Archivo rebelde es
1931 10 28 1
1931 10 28 1 black white

. EDITÓRIAL. La crisis eConómlca fiscal. es crisis del sistema capitalista La crisis económica y fiscal porque actual. mente atravesamos, ha dado motivo a una de testable y voluminosa literatura. Todo quidam se del empobrecimiento del Estado. Pero. comojhay entre la gente que a diario opina en las, columnas de la prensa burguesa exceso de ignorancia y de mala té, falta de criterio y de valentía para. sustentar la Verdad, vemos como reportajes y ary tículos de estos financistas cimarrones eluden se ñalar a fuego vivo, como con termocautcrio, los vicios de la actual organización politica y social. determinante de las crisis económicas y fiscales. Porque esto, para quien ahonda un poto en la entraña de ios fenómenos sociales, no admite dudas. La crisis actual, generalizada en todo el mundo, es crisis del sistema capitalista, es crisis a cuantos hombres felices del trabajo de sus semejantes y de las riquezas, que la naturaleza dio para todos. Es curioso observar como ninguno de los Gerentes de institutiones bancarias ni de los Prw iesores y comerciantes que a diario llenan las páginas de loa periódicos capitalistas con sus rebuznos financieros. haya citado, ni por equivocación, a primer economista que le señaló a las crisis un origen racional y cientifico: Carlos Marx, Desde Stuart Mill hasta Seligman, pasando por LRicardo y por los Jévpns. se recuerdan las rece. tas más o e ïsoaï magi náïl vas mira explicar las isis de los economistas de las escuelas clasica yrlioeraleasmLpouqubroeacion ¡se cita la te sis del fundador del socialismo cientifico. Esto. indica. simplemente, que. ia burguesía tiene su ciencia, hecha a la medida, como tiene su arte y su filosofia propias; y también que bien poco Se»
gura se siente en sus posiciones cuando destierra ¿de sus labios, con pudores de monjita ante el nombre del Maldito, a Carlos Marx. precisamente. el primer disecador de las crisis, elwprimero qu vhs. ïgeflqfigb. gifaistunHapitnllïm señalar 3.
pau causas. varias determinantes refirió Marx las crisis. economicas, siendo las primordiales la anarquía er: la producción y la división de la sociedad en chisés. Mientras los industriales y fabricantes produzcan arbitrariamente, sim tener en cuenta el consumo sino la cifra de sus beneficios partlcw lares; y mientras la sociedad esté dividida en dos irentes irreconciliabesuel de los explotadores yf el de los explotados la crisis será un fenomeno inevitable. Cabe observar, además, que es un te: nomeno progresivamente agudo. Cada nueva Il. sis encuentra menos vias por donde solucionarse, porque ya todo el sistema está resquebrajado, porque ya las propias contradicciones internas del régimen capitalista y el despertar a la cona ciencia revolucionaria de millones de proletarios 5310 tienen minado en sn base. la crisis económica se agrega en Costa Rica y en varios otros paises de régimen politico burgués, la crisis fiscal. Es que se resliza aquella vieja fábula del que mató por impaciencia la gallina de los huevos de oro. Las. fracciones de la burguesia que asaltan e poder saquean con tal saña las arcas públicas. con tan cínico desv caro pillan los dineros nacionales. que al fin ma tan la fuenle que los vienen nutriendo desde los comienzos de la República, Nuestra burguesía ha explotado tanto a su Estado que éstese hallamorr. inundó, muriendo por consuncionr Entonces, fieles a si mismos. fieles ariasrclaseí de que son agencies los hombres dél Gobierno buscan reanimarlo a e nuevos lotes de sacrificio de las cla sea productoras: Mientras se veta una ley de im, puesto cedular. ridícula tributación sobre el capi. talismo; mientras en las altas esferas oficiales con»
tinúan los sucios negocios y las turbias componendas: mientras negociados como esos de las patentes de licores, realizados entre gentes de charreteras. continúan efectuándose con puntua i l a o rïor quienes han hecho de larstería oficial. una institución más del Estado burgués; mientras todo esto sucade, vemos como dejan de pagarse. cuadrillas de trabajadores públicos, como se unu lan asignaciones de institugpnes de beneficencia, omo se retarda el pago dedos sociales de los Esti os. cómo se pretende. llevaïi do seextremosr itos el desdén de loside arriba por la situaipfiustíosa de las clases trabajadoras, rebsJ or ciento todos los sueldos nacio!¿todo esto sucede, dejando al tdera contextura deLg gctuna lmsiosgd ag como las mismas genes titcreevcon el derecho irrenunciable de opinar sobre las causas de la miseria de los trabajadores y de un modo injusto de apropiación por unosr ¡ng naci miami: Eü dialéctire cortante penetró las entrañas ñiismas de estos desequilibrios. HTÉABA o Lai afirmación de en Turrialbahaytrahaju y huenus Miércoles 28 CUENTOS PsomTARIos de Óctubre de 193i ¡nínales es una infame invenciónIielnscapiialistasl Las buenas obras de En Ïurriallía Ins trabajadores sun victimas ¡le la más inicua de las I ¡ALERTA TRABAJADORES; ses que nos gohiernan. sellando lu boca de los traba; jadores que se quejan de ialtu dc trabajo, con paludilÍ raeiones de que en Turrialb abunda y se pagan jornales magníficos. el argumentito lo usan yn todos los burgueses con descarada insistencia, eu todo mornen. to. para justificar en esa fort ma su situación de opulen. cia frente a la de miserable y desgraciada vida del in: nas dee menso pueblo trabajador.
