Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Julio 1889), pág. 3.

1889 07 25 2
1889 07 25 2 black white

I:S 1. bi amorr :2? oie e u HúÚÍW ÏflrÍ LH gmc: SEEÜR: Con 1a mayor satisfaccion hemos risto mi sciior padre y :ro, por 1a circular que se sirvio mandarnos, ci noble proposito que abrigan los miembros ic ia «Sociedad (le Artesanos. de fundar cn esta ciudarl una «Biblioteca Populares Para contribuir eu ilgo a tan levantado fin, le remitimos unos cuantos volúmenes, que esperamos seran (ie su agrado.
Haciendo rotos por la prosperidad y buen exito de Io. expresada Biblioteca, tene roos 1a honra de firma roca IÏIc Üti años.
Por mi y mi seiïor padre don Julian Voiio.
Cascos iï onro San Jose, julio 16 cie 1889.
Señor Redactor de El artesano. Ei José.
Mi rsrmano sesos: Habiendo sido honrado con e empleo de Corresponsai tie sn cstima ole 1: simpatico periodico, El ¿irtesano, dirijo a mi primera nai hiiranada cronic confiado co ia benevolencia sora del público en general.
Príncipiare por tieeirle, que nuestra sai 1ta causa aqui tiene tantos partidarios como reeiuos ir. en esta Viiia; poes oi señor Lies ocioso Estonia ei se ha copiarlo las sim ati as de e iioiir o ratiore essic el momento que ha sea nulo ia im. uneieiia nor ci a 2331. Si fifii GI? SHE Z) 13 11 Hr Ii xïiflñ to nattfitin. estacion tiernos ia ace tua?
nota. ran ntisnrr e casos de a lhii ü en spieios, pu e. un.
doi caso, que 37a que hay un ¿siente o. ue se mini: Pro :incia, se tomara la remesas a tic hacer uno o nos jes por mas a este er: ricos. eternos confiados io a la Divina Providencia; esto lo desea ¿cua ¡nenes. invente ia estacion que e e 4 El señor inspector rie Esencias ¡ic esse i fii inf ts ha dir Ejido e los maestros rie esta ilia ni a coicmuea cion, pariicipandoies que el 522 (ici corriente tendran iogar los examenes cie iin tie! primer curso iectiro; con tal motivo llega e! Inoineoto toas desearia gr comido a iarez peris jar eaten estudioso ¿ic este Canton, a quier. de seamos cae obtenga el mismo exito brillante cae ha alcanzaáo siempre. most random así sus mienihres áfgnos hijos de Costa Rica. Hi Se susurra que nuestro querido Jefe ei Benemérito fiestas ee Santurce, que principiaran ei 25 dei corrientes Ojala sea cierto parque reréederaniente ¡ios hijos de este pueblo siempre tienen sumo gasto de mirar a su Jefecarifioso, raras cuando este ha estado ausente por algún ti etiipo. Pronto iii ijire Ei. otro. sus e osiiias nos cierras insereaaacesTemiepr io abusar de su paciencia pongo punto fi, nai; nie suscribe 4se expondrá cieramigo, EL CLIÉHÉSÏ ÜÏFA múwfiqfi u nm m ¡Mi ¡2 ri u. ¡a! fr; aras, una; i132 a, sa (cosecc ra)
IFE mm wg Bah Innrlnnr a una janioua con pretensiones de nina, el baile es una diversion muy inocente. Lo sera, pero no me gusta abandonar roi cuerpo en brazos de un. cualquiera, pues creo que sólo sui esposo tiene derecho a ello. Es que el baile es muy higiénico. iBucna higiene nos ae Dios! Lo que hace una es agitarse y caer enferma.
hEXageraáa es usted. Como exagerar. ustedes también Ia inocencia de esas diversiones, donde ¡anchas jovenes se pierden, donne nacen muchas diseiim Gaucín Soto, sonara a pasar entre nosctros Eos WWWW Ma I i i l Í i 5 MWLJ L7 WÜ. f1 71 :I 3. Í A. 1141Lr1 1¿¡nlr. 15111. u xfi4 chfi Cn gm va (m. pu. FÁLH.
EL ARTESANÜ. runn. WW wwH. W.
sensicnes domesticas 3: donde se arruinar innchos maridos.
MEL ro ai suenos labial ustcci ii ccuont ar los paseos, ancianas un Handy, estirandosc los puños rie 1a camisa. Prciicro coser ia ropa (ic mis hijos, para que uoauaen destroaatios, o cenar un vistazo a la cocina, para que ia comida este cu su punto saaou Cilüliiiü ii uu esposo.
wiB aiii pormii amc usted que lc ¿liga que todo eso es prosaieo. No concibe como puede ser feliz asi una maior. sin embareo, no envidio ia riicha ajena, cabaiiero, y ei que apra noe a no enri. iiar, aprende ser feiia.
wPero a1 menos richie usted. asistir a los teatros, dice con ros ¿ie clarinete una aficionada e la zarzueia, más one a la ser ancla a los zarzueleros. mConiieso que cie teclas ias inversiones, 1a del icairo es ia que merece ioaas mis simpatías, pero no voy, porque tiembio e 1a sola idea (le estar fuera (le, casa por 1a noche, pues las sirricnics son tan ÏÜÏPÜSF descuidadcias, que hay que temario orio ¿ie elias. aaaInas, se oye hablar tie tantos robos, y ocurren tantos incendios, que inc moriría de irnpacieneia lejos ie mi casa. ero se a onrriria ustcci sola aqui. Que madre se aburro al lado de sus hijos. Pero estos se acostarse temprano. 1i verdad, entonces cojo la costura y velo su apacible sueiio, placer para mi rer¿sacramento inefable y muy preferible a esas i EïSlOIleS que tanto eucareeeu ustedes. Baïal eso es ririr. A: . 4. Se engana nsreii corcinecameurc, So v flü üfi h 0. o se ïcs e EL tacha ridícula prosaiea su, ninjer ou: bc cumplir con los sanios deberes de esnosa y ¿ie madre; a ia mujer que prefiere ci fra oajo a la hoigazaua, 1a actiridaii a la naoiicie y c1 amor de su esposo a las insnisas liso eje ras «ie cuatro galanteadores de oficio. Es usteci terrible. Soy logos. La vida es corta y hay que api orechar sus breves momentos. Como Í? frecuentando la sociedad?
