Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Agosto 1889), pág. 3.

1889 08 06 2
1889 08 06 2 black white

pesos más, que lc pagaremos a su orden.
Soy de Ud. att. MARÍN GUAPOTAZOS.
EL GEHERAL nn Driusion non EvanisT0 Canazo, distinguido hombre público y actualmente Presidente de la República de Nicaragua, acaba de morir en Granada, según las noticias recibidas el jueves.
La circunstancia de que el sei ïor Carazo fue hijo de un costarricense y de (ple aquí tenia gran número de parientes, como las relevantes Flrtudcs que le adornaban cn todos los actos de su vida. pública jr privada hace que el pueblo costarricense deplore sii muerte. Nosotros, que tuvimos la honra de tratar al señor Carazo y de conocer sus bellísimas cualidades y prendas personales, no podemos menos que sentirlo hondamente y. tributar su recuerdo el homenaje de nuestro pesar profundo.
Más DETALLES. El viernes antepdo. andaba en Guadalupe el policia Octaviano Zeledón, joven menor de 18 años, disiparandc tii ros de revórver en las calles. Llegó a casa de don Rafael Chinchilla cen el arma en la mano, allí disparó otro tiro. Huberto, hijo de Chinchilla, le dijo que no jugara con aquella arma, no, fuera a suceder una desgracia. Zeledón puso al pecho de ïapoleon Chinchilla, hijo mayor de don Rafael, el reF varvercutso disparar ¿3:no jdïó uego. HuEEI. to le apartó el brazo y lo reprendió, pero más lista la mano homicida, dirigió el revorver en direccion del niño y disparo ¿tiempo que este volvia el cuerpo, asustado jr temeroso.
Ettiro salio e hirió aHuberto, entráudole la. bala por. Ia espalda, hacia el nacimiento del hombro izquierdo, quedandole dentro de un puliiron. Eso tuvo lugar a la una de la tarde.
Después de dolores agudos, Hubertc Chinchilla cepiró a las cinco de la tarde del sábado, 28 horas después de haber recibido la; herida.
No es posible describir ia desesperación de Chinchilla padre. por la muerte de su his jo querido, su discípulo aprovechado enla musica, y en quien tenía fundadas esperanZas de halagüefio porvenir, Tan oven aún, casi niño. Huberto oficiaba misas, tocaba al violín con bastante perfeccion 37 era el brazo derecho de su padre. Humilde, modestc, sumiso y obediente; aplicado, activo y ui. ciosc, Huberto prometía ser un excelente maestro, así como fue buen hijo, discípulo y amigo. amos don Rafael Chinchilla el más sentido pésame que un amigo sincero le pues de dar, y le deseamos santa resignación. Ahora preguntamos, nosotros. por qué Octaviano Zeledón era Agente de Felicia de seguridad y oir qien, siendo asi que no tiene la edad exigida por la, ley Í? Por que se aceptan para ese empleo jovenes calaveras, cuando el reglamento pide personas juicios as j? conscientes Por que se confían cargos tan delicados cualquiera que los. solicita, sin mas: recomendacion que su pedimento y presencia «Lasïleyes se dictan para que Sean cum: plidas estrictamente, y de no, ya ven ustedes las consecuenc ias y los atolondramientos de todoslos dias.
EL ABTESANO.
c¿RsconnsIs. decía Luis XIV al dnque de Tendome, señalando una cuesta. re cordais que habia aqui en otro tiempo un molino? u cSí, sefio eontesto el duque;pero si el molino ha desaparecido, el viento.
que le movía no ha dejado de soplar: L0 COMPRAMOS, es decir, dimos diez cenÏaTÜS 1301 el gato número dos, marca primera. Qué bonito está el gath Qué pintas 00101388! Qué de arafiar menear la cola cuando vé la carne! Es nn pobre gato hambriento que se lame los bigotes por los huesos, y que alborota todo el barrio por una piltrafc. Pobre gatol ll ¡Que sal, que pimienta, que cominosl su primer arai íazo a la marimba de don ¿leon Que arañazo. Verdaderamcn teJoaquín es muchacho ide chispa: se vive. achispado, salado y. araliado. Habeis visto? Era un port ente el chiqnillo de las precillas de marras. las precillas son sus arañazos de miaul Que te aproveche, muchacho.
Las ISLas. Esta publicación. bimensual de Restan, Republica de Honduras, ha comenzado a visitarnos. Tenemos recibido el no. 10.
Correspondemos al canje con mucho placer. DE «EL SUR mi Simiinon. Mejico, reproducimos «El personal de la Policia» que hompnblioamosnpor ¡creerlomcoplocdemmoldel en las actuales icircunstancias, aya que nos.
hemos metido en frescas mago con los aludidos.