Algunos trabajadores han creido en esas historiasyse han trasladado a Turrlalba hasta con sus familias. Uno fic ellos. nuestro compañero ogeitg Villalobosl compe en e zapatero que no ba pndido encontrar trabajo San josé ni siquiera depeon estuvo por alli cerca de un mes. Trabajo en Varlus ha!
ciendas y ha regresado a es»
tu ciudad hace unas cuan: tos dias, perfectamente ent rado de la situación en Tun rrialba e indignado porque se considera victima dc una Todas sus estafas barbara.
impresiones aun de gran interés para los trabajadores de San Jose, pero nosotros, pantalla de espacio, nos li»
miremos a trascribir algunas.
La situacion en Turriaiba dicc es dc verdad desea»
perante. Si en algún lugar.
se vive mal, si en algún gar se explota sin conmi Desde hace algunos meses vienen los señores burguesxplutacinnes y viven en esclavitud y miseria ocurrio a mi: compañeros dc trabajo y aún peor. Casi todos ellos tienen sus familias en la hacienda y se hacen ayudar por spa mujeres e hijos de cierta edad. Pues se da el casa de que trabajen intensamente el marido, la mujer y uno o dos hijos va ra recoger por la noche un colon o doce reales, con ese dinero materialmente no se puede comer, porque los alimentos están caros allá, Yo. que era solo, que tenia salud y estaba recién llegado, tuve que ponerme; una ración diaria dos dias después de mlilegadn, Ahora ima gine.
se Ud. a esos pobres trabaia dores, cargados de familia, hambrientos y enlermos. No tienen fuerzas para trabajar y sin embargo tienen que hacerlo. El hornhre que se vn solo como tuve la precaución de hacerlo yo, logra regresar aunque tenga que nranar el mundo para reunir Ion colones del pase, Pev ro los que necesitan pasaje naa ¿que pueden hacer? Estan amarrados, Prefieren. como es natural, comer cualquiaeosacomestibleeneldia, que pasarlo en ayunas. Además, la compartía lrutera les proporciona pucilgas indeoentes para que vivan y si no trabajan, los echa. Alli no se conocen sentimientos de humanidad; el que no qui re jarra cast agonizantesy hnm»
racion los tríbijmthreken 1a misma situacion anEurriaibn. vo no me explico realmente por que vl Ministro de Fomento se ha empeñado tanto en hacer creer a los trabajadores que en Turrlnlbn hay mucho trnv bajo y buenos salarios. No creo que él ignore cuál es ln Verdadera situacién en aquel lugar. y desde luego comete un verdadero crimen induciendo a los trabajadores a que se trasladan alli con sus familiares. Cómo es que ese buen senor se presta complaciente a los juegos económicos lnfames de los capitalistas de Turrialba? Vean si no loque me ocurrió a mi: Llegué a Turrlalba y busqué trahnio en las haciendas del centro no lo encontré. Entonces me indicaron la hacienda Omega, de ls United, a dos horas del centro y a allá me dirigí, Me pusieron a coger cei Yo soy rapido en esas faenas y crei que ganarla buen dinero pero a la hora de medir el café me enteré con sorpresa de que la mer diria que usa la compañia no es la misma que se usaba hasta hace poco en San osé, sino más grande. Verr daderamente iennios. En csn iado; desde laa seis de la me gané apenas setenta y cinco céntimos. o mismo plotadas se ponen, por forma, en un día bien traba manana hasta que oscurrció, traban dolorosamente bajo el agua y ei soil Pero hablemos de las casas: a uéilas son ranchos inmun os de tres piecillas las cuales miden a su vez tres verda y inedis en cundro cada una. En esas pleiilas se bacinan por lo geeral de cinco a dlez peraunas sobre el suelo mugrienlo, como verdaderos cerdos.
