Archivo rebelde es
20 1978 03 el trabajador 05
20 1978 03 el trabajador 05 black white

(
PAGINA ijrr1ym vf WWWT EL TRABAJADOR El cuarenta y cuatro ani versario del vil asesinato de César Augusto Sandino, ocurrido el 21 de febrero de 1934 a manos de Anastasio Somoza Garcia, encuentra a la tiranía dinástia de los Somoza atravezando la más grave crisis de su historia.
El atentado criminal que costó la vida al periodista y jefe de la oposición burguesa antisomocista, Pedro loaquin Chamorro, el 10 de enero pasado, fue el hecho que desencadenó la crisis de la tiranía somoeista, que desembocó en una huelga general de más de quince dias de duración. En esta huelga participaron amplias capas de la burguesía oposicionista, traba¡adores de las diferentes ranus de la economia, estudiantes y amas de usa. El total ais iamlento politico y social del tirano Anastasio Somoza Debaer quedó ampliamente reiterado ante el mundo con la huelga general.
ANTECEDENTES la actual crisis de la tirania somocista, es la culminación de un proceso de deterioro del régimen dictatorial que se aceleró en 1972 con el terremto que azotó. Managua y sus consecuencias de mayor empobrecimiento del pueblo niaragiiense, de un extraordinario aumento de la corrupción en todos los niveles del régimen, y de un acentuamiento de la centralización del poder en manos de Anastasio Somoza.
Estas circunstancias crearon. que el histórico ataque guerrillero del 27 de diciembre de 1973 se convirtiera en un fuerte golpe politico. la dictadura de Somoza.
Ante el golpe asestado, el tirano Somoza recurrió a un aumento de sus tradicionales armas de drcel, torturas y crímenes contra el pueblo y al establecimiento del estado de sitio y la censura de prensa. Estas me didas represivas del régimen, no lograron desalentar la creciente actividad de la oposición antisomoclsta en sus expresiones de oposición revolucionaria (repre sentada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional) y de oposición moderada, representada por la llamada. Unión Democrática de Liberación (UDEL. la UDEL se formó posterior mente al terremoto del 72, al establecer Somoza el Estado de Emergencia y desplazar del gobierno, con esa medida, a un triunvirato del cual formaba parte el Partido Conservador, de oposición burguesa y hay uno de los principales Integrantes de UDEL.
La UDEL cuenta con una base popular de relativa arn plitud y de ella es inte ¡rante también el Partido Socialista Niaragñense que Integra, en su seno. algunos sectores obreros y popuiares. la política del imperia lisrno norteamericano de melórar su imagen ante los oíos del mundo pregonan do hlp6crltamente el respeto de los derechos humanos, se tradujo en una presión hacia el regimen tl a nico de Nicaragua para que se pusiera a tono con la musiquita del gobierno norteamericano, principal sostén de la dictadura. Esta circonstancia y la enfermedad que afectara recientemente al dictador acrecentaron la crisis del régimen somocista en los últimos dos años.
las contradicciones internas del régimen afioraron; las denuncias a la dictadura por. los a humanos alcanzaron resonancia mundial se hicieron ada vez frecuen tes; la lucha, en todas sus formas, de la oposición anti fue. nuevos grados de combatividad y amplitud.
Las acciones armadas de guerrilleros sandinistas en octubre de 1977 em uiaron la crisis de la tirama hacia un nuevo. use. la bur guesía opositora levantó la bandera del diálogo nacional en el cual participaría incluso Somoza, como la via para lograr una demo cratlzaclón del régimen politico nicaragiiense. En otras palabras, ante las acclones armadas de octubre, la burguesía se lanzó a tonnr la Iniciativa de la oposición antisomoclsta levantando una alternativa de negociación con Somoza que. Somoza.
contaba con el visto bueno el gobierno norteamericano encabezado por úrter. Por la vía del diálogo se buscaba encontrar una salida a la crisis del régimen, de un lavado de cara democra tico a la dictadura. En este diálogo que a fines de 1977 se empezaba. concretar con la meditación de la ierarqufa eciesi stla niaragi1ense, había de lugar un papel de. suma Importancia el politico y periodista Pedro joaquin Chamorro, principal exponente de la oposición burguesa a la dictadura de Pedro Joaquín Chamorro era una Importantl sima ficha dentro del equi.
librio político que se bus caba y se empezaba a lograr con El diálogo mcional. En este sentido su asesinato en enero de este año, y para el uso no tiene mayor relevancia quién lo haya ordenado a los victimarios a sueldo, hizo saltar en pedazos al diálogo na cional y al fra gil equili brío politico que apenas empezabaalograrse.
