Archivo rebelde es
02 1907 06 08 2
02 1907 06 08 2 black white

impedir el rudo golpe que resibirú su despotismo, quiere distraer al pueblo con una empresa do conquista, y de ulri que, El Im parcial. tomo grande empeño en hacer comprender, aunque sin decirlo francamente, que es probable que haya una guerra con Guatemala.
Pero no hay que permitir el ungafio disfrazado de patriotismo. Si el pueblo mexicano llevara la guerra a Guatemala, he aqui lo que sucedería: iría Lt la guerra, derramaría generoso su sangre, y, supov niendo que la suerte le fuera propicia, vencería, esto es, materia muchos guatemaltecos, sus hermanos de servidumbre, hombres que ni conoce, ni tiene motivo para odiarios. Iría ii la. guerra empujado por el tirano Porfirio Díaz, por el capricho de un magnate orgulloso que lo ha tenido en la servidumbre mas vergonzoso. para lanzarlo después al matadero. Suponiendo, repetimos, que la suerte ls fuera propicia, esto es, que después de matar muchos guatemaltecos, vencieru. que ganaría con su victoria. Sería acaso más feliz, más rico, más libre? Nada de eso. Después de la guerra tendría que lamentar sus bajas. cuántos hombres ha»
brian quedado en lejanas tierras. Cuántas familias quedarían sin apoyo. Cuantas mujeres aumentar an el ejército de la prostitución nrrebatadas por el torbellino de la miserial. como consecuencia de estaremos on aptitud de conquistar todavia mayores beneficios, todavía una mas amplia libertad.
No permitarnos, pues, que se nos engaño y continuomos trabajando por la revolución, después llo ln cual podremos levantar uusstnm frentes y sentirnos orgullo: ne «lo ser libres y felices. Donar. emos nuestra sangre, pero por algo noble, por algo que redunda en beneficio de todas, por la implantactón del Programa del Partido Liberal.
Los mexicanos que piensan con su cabeza, los que saben que o hombre no está condenado ¡i sufrir sino que todos tenemos el derecho de gozar y de ser libres porque todos nacemos de mujer, trabajen sin desmayos por la revolución que está. para estallar contra el más vil de lostiranos de la América Latina: Porfirio Díaz.
ez BAJO LEY MARClAL.
El distrito febril del Estado de Veracruz que entre otras poblaciones comprende las de Orizaba. Rio Blanco, Santa Rosa y Nogales; esa región, teatro de las últimas huelgas sensacionales que la Dictudul a abogó con bárbaras represiones y proditorios asesinatos de obreros, se encuentra de lieoho, bajo la más estricta ley marcial. Está guarnecida por exhorbitante número de soldados, rurales y polizontes e rrlorguermral hambre mordiendo a que ejercen rigurosa vigilancia todos.
Los que h0y no tienen un pedazo hogar, y no respetan ni el sagrado del No son permitidas reude tierra ni ¡IB 9 Ïñbïïmï la. niones de ninguna clase y el esde la victoria; los que en las negociaciones mineras, fabrilee óagrícolas están ganando salarios de mendigo, seguirían lo mismo a pesar de la victoria: ni un aumento en sus salarios, ni una hora menos de labor, ni una consideración por parte del burgués ventrudo y avaro que explote el trabajo de los pobres.
El Ejército, el presidio, la ley fuga continuarían siendo la amenaza y el azote del pueblo, pesar de su victoria, a pesar de haber vuelto cargado de laureles conquistador fuerte. de matar hermanos de ésclsvitud.
No. el pueblo mexicano no debe ir la guerra con Guatemala, Hagamos la guerra; pero nuestro tirano. Libre monos del yugo. Con le revolución sí conquistaremos el bienestar y la libertad a pesar de loa horrores que toda guerra implicar Si el pueblo vence Porfirio Diaz, he aquí lo que sucederá: se impondrá el Programa del Partido Liberal; los trabajadores ya no tre. bajaráu más de ocho horas y ganarán buenos salarios; quienquisra que desea tierra para cultivarla, la tendrá, y no solamente eso, sino que obtendrá los útiles que necev sita psra. labrar la tierra; no habrá servicio militar obligatorio, ni ley fuga, ni trabajos gratuitos, ni serían igualmente 13 bres FuéEl pioneje más inlouo acecha los ciudadanos.
La correspondencia, en gene ral, e5 yjolads, lo mismo la que llega corno la que se deposita en las estafetas. No hay el derecho deviajarlíbremente. Cualquiera que arriba esas poblaciones tiene que registrar su nombre ante la autoridad y dar explicación satisfactoria de sus hábitos pacíficos, de su adhesión al Gobierno y de los asuntos que motivaron suaviaje.