a humedad que rodea esas casas es terrible y hay ocaione en que parecen po»
ilgas iacustrea. Las noches on terribles alli. En medio e una oscuridad tenebrosa muchas veo es bajo aguaeros torrenciales tienen que ecogerse las pobres gentes tu sus ranchos donde son íntimas de las goteras, de ¡los. billones que existen a ¡graneL y sobre todo de loa zaneurios. Estos bichos son numerosisimos y bravos. Como se comprende. ei paludismo es cosa corriente, Lns personas sanas constituyen la excepcion. Todos los nifirs. sin excepcióni esifln paiúdicns; y el paludismo y el hambre los minanlLVicrnusted qué lásiïma dan esos pobres infelices. Durante el tiempo que yo estuve, mu a iíron cuatroi Pero olvidaba otra cose: Todo trabajador que lrmresa en la finca. de be poner un viva a Ricardo Jimenez en ln puerta de su ignorancia o cinismo rie para cuatro o cinco persa individuos que ya se habituaron al látigo de los caporales, al lado de aua explotadores. Sobran personas, en el magisterio. entre ¡los empleados públicos subalternos, en las clases» medias, entre los mismos obreros es decir, en todos ios rangos sociales formados por quienes son inicua«
mente explotados por la burguesla y por su Co; mite Administrativo, el Estado capitalista, que condenan nuestra ideologia comunista por «disolvente. No lo negamos, señores de, la burgueu sia y señorcs que por inconsciencia o cobardía delendéis los intereses de vuestros verdugos.
Nosotros queremos disolver. destruir, pulverizar. todo este ruinoso y cn rcornido edificio capitalista. para construir una sociedad nueva, donde la crisis económica no elitista; ya qu: la producr ción reducida a un plan meródico las evitará, y donde no existan risia fiscal. porque dentro de, el los erarios no ran ya botin de aventura os sin escrú rulos sin recursos de todos que ar el a Éiïh sefñb ¿ym fiiftïiierid Hg d iig serie FW nlsié de Cultura don Prudencio Los rayos del sol, despues de jugar en las bolas de la enredadera, se colaron prr la ventana y le avisaron a dan Prudencio ci renacimiento de un nuevo dia. Después de tomarse dos vasos de leche acabado de nrdenar, se levantó el dichoso: don Prudencio y se dirigió si balcon para contemplar una de sus tontas fincas que poseiai esta se llamaba La Maravillas Era una hermosa inca que la habla hecho co mo todas, con puro trabajo: hombrereligiosoncartucabal; era caballero mariano y de los, de copete. se confesaba todos los sábados y comulgabaloa domingosfy cuando habia turnos se distingula ayudando u explotar a los ignorantes: tenia un gran corazón.
les alquilaba ias tierras a los agricultores y aquellos tenian que darle la mitad de las cor sechas; a los peones les pa gaba un misero salario con el cual no podian vivir. y a la hora de lu liquidación.
como el bueno de don Prudencia les adelantaba algul to para tenerlos se Euros. less salia conque cinco y cinco son diez, cero es cero, cero grande se come al chiquito y, aunque quedaban en paz, siempre quedaban debiénrlole. a. 713; gt. ll de imaginar el lector pario del desayuno, y de haberle propinado a Juan la regir, nada del siglo, en momentos en que este se tragaba el último bocado de irijoles y tortilla. que ayudaba a ba jar con agua dulcey de advertirie que e buey enfermo necsltaba nn mes de des. canso, se dcsiizó don Pru. dencia en su Pekard, por esas lindas carreteras, que Stilo se han hecho para las bienaventurados, rumbo a San José. donde tenia que Vigilar la reparación de una casa que le habla quedado.
en una hipoteca. dejando a la intemperie a una viuda con tres niños.
En la reparación trabajaba: un nlbaflil enfermo. Era un.
esqueleto humano. que con grandes sacrificios llego ese din a la labor, pues tenia dos hijos pequeñas y unui de cinco dias de nacido: él era el único amparo; su rsposa habia quedado en ra 4 ma y una hermanita de elln la cuidaba y hacia los alla mentes para todos. frijoles y, DldtInOS. pues no alcan. zaba para más; lo práctico de los discursos del «Congreso del Niño. tan dulces para los ricos, jamás podrian.
cntrar en aquel milde.