Tengan compasión, por Dios, y no nos personarse. tanto, señores. u. Otro editorial. La UNIÓN ns coraza. Un hombre, yiajando por la montaña, llegó a un paraje en que un enorme peñasco, desprendido de su cima, ocupaba todo ¡el camino obstruyendole el paso; y ni a derecha ni a izquierda había vereda alguna Ípor dónde pudiese salir.
Este hombre, pues, viendo que no podía proseguir su camino, probó a desviar el pe íasco para abrirse paso, y se cansé mucho en aquel trabajo, y fueron inútiles sus esfuerzos sintiendo desmayar su ánimo, dejOSe caer en el suelo con el corazon traspasado de angustia. Ay tÏlSÉEIáESÓlaIÏflÓfï qué va aser de mi cuando llegue la noche, y me sorprenda en esta soledad sin alimento. sin abrigo, Sin defensa alguna contra las fieras qu e salen a tales horas buscar su presa? estando abismado en este pensamiento, se presento otro viajero, el cual, habien do probado hacerlo que intentó el primero, y encontrándose tan impotente como a para. desviar el panacea, ce sentó silencioso, y bajó la cabeza Con aire taciturnoïz detrás dei este llegaron otros caminantes, y ninguno de ello. Ïpu do meten tia piedra, y era grande el» de que todos se vieron sobrecojidos.
Por fmuno de ellísfiijq ïá los demásmHermanos mios, roguenitïs La iiiïestro :padre. que esta en los :cieios; tal ez tenga pieídad de y dolores? de estó 3.
nosotros en este angustiosa trance. su consejo fue escuchado, y rogaron todos de corazon al padre que está en los cielos terminada la oracion, el que había dicho: Iioguemos, volvio decir: Hermanos. quien sabe si lo quo ninguno de nosotros ha podidü hacer por si solo podríamos hacerlo todos juntos? todos a una se levantaron, juntos empujaron el pesado peñasco, y el peñasco cedió, y los viajeros siguieron en paa su camino.
El viajero es el hombre, el viaje es la vida, y el peñasco son las miserias que a cada paso encuentra en su camino.
Ese peñasco no cede jamas a los esfuer; zos de un hombre sólo; pero Dios ha gradua do su peso de suerte que no pueda detener los que viajan juntos. Nada más gráfico y espresivo nuestro intente, que? la. ingeniosa comparación anterior de que Lamennais se vale en una desus obras, para demostrar la pequeñez del hombre aislado en todos los casos de. la vi da, y la potencia de laasociacion.
No bastan los esfuerzos de nn hombre Jue se sacrifica en bien delos demas hombres: es necesario que todos le ayuden y que todos eontrib uyan en esa labor fecunda del trabajo que se opone a la miSeria, de la lucha que se enfrenta la ignorancia, de la lid queiabre las puertas de o porvenir. Es necesario que todos los hombres, como los viajeros de ladeyenda, contribuyan cen. la; fuerza de sus brasas, de su inteligencia y de su constancia, a levantar la pesada losa que los cubre.
La Sociedad de Artesanos sera una, institucion defipicntc incompleta, pero nunca. destitnída calor; moral, ini deaideas y hai lagadoras esperanzas. IÏal y como está organizada la Sociedad, y de la. manera como empieza funcionar. es un bien positivo y real para el país. La clase obrera no puede permanecer sin liga, entre sí: ha de unirse, y unida trabajar por su propia emancipación. Sii Caja, de A1101; rros jr Biblioteca y Sala de lectura seránel medio. Sólo pedimos perseverancia.
Vengan todos a empujar la piedra, y la piedra rodara al abismo, dejando el camino espedito. Vengan todos a engrosar. nuess tras filas, y la Sociedad coronaá, sus propos sitos. No hay que ser indiferente: trabajemos; y trabajando haremos mejores conquistas.
Ülllllllllllllll.
Cuando veas a tu vecino la barba rapars hecha 1a tuya a remojar.
Parece que el Alcalde de San Mateo se ha sulfurado conmigo porque por causas non santas dictaron auto motivado de deten ción contra el, y que por este motivo el ve. cindario. de este cantón ha dicho tine Í10. quiere mas maestro averiguador oe las honradeces de su adminirtr ador de Justicia (sic). En estos días andaban Rafaeb Ugalde y Guillermo Wierths suplieando ¿diarios (vecinos dieran una firma en mi contra en es: crito que ellos presentaban; algunos: se excusaron y otros después de varias súpiicas firmaban si sabían, y si no, el solicitante lo hacía a ruego. Presentaron dicho escrito cuando tenian seguridad del cambio de Jefe Éolítico, para que este no pudiera hacerme.
favor, con la intención de que el sucesor me dpersigniera como mastin kcazador, Este documento es propiedad ElE la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizano tlel Sistema Nacional tle Bibliotecas tlel Ministerio tle lCultura yduventud. lSosta Rica.