Archivo rebelde es
1980 1990 grupo internacionalista 11
1980 1990 grupo internacionalista 11 black white

l. Lecturas de clase del Grupo Intemacionalísta Under these conditions, the Sandinista leadership faces. difñcult and complex leadership job in canjring the revolutiou forward. It must seek food and ñnancial aid from all possible sources, including the imperialista. It must make in roade into the bourgeoie order, without giving the imperialista.
easy pretexto to Whip up propaganda in favor of intervention. Militant, 31 de agosto de 1979. Cuba Committee a principios de los años 60 intentó sacar partido de la popularidad del castrismo. La diferencia se ubica en que el prefiere hacerlo a larga distancia.
Además, Moreno tiene una larga historia de imitación de otras tendencias. Empezó en Argentina haciéndose pasar por un peronista de izquierda. fines de los años 50, su revista Palabra Obrera se describía como un órgano del peronismo obrero revolucionario. y llevaba como subtítulo la consigna bajo la disciplina del Gral. Perón y el. Consejo Superior Peronista (véase Argentina: La lucha contra el peronismo de V No. 24, dejulio de 1973 en este cuaderno. Cuando el peronismo ya se habia pasado de moda, Moreno se fusionó con un grupo castrista y publicó un sinfin de fotografias del Che Guevara en la primera plana de sus periódicos. Luego de una breve aventura como criptomaoísta (aclamando. los Guardias Rojos. Moreno sentó cabeza a una vida más mundana como socialdemócrata y con este lin se fusionó con un ala del Partido Socialista Argentino histórico, para apoderarse de su renglón en la lista electoral. Siendo un tipo que no se preocupa por pequeñeces, pronto elaboró un programa socialdemócrata que correspondiera a su sigla nueva (véase Intercontinental Press, 13 de noviembre de 1972 y la ilustración en la 22 de este cuaderno. En verdad Moreno es, tal como lo hemos caracterizado frecuentemente, un camaleón político. En una polémica dirigida contra la Brigada Simón Bolívar, loíimandelistas del PSR lombiano acusan a los morenistas de haber emprendido una pura aventura: La.
Brigada como tal nunca entró en combate. No hubiera podido hacerlo sin entrenamiento adecuado y. menosque estuviera dispuesta a acatar la disciplina del FS LN retraducido de Inte rconrinema! Press, 17 de septiembre de. a Perspectiva Mundial, a de octubre de 1979 Socialistas exlgen ayuda masiva de los EE. UU. a Nicargágua sic. Bajo estas condiciones, la dirección sandinista se enfrenta a un trabajo directivo dificil y complejo en llevar adelante la revolución.
Debe buscar ayuda alimenticia y económica de todas las fuentes posibles, incluyendo los imperialistas. Debe hacer incursiones en el orden burgués, sin dar a los imperialistas pretextos fáciles para fomentar propaganda a favor de una intervención.
1979. En realidad, parece que agrasso moda la Brigada de Moreno, a pesar de su propaganda rimbombante, observó la batalla desde Costa Rica. Incluso, sus partidarios en los EE. UU. los Sandinistas por el Socialismo en Nicaragua, no partieron hacia Managua ¡sino hasta el dia siguiente a la caida de Somoza! Así que la imagen de guerrilleros. heroicos en armas (el comandante Kemel George del PST colombiano se habría presentado en verde olivo a un mitin para reunir fondos en Bogotá) es, ciertamente inmerecida No es verdad, sin embargo, que la Brigada Simón Bolivar no estuvieradispuesta a acatar la disciplina del FSLN. Es probable que el concepto de disciplina de Moreno no seria al gusto de los sandinistas (ni de la dirección del SU. pero la Brigada se construyó Sin ambages sobre la base de subordinación al FSLN. Lo cual intensifica la ironía de su situación actual. La Carta Abierta del PST colombiano (morenista) anunciando la formación de la Brigada pedia voluntarios para luchar en Nicaragua bajo la dirección militar del Frente Sandinista; y ostentaba cartas de los dirigentes sandinistas Edén Pastora. Comandante Cero. y Plutarco Hernández Sánchez indicando que sus miembros se encuentran en acción. bajo la dirección del Estado Mayor (ver ilustración. Por supuesto, el contenido real de esta pretensión militar tiene que entenderse a la luz de la inactividad en el campo de batalla de estos guerrilleros de último minuto. Políticamente, los morcnistas exigierom un gobierno sandinista aún cuando. para salvar las apariencias, añadían que éste deberia surgir de supuestos órganos de poder popular y basarse en un programa de ruptura con la burguesía y el imperialismo (El Socia isla, 22 dejunio.