Archivo rebelde es
04 1907 06 22 2
04 1907 06 22 2 black white

puede, rimndn menus mn ri propio iHHll till lirign pura proporcionaron el iiriiiii.
es iiii sacrificio Hltl illll llï pi tiiliiiir io que no sent en biildu con quo vo coiiilirit ln lllthl itni y ul liitiiro bienestar. iirnirirsr, pues, sin perdida dr tiempo. los que nsti ii dispuestos ri pel dor lri vidu en dcïi iisu del idrril.
Vamos ri empoñuruos cn iinii hiCth erioamizuda y conveniente es que lragiuiros acopio dc pi uvieiuii, quo nos prcpiircmns con oporliinL dad, pum que ri. lu lrortt suprema, nos encuentre fuertes l enemigo y tenga que soirietcrsc y servimos de escalón en nuestro ascenso inevitable liacirt la sociedad del rrirtl miiit cuyos fulgorcs yn rrsomrin en el liorizonte dc ln Patria Constituinros los oprimidos un ejército inmenso, rncontrrble; somos ls nación entera y cn nircstrir coriw tra militsii un reducido número dc tiranos, de ventrudos burgueses y esbírrosdegradados. Permitircirios que esos camellos nos sigan oprirniendo y robando el fruto de rinestro trabajo. Seremos tan imbéciles que no rtrrojemos un yugo que rio tiene más apoyo, más fuerza para imponerse sobre nuestras iiueas, que nuestra imperdonuble rnausedumbre y envilesimiento. Seremos tan miserables que loguemos tí nuestros hijos la esclavitud que con un arranque de abnegación, con un leve impulso podemos destruir, emancipándonos nosotros mismos y salvando de ese oprobio ri. los que nos sucedan?
La revolución se avecina, le Va iniciar muy en breve la. Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano. Que no nos sorprenda despreveuidos indecisos. Compramos nuestros elementos de guerra, alistémouos, permanezeamos en guardia y al escuchar el toque de llamada, acudamos ri nuestros puestos, sin dilación, sin zozobra, como soldados leales y, avezados al peligro.
EL PROBLEMA DEL PAN. Viene de la primera plana lo que se eseatime sin razón y sin justicia.
La revolución que está para estallar en México entraña ese problema, Como ya lo hemos dicho en algún otro número de este periódico, y por eso es popular y esperada con ansia por todos los que sufren ypor todos los que aman el ideal de libertad y dejusticia. El espíritu de rebeldía lo hará todo y él deberemos la grandeza futura de la nación Mexicana.
Emeneipados los hombres de ese fsrdo pesado de los respetos los tirenos, estarán aptos para escalar alturas hasta ahora no soñadas. Eso es lo que presiente el pueblo ante la inminencia de la catástrofe, cuyo soplo comienza enardeeer los corazo, nos pi opririiiido los ánimos pum Iri griin lllt liu, piiru ol diioln izi glllllf Hk de los de iibuju euriliri los que opriinen.
Los tiranos tiembliin ri wu, roii astur soutudos sobre cndi tvor siii dorso orienta do que su trono estrihii construido sobre iiii mlciiu.
llll lros marinos ignornntes muestren confianza erimedio de iiii miir tranquilo crlulldO iiiiigi in vreiito lo encrespri y lo rigitii, sin suber que esa colmo es el prestigio de la tormenta, que en el eielo dtttftlllo está suspenso el rayo que ha de herir hi embarcación. y que el vieritecillo que pose iicariciiiute relrescriiido los rostros quemados por cl sol, está proximo ii levantar montañas de agua que, al desplomarse, rrrrestrar án al abismo todo lo que encuentren ri su puso.
El pueblo es como el mar. Su tranquilidad es engañosa porque presagio tempestades de luego y de sangre. lrus monos que levans tan barricadas y giiillotiuas, son las que poco antes ponían la somilla en el surco, manejaban la escundru acariciaban las cabe»
citas de los pequeños. Los labios contraídos por la cólera, tal vez conserven ul sabor de 10s últimos besos de la amada.
El silencio y la calma del inomento, tienen en potencia el estruendo y el tumulto de mañana.
El azadorr es fácilmente suclitnt do por el fusil. Cuántos quie ni.
soñabah ni en pastor eur gunsdos, conducirán mañana ri la victoria un ejército de leonesl Morelos elevaba ls o t a el cielo sin presentir lo epopeya de Castle, Los laureles de Calpulr ilparn no fueron soñados por González Ortega cuando litigaba en los juzgados de Zacatecas. Cuántos Morelos, u Ít to González Ortega, cuántos caudillos que la revoluciónv hará insigiies habrá en estos momentos en ese mar tranquilo que se llame. pueblo mexicano? Tiene que haber muchos. Las grandes conmociones sociales o propicias la aparición de los grandes caracteres. Óuánto puede el espíritu de rebeldía? La humanidad será algún día grande y dichosa. por la rebeldía, y el pueblo mexicano, para no rezsgarse, para ir con el resto de los humanos hacia las grandes conquistas del porvenir, debe ser rebelde, no respetar más ietiques, romper las cadenas que lo atan al pasado, y, por lo pronto, para no verse detenido en su evolución, derribar al traidor Porfirio Díaz implantar el Programa del Partido Liberal. ÉEET 1 L0 QUE ESPERAMOS. Isla ¡riilrlimu iún es el ll tllfl do ltlr ïilus pi iirwiones, de llllllt llBOE. iiiitir im Sostcuidii por iiii redir,. itt. ¿grupo du lllJOH dcl pueblo, Vione iil estudio dr la prensa ¡i doninH triir. lie los csr litros sabemos iiidignriruos y snhcnron dmulirir Li ll tl de los magnates.
