Archivo rebelde es
1912 07 09 2
1912 07 09 2 black white

medio de la instrucción, Evolucion y Progreso Inspirarse en las lecciones de la historia para mantener cl sentimiento de unidad, es misión que toca los buenos ciudadanos Cuando emprenden la evolución hacia el progreso por medio de la instruc.
ción y cuando llevan como ¡inico lema la fraternidad y el mejoramiento de la clase. obrera.
Los cinco pueblos que forman Gran Patria Centro americana que han vivido separados largo tiempo, ya por exciusivismos de politica ya por ese espiritu de desunión que los tiranos le han inyectado; caminan hoy hacia el progreso, apar1:ir. dosc del oscurantismo debido ese espiritu delunión y fraternidad que en ellos se ha despertado por En épocas no lejanas, los tiranos cuando querian conservarse en el puesto como gobernantes, mandaban las clases proletarias dustruirse en gran carnicoria. hermano contra hermano, alegándoles que la integridad nacional estaba amenazada hablándoles de dignidad. de esa. dignidad que tanto escarnccian.
Los pueblos comprendian la sin razón de aquel estado dc cosas y la injusticia de aquellas car gas, pero no daban con la manera de nerles fin. Criados fanáticamente bajo el régimen dela fuerza, sólo sr: les ocurría servir con humildad ri los verdugos. Pero dichosamentc hoy todo ha cambiado. La clase obrera Centroamericana, casi en su totalidad, debido su cultura, está dispuesta no prestarse para esos sainetcs. y enfrentarse haciendo respetar sus derechos por medio dela. espada invencible de la razón.
Los aires de evolución que empiezan a soplar no se aplacan ni se detienen ante el pwor que antes iniundian los tiranos. Entre tanto, los déspotas recorrerán los aposentos vacios y los muros deSguarnecidos de sus cuarteles.
Faltales el instrumento de que se serv lan, y en cl frencsldc sus furores se acrrcarán hipócritamente al pueblo, intentando subyugar.
lo nuevamente con su verba melitica, que constituye sus brazos musculosos.
La máquina sentirá el empuje de esos brazos yaeguirá inmóvil anunciando elfin de aquel artificio. Todos esos muros, todos esos artefactosde guerra y de muerte dejados por los que servían y manejaban, quedaran. inútiles como piedra de molino que no tntura porque se acabó el agua del serví. lismo que la impulse; y ellos en medio de tanto aparato de fuerza inerte, estarán a merCed de la clase obrera, entre la acobardada adulación de los pocos que los acom pañan en la. soledad del infortunio. merced estas enseñanzas que la eitjlízación y la. cultura han depurado, el obrero Centroamericano puede entonar el himno del progreso y exclamar con vo: que bienda los aires: Ya Prometeo no se agita entre cadenas, en la cumbre del monte Cáucaso, ni existe el buitre que le despedazara las entradas, La lucha con el adverso destino está ganada.
La inteligencia es libre y cl obrero ha conquistado sus prerrogativas. El absurdo y las preocupaciones del para ¿o ceden los esfuerzcs del prrsuutc, y Prometeo. erguido cn su lcchn de agonía. agita la antorcha que ilun.;na las conciencias y rcdnne las acinnes. Queremos formar de estas cin.
co Repúblicas Centro Americanas una sola Patria?
Hagamos, pues, que los obreros se conozcan, se traten, y borrando las fronteras para la ciudadania, hagamcs una sola guerra. La guerra contra la Ignoranm Pará: Quesada Corta rrr rrur l El de los corrientes exhaEl monopolio del. Trabajo El mundo avanza al empuje del esfuerzo; la miseria yel hambre, con su figura estral alaria, aterra el porvenir del hombre, y el hombre se acongcja y piensa: es entonCes cuando brotan luminosos los rayos del invento.
Conde por cl Universo el ade, lanto; las industrias cada dia hacen mas notables progresos, y los brazos de hierro sucediendo ó: los brazos de carne, se apresuran por llegar lo más apartado de los pueblos.
eutible, ese adelanto majestuoso que vemos con ojos sorprendidos.
es la zaga que troncha las fuerzas del obrero, del sedentario del taller, del que lucha frente con cl destino llevando como arma defensora su vestidura de harapos; del que agobia sus espaldas el pes sado fardo de la existencia, vacio de satisfacciones. repleto de deSen e gallos.
El inventor surge y se hace millonario. Su existencia cs respetada y su nombre perdurará glorio so entre los inmortales Pero queda algo como residuo cstercolero donde acuden los insectos nauseabundOs que es la estantigua del misterio: la explotación guiñapera del invento, el monopolio del tra.
bajo, tan cautelosamente tramado por los agentes del lucro. así como el águila mónstruo de los Alpes encierra entre la cár»
cel de sus garras la presa que lle nara su buche de pantera, asi los glotones del dinero recopilan car. ne de esclavos para departir com.
placientes en el macabro festín de la humanidad. u. en tanto que gozan en la orgia los beneficiados del negocio y pasean sus figuras nrrogantes por los fastuosos salones. llevando en la. solapa de su lcvitdo el clavel encarnado aunque la conciencia los moteje malhechorcs allá en los rincones de la pobretería se refociian como hijos legítimos de la desgracia. abanderados dc la mi seria, los que antes llevaron cn aus frentes, Siempre limpias, el resplandeciente escudo de la virtud y del trabajo.