Sin embargo de este lujo de terror, los obreros en los últimos días han vuelto declararse en huelga y lo que es más alentador. han triunfado, han sido atendidas sus demandas aunque en parte; pero con ls revolución ganarán todo lo que desean.
Los obreros no temen la Dictadura y no muy tarde lo van demostrar son hechos convincentes. le: suscriptores de El Pension. todos los suscriptores de El Popular que tengan pagada su suscripción les enviaremos Revolución; los que la deban no serán hambre, ni tiranía, y todos libres, servidos hasta no pagarle.
ra mon ns rsnaosr.
En otro lugar de esta misma edición, publicamos unn excitatH u. que lu Junta Organindora del ailulo Liberal mexicano dirige a nuestros hermanos de ideales. solicitando ayuda pecurnaria en favor del luchador Tomás Espinosa que se encuentra preso en la Penitenciaría de Yurns, Aris.
Unimos nuestra vor ii la de la Junta pere. demandar de todos los liberales de corazón, que cooperen, aunque ses con sacrificio, en la. hermosa obra de rescater ¡Í nuestro correligionario que mucho ri sufrido por su hours. dez de principios y su lealtad a la causa emancipadora.
De conformidad con los deseos de la Junta y con autorización del Sr. Espinosa, abrimos a íavor de éste una surcripción en las columnas de nuestro parió dico.
Esperamos que los liberales enviaran ls mayor brevedad sus donativos, que con el nombre del donante, publicaremos semanariameute. Las personas que no quieran que demos a luz sus nombres, nos lo manifestaran así y atenderemos sus deseos con ls discreción debida.
HUEVO PALADlN.
Hemos tenidongasto de leer El Rgielde queriendo el men de mayo próximo pasado. principió a publicarse en Dow, Ind.
Terr.
Es un órgano revolucionario que, como nosotros, trabaja por le. implantación del Programa del Partido Liberal Mexicano, expedido en St. Louis, Mo, el o. de Julio de 1906.
Trae abundante y escogido material, haciéndose especialmente notable por su sans doctrina y por la valentía con que exponevsuslpriltcipios.
Publicacions de esta natura.
lesa, enaltecen sus fomenta.
dores, y son muy necesarias en esta época en que el miedo hace estragos en nuestra rasa. El Rebelde. por su virilidad, es una viva condonación contra todos los que tiemblan y todos los que se arrastran.
Su ejemplo, servirá para que algunos se avergüenoen de su cobardía y, para que otros, los menos pusilánimes, fortifiquen su carácter y aprenden ser hombres.
Enviamos al simpático colega, nuestra más efusiva felicitación y le deseamos larga vida para bien de ls causa y terror de los tiranos. Will nas armas.
lince algunas semanas inc sprelrendido en Torreón el Sr.
Feliciano Orozco juntamente con su hermano José y su cuñado Juan Negrete. Se los acusa do conspirádores y es probable que para la fecha se les baya conducido ¡i San Juan de Ulúa.
Mientras que permanecieron en lu carcel de Torreón, uno de ellos, el Sr. Feliciano Orozco, Íué sujeto tortura. Querían los esbirros que revelara el paradero de uno do los Delegados de la Junta que la Dictadura se proponía capturar y el Sr. Orozco se negó hacerlo, alegando que nada sabía de ese asunto. Fué entonces spaloado brutalmente, pero nada descubrió.
No debemos olvidar la oonducta que están observando nuestros enemigos. No hace mucho tiempo que fué azotado villanamente en Ulúa, Juan Sarabia, el eximlo defensor de las libertades patrias, y el atropello se ha repetido con el Sr. Feliciano Orozco.
Tengamos presente lo que está aeonteciendo y juremos vengar esos ultrajes. La Delensa de Juan Sarabia está de venta en esta redacción.
Precio: 10 centavos. nuestros lectores.
Querido lector: si Ud. es de nuegtras ideas y desea suscribirse nuestro periódico. sírvase llenar el cupón que se haya al caloe y enviárnoslo junto son el importe de la suscripción.
No atenderemos ningún podido si no viene acompañado de su importe en efectivo.
HOQ UZ. SE ES vm se un, o Oo o r: cua, as; Era a me m o i o. a: no. a o En. l, 1»ng. un. 05. o 1: if. qq. 4; a5 WE. mi, o oo , C«3. o. o. o. ng ZC: Í: 2. a: E. PI. ox. a