Archivo rebelde es
04 1907 06 22 0
04 1907 06 22 0 black white

SEMANARIO LIBERAL.
AÑO LOS ANGELES, CAL. JUNIO 22 DE 1907.
NÚM. E El problema del pon es un problema universal surgido de lu. presento olvilimción capitalista, basado en el porleccionn miento cada vez ¡mis grnnde de los medios de producir la riqueza, seen las máquinas, que sustituyen con ventaja al trabajo manual antiguo; mayor perfeccionamiento de las máquinas, corresponde un mayor número de brazos sobrantes que von engrosar lo. legión de lo obscura miseria, sgrovándose ésta con la desaparición de la pequeña industria, impotente pora resistir el empuje de las grandes empresas que rainan sobe ranas en el mundo económico ímponiéndo su voluntad los pueblos todos de la tierra.
No es, por lo tanto, el del pan, un problema exclusivo de México; pero sí podemos asegurar quejan ninguna parte como en México presents dicho problema caracteres más crueles, sspectos tan brutales, que hacen pensar seriamente en un recurso formidable como el de lo revolución, para evitar que el problems. se resuelva en el envilecimiento, y mas tarde en la sxtinción definitiva de una raza, por el hambre y la tiranía.
En todas partes el trabajador gana. lo necesario para vivir, si no con holgura, al menos con relativo. comodidad. En México, el trabajador gano solamente lo estrictamente indispensable pera no parecer de hambre.
Desde luego hay esa gran diferencia de condiciones; pero sigamos adelante. En todos partes, generalmente, el trabajador obtiene en dinero el salario por el cual trabaja. En México, el trabajador, generalmente, no recibe el salario en dinero sino en vales para tiendas de rayo donde se lo cargan los efectos al doble triple del valor que tienen en el mercado.
Hay más todavía: el obrero es relativamente respetado en todas partes. En México absolutamente no se le respete.
Todavía. más: en todos partes irnos. ng DEL PAN.
puede el obrero unirse sus compañeros y demandar del Cspital mejores salarios y menor número de horas de trabajo. En México, los obreros son castigados por rebelión cuando tal cosu aspiran.
Más aún: en todas partes don.
de está instituido el sufragio uiniversal, pueden los obreros te.
lner sus representantes en el Parlamento en el Gobierno.
En México, pesar del sufragio universal. nadie puede votar otros candidaturas que las oficiolas.
Como se ve, hay uns. gran diferencia entre la condición de los trabajadores extranjeros y la de los mexicanos, pues mientras los primeros son relativamente libres, gozan de ciertas comodidades, y son generalmente respetados. los segundos, lo. mexioanon, son verdaderos siervos, sin voz ni voto, sin una libertad, como no ses la de reventar de miseria en cualquier covacha.
El problema del pan se complics todavía más con el hecho de que la tierra esta en manos de unos cuantas grandes propietarios que, ni la cultivan, ni la aprovechan en nadn útil y solo se preocupan en extorsionar los pequeños arrendato ri os que en ellas se establecen, ¡í los medieros, quienes exploten de una manera criminal.
Estos hechos y otros muchos que sería imposible enumerar en un artículo de periódico. ormen en México un medio de miseria y de total abatimiento no comparable con ningún otro en el mundo, medio propicio la implantación de las tirantes y que retardo ojos vistos la evolución de un pueblo inteligente, cado es ese respeto supersticioso ásus tiranuelos y sus emos, imbuido por caras perversosy que lo hace soportar todas las iniamias y todas las humillaciones.
Pare resolver el problema del pan hey que comenzar por ¡er laborioso, sobrio, cuyo único perebeldes, extirpnndo de nuestros cerebros las preocupaciones que noe stan ul pasado sin dejarnos mover hacia el porvenir. Demos entrado ¡í lo luz; exsminemos los alegados derechos de nuestros emos y nuestros déspotas si robarnos y tirnnizarnos; atrewimow nos al poner en duda y negar al fin, nuestro deber de sumisión y de obediencia los que nos hacen trabajar para su bonefi cio, y los que se trepa. sobre nuestros hombros para mandarnos; no hagamos aprecio de lo que aconseja al clérigo, sino de lo que enseña ln razón; en suma, seamos hombres de nuestro siglo, conscientes, libres, altivos, y no las mesnadas serviles de los señores de horcs y cuchillo de lu Edad Media. Pero si por el contrario, por falta de carácter viril, no nos utrevemosú levantar la visto hacia nuestros capatuces por temor la excomnnión del fraile; si consideramos justo vi rir acosadcs por las privaciones mientras los que nos emplean y los que nos gobiernan gozan de todo y todo lo tienen sn abundancia, hasta lo superfluo; si es vida humano la que nrrastramos los de abajo; si es racional que tengan todo lol que no hacen nada y que nada tengamos los que lo hacemos todo; si es motivo de orgullo quitarse el sombrero delante de personajes qiíe tienen más manchadas las manos que un matancero del rostro, entonces, no nos quejomos de nuestra miseria ni de nuestra deshonra, y si a o postrados ante los tiranos que nos vejun y los ricos que nos roiban.
El problema del pan es un problems complejo en verdad. pero no difícil de resolver desde el momento en que se conoce el medio: le rebelión. no hay otro medio eficaz, porque interponiéndose entre los hambrientos y el pan los intereses de los señores, es preciso pasar por sobre esos intereses, legionarios, arrollarlos, no dotenerse irreeolutos respetuosos ante ellos, y tomar por lo fuerza Pasa la tercera planean Ecos ms LA paran SE PROYECTA DERROCAR DIAZ.
LOS AGITADDMIGAHOS CAM.
BIAN SU RESIDENCIA DE TEXAS LOS ANGELES. Directo para el The Time Fort Worth, Texas, 11 de Junio. Dospncho exclusivo) Se cree que la Junta de ugiladoros untaugónicu nl Presidente Díaz.
ha abandonado Del Rio, Texns, establecinindose en Los Angeles, Cal.
El Organo oficial del partido revolucionario, conocido ahora con el nombre de Revolución, se está editando en Los Angeles incitando ¡í que haya en México un levantamiento. El periódico se ha dlsrrl míído ïqïl lo mismo que entre los descontentos de México, donde se llevo como contrabando. Este me»
yñana llegaron Texas grandes remesas de periódicos consigna¡dos amigos de confianza de la Junta, que residen en San Antonio, Del Río, Eagle Pass, Laredo, El Paso y otros puntos.
Los periodicos serán luego pasados México iurtivamente. Traducido de Los Angeles Times, Los Angeles. Cel. um lili liliEVll PALABII LIBERAL Con el nombre de Revolución lio llegado nuestra mesa de redacción un valiente semanario de ideas liberales que seebo de ver ls luz en lo ciudad de Los Angeles, Cal. siendo su editor el Sr. Modesto Díez, quien según vemos por sus escritos, parace estar muy lejos de ser psriente del Emperador de México. Saludl compañero y ojo, mucho ojo por una mano negro de le Dictadure. El Mensajero.
Phoenix, Arizona. lol suscriptores de El Popular. todos los suscriptores do El Popular que tengan pagada su suscripción les enviaremos Revolución, los que la deban no serán servidos hasta no pegarle.