Es asi, grandes rasgos, cl boriznnte nebulosa que ae presenta nuestra vista con caracteres de inel able realidad.
Ante esa claridad deslumbrante duerme el proletario el tranquilo sueño de la indiferencia, y si en su choza faltan lumbre y pan, se limin tan la cruel conformidad.
Pasarán los dias y lo: años y. la miseria entre los hombres pobres herbáceas en el pantano e la. vida social; pero los Iucradores, los mandarines, crearán las guerras sangrientas y los presidios con sus atavíos de cadenas para la extirpación de la plcbe que levanta sus brazos descarnados hacia el cielo implorando misericordia.
Width Rojas arfu rn rrmr uno manos ló el postrer aliento nuestro compañero de luchas, el joven tipógrafo que respondió en vi da al nombre de Gonzalo e SÁNCHEZ, miembro correspOn.
diente la «Sociedad Tipogra¡ fica de Socorro Mutuo. Con Sánchez se pierde uno de los mejores Soldados de nuestro compacto Escuadrón.
La familia dolicnte del extinto, reciba nuestras más sin ceras expresiones de duelo.
o J El ideal armonizador del socialismo no desmiente en ninguna cir. constancia. p Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregón Lizano del Sistema Nacional La Masies Pero ese progreso indis crecerá, como crecen las plantas En la arena De leios, de muy lejos diviso en fila los soldados que se preparan para esgrimir las armas de una causa justa.
eb o, el último de esc, grupo en fila, me apresto marchar la reivindicadora conquista del ideal.
Mas no se crea que somos soldados la manera de los inconscientes, de los autómatas que gastan sus energias en el adiestramiento de aus facultades para vnciferar contra el hermano; no. Seremos portadores de la violencia cuando se nos trace injustamente un limite en ones tro derrotnrd y se nos diga imperiosamente: DE aqui no pasaréis. De lo contrario siempre seremos los primeros en llevar al seno delos boga res honrados, sin lumbre. y sin pan, un rayo de oro de nues tra naciente Aurora. modo de andantes caballeros, nuestras armas llevan grabadas en la empoñadura estas emblemáticas palabras, FRATERNIDAD, Ioustmo y DERECIIÜ, que precurarernos proclamar costa de todo esfuerzo. Nada. hará retroceder en nuestra marcha: el Sol nos fulgura. con radiaciones solemnes de victoria y el camporsc nos presenta iocitante para la verificación de nuestra lucha sacrosanta. asi iremos, hacia donde nos llaman lejanos clarines. la frente alta. paso fuerte y los ojos puestos en las azules lontananzas donde: los vientos dela libertad azotan los estandartes de la emancipación; Jose ¡faraón Porras.
Cnrfmn reure son. Los usaremos Como fieles defensores del prO letariado, tócanos, y con dcre cho, unir nuestra opinión las ya expresadas por La Prensa Libre y El Noticiero. sobre accidentes de! trabajo También nosotros, aún desde antes que en pensaste en la publicación de este. semanario. teniamos especialmente en car.
tera este asunto de suyo tras; cendcntal, para exponerlojui ciosamente en primera oportuciables colegas han lanzado, los primeros, su verde conmiceración favor de los mutiia dos por el trabajo. favur de los vencidos, du los imp otentes que no podrán más amasar el duro pan para su vida, caber nos la honra de bacerles presente nuestro agradecimiento, nombre de csa pláyade de desheredados por la suerte que tan desinteresaiamente representamos.
En este asunto, como dijimos antes, de, suyo trascendental, no dejaremos solos a tan distinguidos co e gas.
NU iJÜchL Se nos participa que el si bado de la corriente semana. se unirá por el indisoluble lazo del amor, el joven artesano idon Epifanio Estrada, con una simpatica obrc rlta vecina det 51: ciudad. ti nas fchcrdades. nidad. Mas ya que las Brich Desde hay de ¡camasles eter 0CIALLos socialistas japoneses Escrito antes de la ejecución)
La tragedia de las persecuciones se repite rnondlonamcntc lo largo de todos los paralelos y de to. dns los mchiauos. Esta ver. la tragedia se desarrolla en el Japón.
Sus personajes, bien conocidos ya, través de todo el mundo, son un puñado de liberales que han querido romper los moldes milenarios de la servidumbre interior en que está vaciado cl pueblo japonés.