1308:5139, ¡v. Bajo don Prudencio paras rr Don Prudenclo entrg ng; hablnrcon fum bue egtnhnficnsawqerfinm otras mn abaíar se uarjlcaufi ef enyugnndalnrbu ey ïe: eliasdel miamomodofib ia; guano puede bacczl DJJP migy Hombre. Juan, ese). qu ndquïriï10, premiandoDlos de mo. Vleraysted cuantas mu. estáyiennordes e rïyúgaio ypoñlo en el establo.
Juan hizo lo que. le manvdó don Prudencio tan misericordioso con ios animales y cambió de buey.
Después de que don Pru denclo se bario, tomó café, huevos. imnntequllla. natilln.
pan y jalea, Se dirigió donde estaba el buey. advirtió que la canoa estaba sin pasto y colérlco reservo una buena reguñada a Juan. por no Le ner en buen cuido a los bue; yes. Don Prudencio tenia un completo botiquín para ani males y cogió lo necesario para curar a1 buey.
Despues de un suculento almuerzo, que ya se lo pue. Hu poeilga y comprometerse votar por ese candidato. De lo contrario no se le admite.
Naturalmente, casi todos por no decir todos, aceptan.
Sin embargo, por in bajo, murmuran y protestan y ha cen planes para burlarse de la tiranía de sus amos, Pero no se crea que eso que cligo con respecto a «Omega. ocurre exclusivamente nlll.
También estuve e (Paji l! allr. l1áïtienda de la miemil. Compañia y los procedimientos son exactamente iguales. los nacionales. no proceden de otra. manerai Esos pulpos estan perfecta mente de acuerdo, maraviv llosamente combinados. Ea mas: uuu más crueles los nacionales, Recuerdo espe cialmente a un nnol rico.
Federico Pérez. que tiene Winks propiamente. Este ombre es sencillamente barbaro; repara en nada nl en nadie, salvo en su caja de caudales. Las medidas para el csls son mas grandes que laa de la United y los precios inferiores, lo peor es gue conforme aumenta a omilas con es empeoraney WQTSE os esomemrífi pus. En liñ. nue Fnu rlo no ii e soportu. yo pude re«
gresar, porque por suerte hn bla ïilevado unn capa de hole que vendi por cualquier co: sa para completar el pasaje.
Ahora estoy aqul, siempre en pésima situación. pero al ladwde mi lamilia y en un cli a mila benlgn. bm fidaniaa no, ideas I al Nh ese modo su buen corazón; e de un vistazo abarcó a to dos los que trabajaban Don, Prudencio amaba a su prórj jimo como asl mismo, y como él eral tan bueno con los animales como con la hu. manidad, observo que el al. rbai iil. por su debilidad Eslea, no reunía las condicio nea de poderlo explotan Llar mo entonces al capataz para, que lo despldiers, alegando que eraperezosoy de ese mo do el caballero mariano de don Prudencio le daba las gracias al Todopoderoso por haberlo despertado con vida aquel din y haberlo do ide beneficios, As de espadas so mar, por ¡allá le preguntarnos. Viera usted que tuve muy agradables sorpresas. Yo crei encontrar aquellas gen tea desorienladns por completo, pero no fué asi. Eny las noches, cuando no liovia. tenia oportunidad de visitar algunosqanchflowa Lr. en todos oi pronunciar en voz haiagpero con verda»
dera unión. ln palabra «comunismo. Ya esas gentes por. lo menos presienten que únicamente en el comunle. mo podrán encontrar su salvacion. Las falsedades que los curas yJos burgueses reparten profusamente por todos esos lugares, no ha. cen mella en ellos: Iss reciben a beneficio de lnven.
tario y pronto las colocan eu su verdadero lugar; en el basurero. Yo di a esas gentes muchas nes de las que habla oido aqui en el club, y siempre las recibieron con verdadero contenta. Les dejé también algunos números de explicacto TRABAJO que se van na. nando dc rancho en rancho.
Muchas otras cosas tutercsantes nos dijo el con?
pañero Villalobos. pero novw sotros creemos que con lo. trascrlto rs suficiente para que los trabaíadores ae den. cuenta una vez más de co.
mo la infame burguesía. su; be encontrar medios para acallar sus voces de rotesa ta con lu sangre misma que: les extrae de sus venas l, para que vean también, mo el gobierno capitalista entiende y ¿esta los guiilo de ojoa de sus reprcse tados.