Ay! amigos mios; prefiero este triste rincon que embellece la alegria y en el que naaa a1»
tara la calma (le mi corazón, a esas reuniones en que se hace mofa y esearnio a la rirv and, en las que se vende ei honor por un pu nado de vil oro, y en las que encuentra apcsn toiïír la mentira. la rerciaci deiraciores.
Aqui no nie alcanzan ios tiros de ia calumnia, ni se echan en mi reputación las riperinas ienguas cie los malciicientes. Para ini no haj;r finas patria ni más mundo que rei casa, ni roas virtuales cue ias domesticas. ai mas amor que ei cie ini esposo, ni mas cariño que el ¿ie mis hijos. lui modesto hogar es un paraíso de deiicias, donde no asoma. nuncala nube tie 1a tristeza ni se desencadenan esas tempestades íntimas cnc tronehan ias ilusiones del alma, como tiernas fiorecíilas.
El trabajo es mi unica distracción y Ine dev ¿iieo con abia eo ai eobicrno de ia casa, porque esa es la pierira angular sobre que (lescansa 1a verdadera feiicida djuoniestica. iíienÍras icü as piensan eu galas y bailes, yo picniso en mis hijos y en ini esposo, que nie pa»
gen con creces mis sacrificioswsi de sacrifid cios merecen ei nombraiias priracioncs one gustosa nie i:npougow con su ternura y afecto «fiïo es mal salarios: el que nos encaja!
dice soitu roce una soiisroua que no piensa mas que en auriar Eugene el farol por cas calles. i l WIN TJ. (Treasure ustedes, continua ia mujer til? su casa no liar nuria que ccni ríbuj a ians to ia Íiriicitiarl rie ia aiujcr, corno la frena quiiiciad dese; conciencia c1 cumplimiento (ic sus cieioeres lio quiero decir que ¿Loba permanecer en perptiiuil rcciusiún y renuncianiio ai reinicio, pornos no abusando de las irersi ones, prefiríoudoias e 1a Vida íntima ¿ici hogar, puede también cumplir con la mia»
sión que Dios y 1a sociedad le inaponen ser una esposa niotieio ¿r una buena madre; pero generaiinente 1a gestione mucha afición ala callo y a ios paseos, oiritia su casa, su ho; nor corre grave riesgo, noraue ei que arca ei peiig o en no3. iia los home bres no ÜSÏBÜLÜM a ¿a mujer ¿el prójimo, co oei na cie aiii nacen mii aisgnstos iifin lfiiü ílfis. no acaban con Ia paz cierne, tica con rauquïiiidad de mas chas famiiias. Como rc el curioso lector, 1a mujer de su casa sabe donde le aprieta el zapato, y setieh iicntle ecimiraiiieniente cuando aiguno es osos (io a censurar su excesivo amor a 1a familia La runjer de su casa es el verclaticro aa.
gel dei hogar, porque toda ella es amor y ca»
rifle, y soporta con ia sonrisa en los. 1á. hios toda clase cie priraciones, sin que su alma anhela una triste queja.
Es rerdaá que ei mundo no ia perdona y se rie de tanta virtud, pero ei mundo no sucie ser muy justo en sos apreciaciones.
La mujer de su casa fire feliz consaa grándose por completo a ia familia, no más puede ambicionar. Ella. Inisnaa 1o ciioe. Para mi no hay mas patria ni mas mundo que mi casa, ni mas rirtndes que ias domesricas, ni mas anior quc el de ini esposo, mas cariño que. c1 (ie inis hijos.
e l l l l 53. rflpfïs i PEIETO. 7; Ue rra o WM La Policia aeSan Jose y el Órcien público.
Ante las repetidas barbaridades que se cometen por los agentos del desorden públiv co (le esta capital, no. es posible permanecer nosotros indiferentes.
Nuestro lenguaje y nuestras palabras de hoy podrán ser inconvenientes, pero es que nosotros no entendemos de terminos medios ui usamos de frases dulces para concienar lo que a nuestro juicio merece, condonación.
Sabemos que ramos a herir y a despertar odios terribles y de consecuencias, que podríamos evitar con no decir nacio, nero, repetimos, zoo nos gustan los ¿coños inicios: pan, pan, Trino, riuo, y aflora io que ra y salga el Sol por Antag nera.
La Policía de San Jose está, anal servida, muy real sei ricia. 8u personal, del primero ai último, no es ni luediano. wUno. solo. y inirese que esio es absolutamno sabe ni campeones sus a La Policia fue insricunia Para uarélar el orcieu púbiie. e los habitantes sus a garantias y prestar ademas sus servicios de ha. 1. Reglamentowaqui suceso torio lo contra:rio, pues no otra cosa vanos casi todos los días del. mundo fic roba, se Juega y seconieten escándalos, y 1a Policia cuan ¿alo su mision: prende al inocente, acuehfliafi todo ei niuucio, malrra ia a todo ser ririeute que cae en sus garras y alboroto. con sus desmanes toca 1a einaad.
Estc documento cs propiedad tic la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizano del Sistema Nacional tic Bibliotecas ticl Ministerio tic lCultura rJuvcntud. lSosta Rica.