Archivo rebelde es
01 1907 06 01 3
01 1907 06 01 3 black white

¡VELEMOS POR LA PATRIA!
Un brillante colaborador de El Correo de Chihuahua hn demostrado con textos irreiutubles y argumentos nutridos de lógica convincente, que Enrique Creel no es mexicano por nacimiento y está incapacitndo para ser Gobernador del Estado.
La prensa Oficiosa y especial, niente El Norte, el periódico anodino, dirigido en la actualidad por el más astroso de los esr oritores mercenarios, un vividor de oficio, reyista y no hace mucho y cientifico en los tiempos que corren, ayer introductor muy oloroso y muy reluinbrante de una casa sospechosa del barrio de San Juan de Dios, dc Guada lajara, y hoy figurín muy distinguido del Palacio de Gobierno de Chihuahua; la prensa oficiosa, decimos, desconeeriada con los corteros razonamientos de El Correo, acude ii todos los recursos hasta los más reprobados en el campo de la polémica, sofismas centrahechos y a necios embustes, con animo de comprobar un absurdo, esto es, la capacidad legal de Enrique Creel para desempeñar el puesto de Gobernador del Estado.
El padre de Enrique Creel nunca renunció la ciudadanía americana para adoptar le. de nuestro país; Enrique Creel, pues, es hijo de extranjero, nació extranjero y lo más que puede aspirar, o o acertadamente concluye El Correo, es que se le considere como mexicano por naturalización; pero nunca, jamás, como mexicano por necil miento. la Constitución Política de Chihuahua previenefldue solamente pueden ser Gobernadores de esa entidad, los mexicanos por nacimiento, hijos de inexicanas. Enrique Creel para presentarse como un candidato legal al Gobierno de Chihuahua, necesita negar ásu padre, probar esa negativa y probar al mismo tiempo que es hijo de mexicano;rnecesita negar su padre para acomodar, dentro de Ia ley, sus ambiciones políticas, negar al ser que le dió la vida, al hombre que permaneció fiel su nacionalidady que al morir, conforme los afectos que lo distinguieron durante su existencia. fue su cadáver expuesto en la cámara mortuoria envuelto en la bandera de las estrellas.
Es evidente que Enrique Ci Creel carece de derecho para re los destinos de los chihuahuensos y sin embargo, por vatios años, con el carácter de interino. desempeñó la primera.
Magistratura de ese Estado y ahora pretende y lo conseguirá si no se rebelan los ciudadanos, que en la próxima farsa de elecciones lo nombren sus favoritos y empleados, Gobernador (Ion.
etitnciounl. Para candidato de ese puesto y con su consentimiento, le postulan las hojas gobiernistas.
En la actualidad, Enrique Creel reside en Washington con el carácter de Embajador de México cerca del Gobierno de Estudos Unidos; pero parece que quiere disfrutar de dos canongías al mismo tiempo; que le agrade más que su misión dipiomútica, que conviene mejor sus aficiones de financiero y ansias de enriquecimiento, la gubernatura de un Estado floreciente, donde él es el dueno de las tierras y el capital, el principal especulador en las minas y la industria, en la banca y el comercio, el monepolizador insaciable quo se aprovecha de su influencia política para absorber todos los negocios lucrativos y para explotar desconsideramente asus súbditos.
En el Gobierno de Chihuahua en la Embajada de Washington, Creel significa un grave peligro para los intereses nacionales.
Tanto su carácter de extraniero, como su venslidad, sus mezquinas pasiones y antecedentes de mercader sin escrúpulos; demandan que se vea con api ensión, con desconfianza, con intenso disgusto, su intromisión y preponderancia en ¿a política de nuestro país.
Si Creel fuera un extranjero honorable, de limpia conducta. y sanas aspiraciones, aunque ilegal su participación en nuestro Grobierno, no alarmaría seriamente ni daria pábule palpitantes sospechas, terribles desconfianzas. Pero Creel es un pícaro dominado por la fiebre del oro, agnijoneado siempre por apetitos de inmoderada rapacidad; un pícaro de los que créen que el honor es una ficción y el deber una tontería, que el tin ún ieo de la vida, la misión única del hombre en su tránsito por la tierra, consiste eu medrar, en acumular riquezas todo trance y de cualquier manera.
