Archivo rebelde es
03 1907 06 15 3
03 1907 06 15 3 black white

W rincipio de estas líneas, el opa 1. uerez, hijo. Camo decimos el Un gran número de omisarios rece como promotor de un movimiento que tiene por objeto la del Lic Benno Juarez hilo re toncanízación de logius masónicorren las poblaciones de nuestro pnís y aquellas de los Estados Unidos en que abunda el elemento mexicano, con, el ostensible propósito de propagar la idoa masónica.
Si hubiera sinceridad en eso propaganda, si meramente se tratara de instituir logros consagradas al cumplimiento de los fecundos ideales del masonismo, no tendríamos ¡nos que apluu»
sos para esa labor que sería hermoso y frases de estimulo para los encargados (le realizarla.
Celebrariamos con júbilo los triunfos que en ese campo se alcunzáran y nos satislai ía hondar mento que el hijo dlel Benemérito se inspirnrn en el ejemplo de su excelso pad re, abrazando cousus de las que sólo se enamoran los abnegados.
Pero Benito Juarez, hijo, no es honrado: de su padre heredó solamente el nombre y nada del caracter y las virtudes que hicieron del indio de Guelatuo la figura más conspicna de nuestras glorias nacionales. No es un fenómeno excepcion nal que la naturaleza ofendaá los grandes hombres dándoles css, Ha distribuido con profusión, circulares y folletos para conquisturso adeptos, y sus dolegndos, que son numerosos, trabajan con actividad, especialmente cerca de los liberales, Algunos de nuestros eorreligionurios, de nuestros compañeros de lucha, han creido que Benito Juárez, hijo, procede honrado mente y le lion ofrecido apoyo y adhesión.
No queriendo qne continúen teniendo éxito esas groseras mistificaciones, nos hemos propuesto desenmascarar it los lalsarios y exponer la verdad cn este a snnto.
Benito Juárez, hijo, es, una persona incnltn cuya torpeza intelectual lo coloca en los lindos del idiotismo: no es it ll. quien se le podrían ocurrir los medios de cualquier carácter, ni quien sería capaz de redactar las cartas y circulares que con su firma instituir agrupaciones de han llegado :i poder de un gran número de nuestros compatriotas.
Otro es el autor de lo que firmii Juárez el pequeño, otro el l.
lesall intensa simpatía al Reforinedor Bonito Juarez. verían con agrado cualquier campaña quo La persecución furiosa que la su hijo acaudillara. Dictadura ha desencadenndo La intriga lué hábilmente tra contra los ciudadanos que coneimada y Benito Juárez, hijo, que dera le son desafoctos, se ha exa es un desdiobado, aceptó repre corbado principalmente en Cossentar en ella el odioso papel huila, dando lugar ll que los que se le designó, liberales abandonen en Inssa ese Se dispuso, desde luego, ob Estado y se refugian en territoservando instrucciones que re Tio americano.
cíbiem, fingir que anhelubn Durante los últimos dias se impulsar lo. organizacion masó han efectuado muchas px she.
nica y principió ll distribuir 911 sionesuen Coahuila, entre otras, tre los liberales invitaciones y las de los Sros. José Serna, Nicaexcitatives en que hacía el enco nm andéz y Eduardo Éeill, de mio de los fundamentos mora Porfirio Díaz. Estamos in.
les, altruistes y de bella frater formados de que estos señores nidad en que descansala ¡880 no tenían connivencis alguna noria. se Olflltlü, POT Pues. con la Junta Organizadora de toda alusión ¡llos fines políticos Str Louis, Mo; esto mismo es que se perseguínn. público y notorio en Coahuila y Se pudo Dotar Cierta GÏHWB de allí la incertidumbre y la in»
cencia: algunas logias se funda quietud que allá reinmh No ron. TBBINÜHOD 13 ¡bai 05 existen garantías: cualquier pertras que de antaño estaban eii 30m1, por a hecho de profesa; suspensoyáelel mlnados PBYÏS ideas avanzadas de haberse tus aparecieron aqúí y allí como captado el odio del másinsignientusiastas impulsores del mo. ficgnze timnuelo, puede de la vimiento. noche ii la mañana verse encarPero apenas se despejó la in colada, aunque jamás por su cógnjm, apenas pudo observar Se mente haya cruzado la idea de ¡a Participación de Reyes en 105 rebelarse contra el despotismo.
mencionados trabajos. los maso Los conliuilenses que no quienes honrados abandonaron los ron que se les conduzca arbitratalleres declararon su aversión riamente a San Juan de Ulúa, al reyismo, condenando los su lugar de suplicio para los acusa.
none es norma que lo mueve y lo dirige. Bernardo Reyes es quien está utilizando al riescelidiente del Bom mérito de las Américas para la realización de fines aviesos, hijos degenerados: tales casos se han observado en todos los paísrs y en todos las edades. En la historia de México no esca»
cios manejos de Benito Juárez, hijo; Sin embargo, no todos están al corriente de estes bajas intrigas: hay quienes las ignoran y dos de rebelión, están abandonando preeipitarlsmciile sus hugares, como arriba decimos.
