Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Agosto 1889), pág. 3.

1889 08 24 2
1889 08 24 2 black white

311. serían ricos, sin tener en cuenta. que mismo que les habría costado poco su, a Gian, acontecoria con ello 1o que con ¡05 del sacrisniutque cantando se vienen y ¿a se T311que Para ser ¡mou Eri rícro hay pue se. ego de rocío. que rflïfl ¿a? pájaro en ozono gue buifre referido. Ni falta tampoco quien diga: La, 131m1.
es mucha, las fuerzas pocas, y para tener que quedarnos ein Ver el fin, es preferible no empezar. ueo yo digo que como todos los hornbres hubiesen discurrido de Ia propia suerte todavía nos hallariamos en el mismo estado e. que se encontro nuestro padre Adan, cuan¿o por su desobediencia fue arrojado del terrenal Paraiso. Hay mas: puedo aseguraros no temo que me desmintais, que como no se emprende una obra, no hay miedo que se vea terminada. aquellos que se sientan ame ¿rcntados ante la idea del mucho trabajo, me tomare la libertad de recordarles que Porfía. caca la cara, que Grano a grano hincha la gallina el pepe, que La patera cara la para, e que Poquito poco Mia la rioja el copa. Tales reparos y otros que podría aducir sino temiera enojaros, Suele poner el que pretenc de cohonestar su haraganería con buenas palas easy malas razones. Mas si a esto se redujera; si no fuesen mas que excusas. Fignraos ue la pereza es hasta tal punto haragana, que ha lándose en cierta ocasion dando las iíltí mas boqueadas, de pura hambre que tenía, por aquello de que Si trabajas caceres ¿a si no aparecería, fue uno y movido a compasión le dijo: Pereza. quereis comer. y dijo: En ello me hareis placer. añadió: Acercaos cabe aquí, y dijo: muchas gracias: 37a comí. Que os parecei ¿Puede imaginarse mayor haraganai Pues a este punto llega la PEREZA, con tal de no arroja de si la holgazaiiería que la como, y esto que se sabe a la letra todas aqum Has sentencias de Ïa que ai el mismo sol repose, no kede estar la genio camara. La araña debe hilar y el hombre trabajar. Dueño gue rancho mpg, fiamfifla. La menÏaZgararera. nunca ¡2. aea largarela. Nunca ¿perezoso tiene de que cos ena na aaa serie, y en la tierra de Maladaea, el que no trabaja no mandara.
por lo. quisidineros cantan. be conoce que stes tales no saben. ¿Que mas. No dice lamisrna. doctrinacristiana, Contra. pereza diligencia? ÏY sae.
beis por que lo dice? Porque sabe perfectamente que, La ¿financiera madre de la baena een¿ara, que La codicia acera al hombre. Si, no lo dndeis: asi como le pobreza sigue siempre a eu madre la Panam, en pos de aquella va constantemente el hambre; pero ésta, se guarda coe mo de la cruz el diablo, de penetrar en la casa del hombre laborioso, arriesgandose cuando mas allegarse al dintel de su puerta: de suerte que así como suele decirse que á, puerta cerrada el diablo vuelve la espalda, el hambre, bija legítiina aun los ha emprendido. menos estar cansado. el que no ha lle fin, todo aquel que desee gozar una satisfaccion dnlc isima, nn placer inbmeneüa que de seguro habreis todos reset ros sapráeado mas de contro 1creces, que se entregue a escaneo despues de un dia entero consagrado al cumplimiento de los deberesimpuestos por Dios al hombre en los diferentes estados de su vida, lo mlsmo al tierno infante que aprende en ia escuela los rudimentos del saber, que al hombre que en el rigor de la juventud, con sii fuerza con su inteligencia, trabajando Para: BI, aumlía e los demás, como al debil anmano que cen su efes 11:91. y sus consejos llena los deberes propios de la senectnd. Todas las sobredichas razones y otras miichas que el hombre, la mujer nos son cdi emos y riren deseando nuestra rnina, ya podemos decir, no que somos depositarios de los poderes públicos, mas antes adores jr tiranos. Mentiras uno derive su poder de fuente inipnra; mientas no se Tuelra respetable por la venerable por la justicia, temible por la rectitud la energía, podrá mandar por obra 3, gracia de la fuerza; pero iii reinar sobre los corazones, ni virira tran uilo, ni estara seguro. Cualquiera puede ser residente: basta para. esto con una revolución una Convención; lo que al cae so seria que lo fuese legal y popular. La pOp olaridad acredita virtudes merecimientos en los que ¿tenen la dicha de gozarla: poderoso, afortunado es un pícaro cualquiera; popular no es sino el hombre de bien que e fuerza de buePüdrïe alegatos y que me callo para nas obras conquista posee la estimación púEfilm os, enojps bastan y sobran e mi entender blica. Cuando la estimación pública tiene arrepara que os deis por convencidos, que os tengo manifestado con relacion a que la PEREzs gasta mas de lo pago de contribuciones, y de es menester rendirle fu mas si os queda nn solo que por lo mismo.
