Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Enero 1890), pág. 1.

Actual

1890 01 25 0 black white
1890 01 25 0
1890 01 25 0 black white

Hume San Joan DE Coen: ima, ESEBÜ 25 DE 189i. ORGANO DE LOS INTERESES DE LA. SOCIEDAD DE ÁRTESÁXOS.
Buscan su La sucesores La nrsctrctua ironia sus ssrnernonss, es sunsrno sismos o, su Pana tn: Houses nn mas, estantes rssuo a La ocaso causas, ocn si anna nnnrcasros sonoras conoseawtos CaHIÍO. Redactor. Editor y Administrador, MENARDO REYES.
EL AR ESANQ. EL ¿39330.
El hombre tiene un fin que debe cumplir, una misión que debe llenar en la es; WWW. 111 PEqUEñÜ CirClJlÜ dEl. cual 331. Bacon upgión ciego; sig 10 en fera de su actividad una constitución apropiada para realizar aquel y aleanaar «esta, mediante el ejercicio de sus facultadEs y sirvie ndose de todos aquellos elementos que ia naturalezaipone a su disposicion. Su inteligencia lebace capaz de comprenderlo, su sensibilidad le sirve de aliciente para proseguirlo sin descanso su. trascendentes confia ¿Ei EH si fifïiiúiiq. Fe vii ¿fut ¡Il. J. 1, mente a su desarrollo desenvolvimiento. en la esfera angosta del trabajo, virtud sublime y condición indispensable para el progreso ybienestar. del hombre y de 1a sociedad.
No ie es dado. pues, seguir la ruta «que su capricho le señale; debe seguir el ¡derrotero que su razón ¡le trace para llegar al termino de la jornada con 1a con ciencia tranquila y con ia satisfaccion de haber cumplido con el deber que Ia Providencia le prescribe.
Mas para realizar esa noble aspira ción, para llenar esa misión. para hacer. espedito ese sendero que. conduce a la mansión del bien y de ia verdad, es necesario que la perseverancia, actividad y economía concurran la formación de ese bello ideal que se llama el trabajo. No dentro modo se disfruta de las comodida des que la vida ofrece, no de otro modo se adquieren los medios necesarios a la subsistencia y bienestar del hombre; solo asi se ahuyenta el fastidio consiguiente la osiocidad que tantos males acarrea; sólo así desapa rece lo efímero de los goces que ia vida holgazana ocasiona; solo asi, en fin, se adquiere esa nobleza de espiritu ¡que hace de el el ser más noble y digno de la naturaleza.
El trabajo dignifica. ennoblece, res crea, da vida y desarrollo la inteligencia, fuerza y energía la voluntad. dignidad y entereza al ser moral para sobreponerse si las visícitudes de la vida. las dificultades que a cada paso en la vida se presentan.
El hombre poco abituado a los deleiu tes ysfruiciones que el estudio y el traba jo proporcionan, fácilmente es arrastrado por el torbellino del. rnundo, cuyo poder atractivo es para el irresistible. su horil l PaRa ocn anna nueas nas La. Lrnnnran ns rocas sus realizas. ss Tonos ssrao encontrará, sonoras ssrmsCIos s cns ras sua rnurontsra ns La rumana nn Las Paornsrosss.
EÉPEÏieHZAJ COÑ ENIDQ Ciencias, Letras, industrias Artes Notioíes, Variedades y ¿ví sos zente es limitado, sus aspiraciones peque to adelanta el siglo; siglo que a muchos.«5 nas, la esfera de su acción queda reducida pronto para caer en el abismo del vicio, El agricultor) rogando la semilla. que ha de fructificar dando el ciento por uno; el obrero trasformando la materia bruta en objeto de utilidad; el comerciante poniéndoias en movimiento por medio del cambio; el sabio descubriendo las leyes de naturaleza para hacer más fácil y expo. a. r3 G. LH run lr. hfr a. ua. o. JI hi 1; f, lr 11. lui corazon ie indica, concurren simultanea ibm mi. dito el camino de la actividad humana; todos trabajan de consuno, todos contribuyen, cada uno ¡en la órbita de susiaculta des, al progreso y perfeccionamiento del hombre y de la sociedad. l. l Of¡c:1na: número 21, NCsLLE DE La Biescas. todos place llamar de luz y que ¿vo llamaré que «todo, desde el real alcázar hasta ia humilde cabaña, sólo sabe respirar maldad; en que todo tiene cierto lastre metálico, lustro que me jor hubiera estado mas allá del limite de lo desconocido, que. entrech que se llama sop ciedad.