De esta forma, quedó abierto el camino para la tm aguda crisis que en toda su historia haya vivido el régimen dictatorial de Somoza. LA HUELGA GENERAL DE BRAZOS cmoos El crimen de Chamorro, por toda la oposición antisomoclsta, desató una glgantesa ola de repudio popular al régimen tir¡nico que culminó con la huelga general de brazos nidos en demanda Inicialmente de una clara Investigación del asesinato de Chamorro y posteriormente en demanda de la renuncia de Anastasio Somoza como presidente de la Repúblitz. huelga se prolongó por más de quince días expreándose en diversas formas de manifestaciones paciñas y fundamentalmente. través de la paralización de las actividades productlvas controladas por la burguesía opositora. El paro contó con el decidido apoyo dela gran mayoria del pueblo nimgliense: obreros de la construcción y de otras ranas de la industria, estudiantes amas de casa, empleados del comercio e Incluso emplea dos de la administración pública respaldaron activamente el paro, que como también con la simpatia de la alta ¡erarqu (a eclesia stla.
El paro mcloml signifi ba para la burguesía opositord. que lo encabezaba, la última carta a lugar se para presionar al régi men a una apertura y lograr por esta via lo que bus PRIMERA QUINCENA DE MARZO 1978 caba alanzar anteriormente con el diálogo. um Iibe railzaclón politia del régi men que le abriera las puer tas. una mayor cuota de poder y que. neutraliura el peligro de la creciente radicalización de las masas oprimldas contra la tiranía. De aqui que un analista burgués plantnra si ecu vez no se arreglan las cosas. se perderá la confianza de esa vleia forma de luchar y voiveremos a cuarenta y pico.
de años más de soiuzgamiento, o a la fórmula de la insurrección armada y total como única vía, y este último amino podría ser el más viable para las masas decepcionadas, pero el más peligroso para los estratos altos de la nación. Por su parte el diario la Prensa ante Ia Intransigencia del tirano, advertía: Si se des precia por la fuerza y obcecacíón dándole la más grande íustiñcación. los que vienen diciendo desde hace mucho tiempo que la única solución en Nicaragua es la armada, cada quien será responsable de su propio destino y el de la patria. para deiar clara constancia del obietivo de la huelga, la misma burguesía opositora. través de las organizaciones de la empren privada pnlcipantes en el paro, afirmó, cuando ya Iba en retirada: la acción de la empresa privada ha sido principalmente dirigida hacia el llamado patrk rtieo para la reflexión Inteligente de parte del presidente de la Repúblia, en la búsqueda de soluciones constitucionales pacíficas eMerezadas al bien común.
La conducción burguesa del paro, limitó los objeti vos politicos de éste, a los de exigir la renuncia de Somoza. la presidencia de la Repúblia para abrir auce a la liberalización del régimen político, en sus palabras. los capitalistas antisomocistas querian la cesación del papel de dsieai competidor de la empresa privada, por parte de la ¿lite gobernante. es decir Somoza y su amarilla. Con tal obietivo, que sólo apuntaba contra un aspecto del régimen dictatorial nicaragiiense, era lógico que la burguesfa no se propusiera en ningún momento la Iucha contra la Guardia Nacional parte fundamental del régimen y uno de los principales bastiones de éste. Hacia la Guardia Na cional la burguesía antiso mocista se limitó a formularle retóricos llamados, sor nndo con que Inexistentes sectores antisomocistas. su Interior, se plegarían. su lucha. La forma de PASA LA PAGINA