respecto a lo bolada con ciertos indefinibies sentimientos del animo que nos hacen ver en uno de nuestros se que satisfacemos en. mejantes un ente superior. a nosotros, se llama admiracion. Si la admiración es modesta, sua u erza de laboriosidad; ve, tierna, esta propendiendo al cariño; es resquicio por donde. profunda, temerosa, rispida, se convierte en pueda penetrar la duda de vuestro animo, voy miedo. terminar esta materia con una sencilla redemon. Figuraos por un instante que traba¿ais como peones por cuenta de uno de los me:Jores maestros que puedan; imaginarse, 3: que yendo a ver como marcha la labor, os encuentra, El miedo santo de la virtud encarnado en miembros de gigante; no el miedo del mal, ese afecto ordinario y aun til que andan sembrando por el mundo los perversos. El que ejerciendo acultades irrestrictas no alcanza ser dueño de como decirse suele, mirando ias mazaraíias. No corazones en largo tiempo de prueba, no nacio es verdad que si tal sucediera os quedaríais apara rey y señor de pueblos presidente de ren bochornados, confundidos. de carguenzai Pues piíblícas. El mando no es paraïmfundír terror baceos cuenta que sois dueños de vosotros misni grangear odio: los hombres suelen ser injns a mos, y que por lo tanto debéis avergonaaros de tos, y aun ini cuos; separadamente, cuando se pasar el tiempo contemplando los pajaritos del reunen todos y forman un pueblo raro sera que aire, cuando teneis que consagroros al trabajo no juzguen jmüíü de buen Verón? 3:10 den senpara proporcional os bienestar: los unos para. corresponder e los beneficios que de los demás reciben, los otros para derramar esos mismos beneficios, jr todos para dar riqueza, importancia consideración e la Patria e que pertenece is. Z, a; Gontiazaará. PlllTlllll lll llll Glllllllllll.
REPRODUGGIÜH.
Ün flvóbie riio, para dar la ley, ha de contar con media nacion. por lo menos. de otro modo.
siempre estará. en guerra con ella, y en la necesidad de destruirla para ¡no ser destrdïdo. Mentras la fuerza tenga que hacerlo todo, no habra ni seguridad ni dignidad; porque donde todos son enemigos del que está. mandando, el es enemigo de todos, y tiene en sus manos ei de la pobreZa y nieta de la pereza, escudriña el poder e pesar del mundo entero. En pueblos interior de las casas, aplicando su ojo al de 1a cerradura: si ire que trabajan toma por otro camino diciendo, no se nada ;r pero si se apercibe de que los que enella moran son grandes derotos de Santa Eoïganae,. ouelase. dentro para haicer coro con ellos enlos gozos y alabanzas que entonan continuamente, la Bienaoenfiarada Necesidad. Ni entran tenepoco en la casa del trabajador escribanos alguaciles para trabar ejecucion en sus bieneS, y tomar de ellos inrentario a fin de enagenarlos despues en pública. licitación, ya que de sobra sabengne asi como. La peresa en: jandro deudas, la ïoüoriogidad las mata, por cuya razon se dice. la casaca gas se trabaja, naneelefc rear. ree :I tiene alergia. No faltará.