Queremos pcriiiitircrer lirnii cn nuestros puestos di tllllllllttt. uvremos cooperar liristrr el tin cn esta lucha gltllltllíl ül por hi lllrt ltu nin do iiri pueblo. No truronros rí his persecuciones in il los sufrimientos que nos esperan estamos resueltos ll todo y UllfllHllO cn rliiv Jririmx al dosrtlleltto agostiii nuestros ¿ilimdr los y eritiisiiismos.
Sólo unn musa podni intcrriim pir estii cnrnpriñri :i hi que nos hemos consagrado ltciius de fi la rseasez monetaria, la falta de recursos para seguir editando este parió: dico. un mucho amamos por el ideiil que persigue y porque representa un hermoso caudal de beono mías. Somos obreros muy pobres quienes lo publicamos y pum fea mentarlo, hemos reducido hasta la indeeilile nuestros ¡Las persona les, iiulzd hasta hemos privado ri nuestros hijos de parte de lo que necesitan para su subsistencia y desarrollo.
Creemos merecer el apoyo de todos los liberales que se interesan en ver derrumbada la Dictadura y por eso, ri ellos nos dirigimos, exporiióiidoles ri u e tra situación, nuestros esfuerzos, nuestros afanes; haciéndoles saber cómo REVOLUuróu pudo surgir a la vida y exhortrindolos it que nos presten su contingente, su ayuda decidida, para que podamos perseverar en nuestra tarea de fiistigrrr tiranos y de despertar cn la conciencia pública sentimientos de protesta y rebeldíai De diversas maneras se nos pue: de favorecer: ya enviríndonos el pago de lo suscripoidn, ya contribuyendo con la cantidad que se desee para el sostenimiento de nuestro periódico ya consiguiñndonos nuevos suscriptores.
Vivimos en una época de agitación, en que todos los luchadores debemos multiplicar nuestra. actividad y ebnegsción, para impulsar el movimiento y apresumr la hora de triunfo y la libertad.
Nosotros estamos dispuestos a.
cumplir con nuestra misión y esperamos que los correligionarios acepten nuestras labores y hagan cuanto esté de su parte para que RsvoLueióN viva y pueda sumentar su importancia y circulación.
LECTOR.
Si acaso llega uno de nuestros ejemplares it sus manos, es para irivitarle ti que se suscribe. Si Vd. simpatiza con nuestras ideas y periódico, se lo agradeceremos infinito si nos toma una suscripción. Pero en caso de que no fuere de su agrado, tendrá ls. bondad de devolve rnoslo, y así nos evitará grandes perjuicios lñ ït mfimm EN FAVOR DE ESPINOSA. lan cl numero dc vhtu publipirbhcrruros llllrl excrtriill ll que lii liililii Organizadora :dcl iii tidn mexicano dirige nuestros licr iiiiiiios de nlcrilcs, solicitando iiyridii pecuIiiiiriri Íiirnr luchador oinns Espinosa que se errtru iitrri presi) cn Iii oriitencriil Ítl de erniri. Aii nrnim nuestra wa ¡i ltt de ln. liintri pri rL (lulllillhidl de todos los lllmlulos do coriizún, que cooperan, nuiiquo son con sacritreio, cn ltl hermoso ohrii do reClll ll Ill. Jillül lll eri dot water nuestro correligiorinrio que niiiclio hri sufrido por su honradez de l lllOlplOs y su lealtad ln. cuusu Billallclluldorlh l)e conformidad con los deseos de la Junta y con rurtor ianl in del Sr. Espinosa, ttbllanS frivor de éste una suscripción en las columnas de nuestro perindico.
Esperamos que los liberales enviarán la inriyoi brevedad sus donativos, que con el nombre del donante, publicaremos semanni uinieirte. Las persones que no quieran que demos ri lirz sus nombres, nos lo manifestarrín así y atenderemos sus deseos con la discreción debida.
Lista de las personne que han contribuido; LA REDACCION 310. 00 Candelario Perez 00 Un soiiorense 00 Teodoro laitrín 00 Eleuterio Salas OO Norberto Ramirez 50 Evaristo (l. Estrada 00 Total 15. 50 e REVOLUCION. Revolución ha surgido tí la vida del combate. Osado, vsliente, vigoroso. es como un vibrante clarín de guerra que tuviera el poder de enardecer los espíritus y encrespar los entusiasmos. ey e d o Revolución se sienten ansias de lucha, un snhelo enloquecedor de coger el fusil y lanzarse ejecutar tiranos. El Rebelde te felicita y to desea un buen éxito, valiente paladin.
Los que quieran leerlo, piden la suscripción al editor, con la siguiente diréccivin: Sr. Modesto Diaz, 660 San Fernando SL, Los Angeles. Cel. El Rebelde Dow, Ind. Terr. La Defensa de Juan Sarabia está de venta en esta redaccion.
Precio: 10 centavos.