Rafael Múzquiz, el Lic. Melchor Gonzalez y u ll) de los herseau: el libertador Morelos, osa. do guerrero y hombre que profcsó y defendió las ideas más avanzadas de su tiempo, tuvo un vástago, Juan Nepomuceno Almonte, de lunesta memoria por sus traiciones zi la independem de contrarios los intereses nacionales.
Desde tiempo atras, como es bien sabido, pretende el opresor Nuevo León formarse un Partido político que le ayude escalar la Presidencia de la Re.
manos Farías. de Porfirio Díaz, se han visto obligudos emigrar Estados Unidos, lo mismo que el Dr. Adolfo Mondragón, el de Torreón, los Sresi Atilano Barrera y Reynaldo continuan siendo fieles al vástago del Benemérito Para ellos escribimos este artículo deseando que acepten nuestras ideas y se convencen de que han sido engañados y burlados.
cia. nacional y por su deprsvación repugnante. Asimismo, de Juarez el inmenso, desciende Benito Juarez el pequeño, indi.
viduo sin principios, sin energía ni talentopdesprovisto de iniciativa y apto únicamente para ser: vir de monigote de mascaradas pública. Hizo su primer ensayo con la Segundo Reserva y fracasó; pero sin renunciar zi sus ambiciones: las sigue idimontando con más fuego que antes y por ellas trabaja con gran empeño. H Desgraciadamente Benito Juárez. hijo, es el reverso de su padre y trafico. con su nombre alquilandolo Bernardo Reyes como podría alquilar loa cualquier otro ambicioso que se propusiera sorprender, la ingenuidad de los liberales senciGarza, de Allende y otros mncbos cuyos nombres no hemos podido recoger.
Lo más curioso, es que todos esos señores son completamente sgenos los trabajos revolucionarios: han. despertado sospe. chas, solo porque en las últimos políticas en las que se exhibe como liberal como masón, sin que sea ni lo uno ni lo otro ni nada.
Desde hace muchos años ocupa dosvergonzadamente una curul en la Cámara de Diputados, sirviendo así de lacayo la Dic.
tadura y sancionando los ultrajes que ii su augusto padre le ínfiriera el bandolera de la Noria y Tuxtepec.
Este acto de servilismo pinta magistralmente al hombre, que en su vida inútil, no ha sabido hacer otra cosa que alrentar el nombre que por desgracia lleva.
Bin embargo, hay algo más negro en la conducta de Benito No puede luchar con franqueza y presentarse abiertamente como un candidato la Presidencia de la República, porque comprende que su desprestigio le estorbaría y porque teme despertar las iras del Dictador. Prefiere laborar en las sombras, en el misterio; moverse como víbora, cautelosamente, sin producir el más leve ruido.
La necesidad de proveerse de un testaterro que le sirviera para desarrollar sus planes, se impuso ante él y procuró encontrarlo.
Benito Juárez, hijo, fué el bombre propósito: el Dictador que conoce la insuficiencia de éste.
nado sospechar ía y los liberales y el pueblo en general que prollos y crédulos. elecciones para Gobernador de su Estado, fueron contrariosá la candidatura oficial.
Los atentados que está comeSépanlo nuestros cornpntrio tas; ser adicto Bonito Juárez, hijo, significa cooperar al eneumbramiento del asesino del tiendo ls Dictadura, sólo servipueblo, Bernardo Reyes. rán para aumentar el número de Los que detesten este tirano, 198 IBbBldBSl los PBIBBSUÍ ÍOH al de ben despreciar au testaferro, fin COMPWD ÏGI ÉÜ que Para Benito Juarez, hija zar de garantías, para vivir con tranquilidad en la Patria, no le LEOTOR queda otro recurso que abrazar Si acaso llega uno de nuestros la causa de la resolución y dsoi.
ejemplares sus manos, es para in dirse acabar Con el Gobierno vitarle quese suscriba. Si Vd. sim de bandidos que en México do.
patiza con nuestras ideas y perió mina.
dico, se lo agradeceremos infinito si nos toma una suscripción. Pero en caso de que no fuere de su agrado, La Deiensa de Juan Sarabia tendrá la bondad de devoivérnoslo, está de venta en esta redacción.
y así nos evitará grandes perjuicios. Precio: 10 eentavos.
2m