tanto insisto enla necesidad de trabajar: quién diga al ver que tanto jr Perazonables nadie trata de reinar por las bayonetas exclusivamente; tratan si dada. buena cone; tencias justicia. El borrecimiento general no de one contra los que aborrecen, sino contra el a rrecidozasí como a un buen ciudadano le importará poco la tiranía de cuatro pillos, puesto que disfruta dclrespeto y el amor de la equitativa mayo. El gobernante que goza del talento necesariopara indisponerse con todos los partidos, sin tener el respeto de ninguno; que manifiesta desconfianza suma de los hombres en. quienes debiera tenerla, y pone los, ojos y el corazon en los peores; que no alcanza el valor de la política saneata, madura, grande, esa que certificada con el sello de la verdad y la fra riqueza, salta montes, pasa mares y se bebe mundos; ese podré. voirerse notable por las malas obras; ídolo del pueblo, gloria de la patria, nunca. Tirano, gran tirano quiza, or desgracia, e tiranuelo ruín que anda sacri cando a los vicios en sus negrosaltares. Pícaro, ni como; Biomarck, lo grande; pícaro triunfador, genio irnpuro que deslumbra Europa y se ra echando pueblos al bolsillo; hombre de verdad y modestia, si; hembre de estado cuyas amables sopercherias consisten en captar se la estima, y el amonde la República. Si no hay fuerza para lo primero, ni filosofia jr gracia para lo segundo, seamos titucion y buenas leyes con la aquiescencia de la hombres comunes, de esos que no están. murienmayoría y las luces de los hombres de pro. do en el desprecio ni condenandose en ei odio Esta visto que pueblos dese armados, nada pueden contra ejércitos veteranos; pero cuando a ellos.
baso y desgobierno suben de punto por mil cas de los que tienen la desgracia de vivir con El Gobierno, esta persona moral invisible, minos el ej ército mismo anda convirtiéndose en no ha de abrazar ciegamente una. parcialidad os fanaticos de Ia política, los ambiciosos sin reparo, los rivales a todo trance empiezan e cavilar, imaginar, en cosas que es peor meneallas. Cuando la aldea se pronuncia no menos ue la capital, decid, amigo, que la inteligencia y la sabiduria, saben poner las nía 5131, eno Io dimisión tienen e ser india Quien trabaja Medi a y pensables. menos ne noi o conrntais súbia tamente la razon, y e menguados tiranuelos pongais e ser siiperiores gobernantes, Los amigos de los cargos públicos, que raras veces lo ro señor. es que no hemos de darnos tregua ni. son del que se los da, no son ese globo de homreposo Lejos de mi tan abslirda promocion; pues aún cuando tengo olvidado de puro sabido que el que se enjuaga agua traga, jr que basta esq uilar sin desollar, también se me alcanza aquello de Da tregua alguna eee ct tae, atraco, y bres independientes que profesan ideas y abriueblo el pueblo en ejercito. En último caso miserable; mas ni politico ni diplomático negara que necesita de un partido que lo apojre, lo rodeo, lleve desplegada su bandera El que no es liberal ni conservador sea varon eminente, hombre de genio de esos que, imperando por la ¿0sas en su punto 3T obligan atodos los partidos a descubrirse respetuosamente cuando pasan. El hijo de Saturno y Perictione, hijo de un dios, y de la más bella de las griegas, que fue llama. do divino e causa. de la sabiduria y la virtud, sentó este principio: Los pueblos Serán felices cuando sus gobernantes sean filósofos, cuangan principios, que forman un partido, alzan do los fiIÜSofos sean gobernantesl Puede un bandera y se ran camino del program general: gobernante ser filósofo: esto no quita que cuaninteligencia, luces, patriotismo, consideración do vea un pecado contra la le finhza el entrenecesitamos para fundar la paz, sostener el or cojo, y tiembla el mundo. Fuerza e inteligen. 1roiceras con rias aliento a odos, y lo otro de El den y regirun pueblo a de hombres gran cia regalas por la bondad componen grandes canipo feat ¿I no descansando toa nace estéril. Adviertase sin embargo qne las. máximas hablan de tregua jr descanso. y tregua supone 1nterrupcion, y descansa indica estar cansado, jr del Estado; friends no des. Unos cuantos personaíïistas priístas sin hombres. virtudes ni sabiduria no. miden ser columna Los empleos, allí están, la constitucion. amos. apoyo ni enla leyes las podemos ver con indiferencia, sin inaristocricia, na enla lebe; donde el estudiante, júria de la patria riesgo de los interes es promal puede interrumpir sus trabajos el que ni el artesano, el rico, pobre, el viejo, el nino, comunales. Hzcedlzs buenas, vosotros leEste documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizano del Sistema Nacional le Bibliotecas del Ministerio de Cultura rJuventud. Costa Rica.