Todo respira orgia, placer y encanto; todo bullicio y animación En medio de tan simpático y vivo cuadro vése un ser en cu yo rostro se dibuja 1a huella dei sufrimiento; no obstante hay algo grande en aquel pecho; acompaña a la huella del sufrimiento una aureola de satisfaccion, resuenan en GMas si. el producto deL tmb ajeno se el interior de aquel pecho a todo dispuesto. r nd qfllrha fñ ph 31. salut e05; 71. los bienes asi adquiridos se van pa, Ï. u e. unas ¡Jaia nritsïditi cea tuasrqurv av tmieitzi. i sr eu. cen, debo no iido Este es el maestro, mino del vicio; si el ahorro que consineasa batallador impertérrito contra las tinieblas.
mañana el baculo de la VQJEZ, el sosm de Pero no era este n11 objeto, que tiempo me la decrepitud, anda por un lugar apartado queda para implorar. algo para estos mis del trabajo, de qué servirá éste? Qué ha:bremos alcanzado si la economia es letra muerta en nuestro modo de ser? Nada, lo que entrara por un lado saldría por otro; el producto de nuestros afanes y fatigas seria nulo sin un buen metodo de discompaneros, que implorando ra, mi también imploro. Llega el 15 de noviembre, repito, dia para ellos, pacuadro, más bien, los días destinados para el examen de cada escuela. El señor Dil g en el que se publica en la Gaceta Üficici ei l tribución que satisfaga nuestras necesida. rector. que acaba de leerla, llega. la puerdes, primero las indiSpensabIes, luego las secundarias por último las de menor ta del aula que ocupa el grado H, Tan pronto como los alumnos le ven, cuantía dedicadas al adorno de nuestra pónense en pie mas derechos que un huso persona, al paseo y diversiones, necesarias también, después de un trabajo, regular y activo, al esparcimiento de nuestras faculn tades intelectuales y morales, Asi, pues, valientes obreros del proy más formales que una estatua, después l de mandarlos que se sienten. se dirige a la mesa del maestro, que es excusach decir que se adeianta recibirlo; recibo que no tiene lugar ¡porqu la cortesia del Directorle obligreso, trabajad mucho, haced muchas eco ga a conservar su asiento Crúzanse entre momias, 1d acumulando fondos para que la Director y maestro algunas palabras en bavejez. no os soi prenda sin recursos, para vom? el primero volviéndose los alumque vuestros hijos tengan. asi un porvenir que vosotros estáis en el deber de asegurarles,. y acordaos siempre, que sólo el trabajo, la actividad, perseverancia. y economía os harán felices vosotros, vuestra familia y nuestra patria, imprima ile un ¿pan de ¿ximena Llega el de noviembre y cen él un fortísimo trabajo para el maestro; el maestro que se lanza al mundo de la desdicha por el ¡deseo de filantropía más bien que por la ideado lucro; miserable egoísnr «3 pasión mezquina, como llamarse quiera, nacida con la sociedad y condición casi indispensable de la humanidad mientras se arrastra por esta miserable esfera terrenal y transitoria. tan ruin como baja y tan corrompida enana nos que han aguzado el oído mas de lo necesario para oir algo, les dice: empezaremos los trabajos para los examenes; yo espero que ustedes se conducirán mejor que nunca; que harán un esfuerzo por secundar los deseos de su maestro, y dirigiéndose a este, dice: usted los enviará a mi oficina para darles papel, los pobres, se entiende; palabras estas de pobre y rico que no debieran existir en la escocia, y que maldito iavor hacen al principio de igualdad tan pre cocinado por todos los repúblicas, como pnco cumplido por ninguno de ellos, ii pesar de estar en todo su vigor la forma republicana. Dichosa edad y siglos diehosos, dice Cervantes, aqileIÏOs quienes los antiguos pusieron nombre de dorados y no porcino en ellos el oro, que en esta nuestra edad tirhierro tanto sc estima, se alcanzase en aque Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio cie lCultura vduventud. Costa Rica.
a.