Entre esto: liberales resaltan el doctor Kotolzu y su herdica esposa. lil doctor Kotoku cr un hombre educado cn Paris, donde conoció la filosofía anarquista, que es la forma Titán Candida del liberallamo. Hace algunos años pasó ¡i San Francisco dc California, para fundir los desterrados y emigrados jaoonrscs en un partido socialista. Luego regresó al Japon, donde tradujo y difundió aquellos libros europeos más consonantes con la sencilla mentalidad d: un pucblo, como el suyo, que acababa.
de despertar de un profundo susr io de siglos. El doctor Kotoku fué et primero que. cn ¡999, organizó en las calles de Tokio una manifestación socialista.
Esto debió parecer grave los guardianes del semidivino lilikado.
Tan grave les pareció, que juzgaron conveniente inventar una conspiración cuyo nefando objeto fuera destruir la sagrada vida del Emperador.
Naturalmente, el jefe de los cons piradnres deberia ser el D1: Kotoku. fué asi. Después de inventada, la conspiración fué fácilmenmcntc descubierta, y el Dr. Kotoku, su mujer y veintitrés compañeros más, ingresaron en la cárcel ahora acaban de ser juzgados y sentenciados muerte. En el proÏ Ceso sc han quebrantado visible, mente los trámites ordinarios. Se ha Celebrado puerta cerrada, sin poner en manos de los detenidos ningún medio de defensa.
Sólo se permitió asistir la últi, ma sesión al cuerpo de diplomáticos y los altos persünaj cs japoneses. En oyendo la sentencia (le muerte, los condenados permane, cieron impasibles; sólo uno de ellos dió discretamente un viva, y la señora Kotoku, al desfilar ante los asistentes, pronunció estas palabras. Os pedimos perdón todos.
El Liberalismo va tener, pues, sus mártires en el Japón: La tragedia liberal se repite ctercamente. Parece como que las ideas necesitan el riego fecundo de la sangre. Cuando menos, Sc robusteccn con el sacrificio de los hombres. Toda la grandezamoral de la filosofia socrática carec eria rie fundamento. si Sócrates no but)
bicra aceptado la muerte como un de toda su vida.
Es necesario que haya mártires de las ideas liberales. Una idea liberal uede penetrar directamente en el cerebro de un hombre; pero penetra mejor si Soliuianta primero los despotismos circundantes. porque entonces es cuando el hombre tismo. yor ia de los hombres no han advergobierna. u. naoo. o. no. , Su sentimiento liberal «su sentimiento, sia ganará cn potencia al contacto de una. doctrina que encierra en sí la facultad de dejar la vida con una sonrisa en los labios los que han gustado di: sus dulzuras. o. oo. onaIcon l. urs Anaotusmm Londres, 191. u hVencer solas las solicitudes del Mal, es el más alto tcstirno nlu de energia y el mejor prestigio de victoria.
de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.
se percatade que existe el despoEn el Japón, por ejemplo, la matido el régimen despotico qúe lesmedio de conservar en pié las ideas dándonos la nueva de la 19. 01335; de la Administracion Si depues: de. seis días de recibida esta hoja no se verifica su devolución al apartado número 767, se tendrá como suscritora la persona que la reciba.
Los amarnos y LOS PUEBLÜS El Estado concede la libertad a. pueblo por pequeñas dosis, así como los doctores aplican los venenos para Combatir una. enfermedad. El puelilo. también enfermo. acepta y extiende la mano para recibir la libertad que le pertenece de hecho y de derecho, y que sin embargo. se la deja usurpar.
Los pueblos en estos actos de humillación. pierden su dignidad y pierden su soberanía.
Triunfamos Mudar ante la consideración permanece la indiferencia de un abogado centroamericano, de un banquero acomodado y de un diputado demócrata, pcro en el confío de nuestros afectos, repercute con ecos de trompeta la voz vibrante: de los trabajadores que se estrujan entre la multitud por llegar prestos dejar su apoyo.
Así triunfan los ideales.
EL. Entro. El Obrero No hay que olvidar que el Obrero forma la poderosa y gran mayoria de los pueblos, y.
que su labor es extensa y que cs un elemento indispensable, que por necesario. ha de to rnarse en cuenta nn todos ¡los sucasos sociales, porque no hay uno solo en que no ponga sus actividades.
Resurgimíento Nos escriben de Managua pronta reaparición de Quimeras. revista literaria t dactada y dirigida por jóvenes de indiscu.
tibio mérito intelectual.
Cclebramos resurgimiento. o e la La Anima 8001211 intro Defensor ¡lr ir Clan llum irrita llllit ltllllfi.
Dirección: Apartado 9767 San José. Costa Rica.
aparecer a los lunas Suscrición mensual. e 25 Número suelta. o os No se admiten articulos pa. ra ataques personales, pero si para todo aquello que indique el mejoramiento de los gremios trabajadores.
Es un requisito indispensable que éstos vengan con la correspondiente firma del remitente. No se, devuelven yñginales. r. Imprenta El. PUEBLO San José. Costa Risa