes avanzando, demás de un esmudark?
31 solo empuje ultivo de tantos corazones. qué perau 155 muralla. del más ñnm: baluarté?
La fuerza arrolladora que está En las multitudes¡
Ianzmla de la vida por los muchos taludes. quién sabe qué conñnes llevara su energía.
vorágine de culpas meulndas con virtudes. dónde nuestro nmudo vetusko ¡lavan ía? sin embargo. duerme; y sin embargo, cal¡¡i ¿une las tradiciones. qua aun la. débil valla.
wn que los amos ponen medida sus a:dores, y dobla la cabeza servil, ante la. malla que sueñan en las aires amláces doumdurea.
MM de tanke en lardr. clarínes descunleutns. convocan la lu ha; crecíandu por momentos el mar de las hírsutas bom ¡sms populares, arranca fortalezas. destruye monumentos. mata los verdugos. y rompe los altares.
Un día es de Inglaterra la cúnmocíón. luego 15. Frnncía y las Américas se encienden en el fuch que corre por los cauces del humano delirio.
Italia rompe el báculo del tmcratismb niego.
y Rusia alista palmas para urnarsu mai liriº La fuente inextinguíble de Ia sing re española su sus canciones de guerra ante la ala que azota las rith de todos las memos.
El Portugal dema sun eóleras, inmoln ¡a potestad (liviua ¡le sus viejos tiranos, Mas tºdo en balde. amso aisiados movimiean tumbaron nunca e1 curro que burla de loa vientos. a pugn a sostenida? Lºs pueblºs se debaten en la incesante lucha de todºs los momentos: los unos las alma se arruinan. e combate u. en vez de hac¿á un solo pendón de sus ba nder as ¿v ¡la fun Hr en una las múltiples frºnteras que estorbnu el avance de su sobemnín, se acechan en la mmbrn rug1 eudo como Eurasmiuutras sobre sus odias se alu a tirm:ín. al En (le sus Íuriosas revueltas ¡utestinas se elevan nuevos sílrnpas. surgiendo as fmumt sangrientas de los tronns. los pueblos errantes. pmsígucn, bajo el látigo sus marchas peregrinas de tristan. de cansados. de eternos elefantex. No imporm1 Vendrán tiempos de yede nción; acaso no estén lejanos. Surgen del vientre del Ímdaáo los uuem Jesucrisios del ncratismn, y ellos. harán ue lmtemiceu del oriente al ocn50 Rua ¡me lee oprimidom Ya asoman los destellos del sol, que iluminan ¡o la tierra extremedfla por el g! oriusu impuIsa de enorme sacudida, hará uu de su incuria la humanidad despierte y antena marsellcms rnhustns. la víria.
por sobre las derruidss baaúllaa. de n muerte.
Entonces la violezidn, rodando hasta el abismo de su ¡xropia ignominia, recibirá el bautismo del ºdio, que en las manuel del porvenir fulgura. muerto para siempre jamás el patriotismo, no apresará en sus garras la hmmuidad futura. Josi: 1W. ARÍA an. snóx