Para los que conocen al fiamante financiero, para el incontable número de sus víctimas, nada extraño será que nosotros ahi memos que Creel ha cometido mas fraudes comerciales que dias lleva de existencia: ellos saben que no exageramos; ellos saben que 1a histeria de Creel es una sucesión interminadinero no tiene Patria ni amisquiere y bienestar de la República; un ble de robos y pilladas. mutilar nuestro territorio ena, Cunntes han celebrado con él gentu nuestra autonomía.
transacciones mercantiles, algo Para nadie es un secreto que han perdid0, do alguna fullería las grandes corporaciones de se lamentan; ni los amigos ni Estados Unidos oodioian a nueslos parientes ni los pnisnnes, tro pnis y nnhelan dominarlo. nin esenpnde it las habilidades para mulio es un secreto que los do ese gran capitán de industria dueños (la la riqueza de le naque se empeña en probar que al cion norte americana ensian anexarse México como un me»
tados ni parentescos. dic de extender el campo de sus El dinero se arrebata con especulaciones, y allí donde rem may se emplea 0011 intal éfl y sidon los que se interesan en se cuida con esmero, dice Creel. nbsorbornoe, los que oonspirnn y obra de conformidad con su contra nuestra independencia, proverbio. es mandado Creel que tiene más Sin duda alguna que un ñlis» aptitudes como Agente de Hago.
teo de esa estirpe, extranjero cios, que como Enviado Diplo. uaoional, jámae hubiera sido ele mático, Creel, el hombre más vado un puesto de confianza apropósito para truicionarnos y por la voluntad pública; pero en vendernos.
MéxiCo el pueblo no tiene voz ni Menguadu labor la del tirano voto, domina omnipotente el ca Porfirio Díaz que pene la Papricho senil del Dictador y por trio en manos de mercaderes.
tal motivo, vemos con frecuencia Pero eué ¿el mismo Diaz no que ya fastidia irrita, encum es otro mercader?
brarse individuos sin prestigio Nuestra condición es desespeni simpatías y apoderarse de los rante. no sólo estamos merced cargos mas delicados de la Ad de los explotadores nacionales: ministración. aventureros de otra raza pueden Creel como Gobernador, no culminar en nuestra política, tuvo otra mira que favorecer su tomar en feudo algún Estado y hacienda privada: se concedió hasta uniformarse de Embajaú BÍ mismo cuantas franquicias dores para realizar con más feo iconsideró prudentes, tuvo open lidndes la. venia de la Patria.
tunidad de celebrar Óptimos ne. Es «lina vergüenza que sigagocios que sólo están reservados mos tolerando v. Creel en el Goálos hombres del poder, saqueó bierno de Chihuahua en la el erario público y solidifieó los Embajada de Washington.
monopolios que de tiempo atrás Si ese mal extranjero no puede venían explotando él y su suegro constitucionalmente, como lo ha En el Gobierno de Chihuahua demostrado El Correo, tomar encontró un precioso filón de posesión del Gobierno de Chi.
oro, en terna bonanza, que no huahua, mucho menos debe teabandouar, prefiriendo ner su cargo la delicada mision elegirse cómodamente para el de representar México ante próirimo período constitucional. los Poderes de la Case. Blanca.
Pero si Creel es una calami. Hay que arrojar Creel de dad en Chihuahua, en la Emba ambos puestos impedir de una jade de Washington constituye vez por todas quefiíe nos contjuna formidable amenaza para la núe ultrajando.
soberanía national. Nuestra nacionalidad peligra Se le ha encomendado el de y para salvarnos de la tiranía sempeño de una misión diploma que sufrimos y hacer iin posible tica de graves responsabilidades la dominación extranjera, no que únicamente debe eonfiarse nos queda otro recurso que rebe mexicanos de acrisolada hon larnoa contra Porfirio Díaz, pm.
radez y de vehemente y sincero cipal autor de nuestros inform.
patriotismo. nios, dominarlo, acabar con él, El Embajador de México en yfundar sobre sólidas bases la Washington puede prestar le. verdadera. República. Patria eminentes servicios; pero puede también, su discreción, comprometer nuestra independencia y entregamos al yugo extranjero.
Un Matías Romero desecharía con altivez cualquiera proposición vergonzosa que se le hiciera y velaría cen celo por el decoro Viene de la terore plana. la revolución, obra del pueblo que quiere emanciparse, no depende de ls. vida. del octogenario mandarín, sino del menor incidente, del más insignificante detalle. El fruto de la revolución está maduro y un beso del céfiro puede hacerlo des n Enrique Creel, que no es me mandame El agrego xicano, que no ame nuestro. país, un traficante como él de conciencia metalizada y sin nociones de honradez, no rehusará La Defensa de Juan Sarabia estará. de venta, la próxima semana, en esta redacción.