Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Julio 1889), pág. 2.

1889 07 20 1
1889 07 20 1 black white

. Mm K e. , m, a. vii Fea a a o a. 01 N. M ciior Licenciado Jose Bodi iyacr.
Passesrs ¡lt San ¡nai de ii.
Sacos: He recibido su apreciubilicimn, inn y atenta carta EL ARTESANO. r4. Ww, mwmm. ¡Quid cui oníal a rapido torrcnio y visiones y espectros con aullidos. Figura porrnna. con aullidos (lo monstruos en confusa procesión»
de Dios hacian ¡milagros de paciencia, no dudo que muchos lo los ídumeos habrian L1prondido de memoria su elegía (entiendasc herejía. Pero ¿que quiere U? Los tiempos cambian, lv hace gra muchos años que no se consigue un poquito de paciencia rei para ree medio. u. Lo confuso, Io monstruoso es ese parÉ del Iii de los corrientes, en que inc dice que por ini cir. Los Molinicos ¿Hombre dc la costarricense, le reitera nuestros agradecimientos y le colar está. impuesto de que la Sociedad de Artesanos, en sesion del Eli de junio anterior, acordó la fundacion de una Biblioteca Popular y una Sala de lectura, con el objeto de proporcionar a nuestro pueblo uu centro de instrucción en todos los reinos del saber Que Un. anaude el pensamiento de la Sociedad de Artesanos, y que no solamente lo aplaude, sino tambien que ayudara con ¡nuebo gusto sn realizacion; y Que en lugar de enviarnos nuos cuantos libros que pudieran resultar duplicados en la Biblioteca, autoriza al Presidente de Ia Sociedad para que tome por cuenta de Ud, en las librerias de esta ciudad, las obras que juzgue más útiles a sn objeto, hasta por valor de cien pesos (S 100) que cubrirá a la presentacion de la factu ra respectiva.
Despiies de haber dado cuenta a rois compañeros con el contenido de sa carta, y de fijaraos en los cou ceptos halagüeiios con que esta redactada, nada puedo decirle que interprete bien los sentimientos de gratitud con que Ud. nos obliga por su generoso donativo, y se lo puede agregar que ic viviremos siempre muy reconooidos. Gracifls, Licenciado!
Por lo demas, señor Rodriguez, el librero señor Lincs de cste eomercio le habra de enviar la Factura de las obras que don Alejo Marin iPresidcntc de la Sociedad, ha tornado por cuenta de Ud, cavas obras, co ino las demas con que hemos sido obsequiarlos, seran el mejor monumento para, perpetuar el recuerdo de los amigos del pueblo, y un signo claro, elocuente y positivo. de lo qee es y ha de ser la Sociedad de Artesanos inasgnrada el de diciembre de 1888.
Permítaine el señor Licenciado Rodrigues que ii Sociedad de Ariscanos y del pueblo a a. ofrezcaflel respeto y consrderacion distinguida con que me suscribe Su atento afectisimo Servidor. frasco Navarro id. Esclerm ¿md ¡mwqJ gz «t.
se Müfiü fiüd. EL EEG IA.
ÉorJUANF. FEBEaZ.
Cuando salio a los la composición de que vamos tratar hubo quien se atreviera a decir, en broma por snpuesto, aque era a cebada y de largo eliminan Acabado, si que lo es, acabadisirna; pero en el sentido de raqoítica, débil y enferrniaa, es decir, una composición agonísante, y nos Quedamos cor; sos, pues deberiamos llamarla muerta. En cuanto a lo de largo aliento, jamás se dijo ana verdad más gorda. Pocas elegías puede baber tan malas como esta; Pero 1o que es en tamafio no lc gana ninguna, y eso que es may común en todos los poetastros escribir ia fofios. Los Muertos. Cuales son, los versos de Il, se refiere a los desventarados lectores que tuvieron la cachaza de engnllírselos?
Si es lo primero, el mote viene que ni.
de molde; pero si lo segundo, no sienta bien; debio haber puesto algo así como. Los Máifiresp «Los dejados de la Mano de Dios. Los Desveisianradoe. cualquier otra cosa por el estilo. y pongo esos motos en plural, por cortesía, pues casi, casi me atrevería a jurar que no ha habido dos personas que hayan tenido el valor y resistencia necesarios para pasar la vista porlos 898 versos de que consta la composición.
Si Il. hubiera vivido en tiempo de Job, cuando los hombres ayudados por la gracia ¡Esta visto! Los poetas de pai tidabno res pctan ni a los difuntos; no se contestan con atormentar los vivos ji bajan hasta los oeineni erios en busca (le victimas. Inícnos l!
Basta ya de digresiones, y al grano. Los. Mnertosi. Aquí una estrofa de Esproncedo que por el lugar que ocupa equivale las inscripciones que ponen a 1a entrada de algunos comente rios de pueblo. Se suplico a los fieles querecen por El descanso y alivio de las animas del Purgato rio nn padre nuestro y una avemaría. «Tan! teni.
Pase adelante. Tan. tan. doblan a muerte las cama panas. íQné cosa tan rara! Conqne con las campanas se dobla a muerto? Gras cias por 1a lección. Tan! ran! doblan muerto las campanas el triste son. el coreao a me hielos: mi también y me lastima el oído, que es lo peor. me 115. 813; u ser. vtanl. tan! como el quejido desccnsaela de úbm Tüïuntad esc fúnebre adiós al que se val:an teni.
Si U. hubiera piie sÏo. de este fúnebre adiós al que se va. entonces si que habría acertado. siguen, siguen, y doblando insar nos los ecos llenan de pavor y miedo. de ripiflos. no leparecg. 4M. w . fi. soni c, pnes son dos. Oh! yo nopnedo soportar. níyo tam poco, ni nadie. Pues no faltaba másl ¿Quién va aguantar eses. sonido ¡oli! yo no. y lo del otro verso: el cima de. dos silencio en redor, que triste Into!
no sé como puede haber silencio donde estan repicando las campanas. Pues ni que fuera en nn país de sordosi Otra cosa. que silencio en rellena ¿En redor de quién?
Explíqnese Qué silencio en redor, qné triste lntoga Pero dónde diablos ha visto nn luto alegreïr. que cosas tienen estos sabios. que triste Into «La muerte ¿cobrar vino sn tributo.
Eso es;. y como la muerte no entiende de versos «vino a cobrar su tl íbïltfir den nn verso que tiene tanto de verso como U; de poc ia. 811 tributo tristes las almas en pos de ella van»
tanl. teni.
Lo que es el renglón de puntos suspensivos, 1o juro por mi honor, no tiene iipio ninguno. Quejas, mineros, ayes y latidos ¡Demonio. eyes y lafidos en desbordado rápido ¿oi remos Erre con erre, oigariio; erre con erre, barril; por eso el ferrocarril, rapido arrastra sus carros. nn liar. ni ia n21 rte voori ¿e Pal ÜI y miedo teni. toni. fla le to ce. a e to esse sonido ¡oir! yo se pirado soportar el do Torque al eiuze (lei. En primer lugar, desi. pués de «tania. teni. debiera hablar de de versos y los anteriores. «Triste, abatido, lúbregri Ze ment e con. temple la visión, y los gemidos o. an y alla.
repiten roncamente el valle, cl monte, cl lluno en hueco son. Ton. tonl digo toni. toni. es que el cunarito tiene Los tímpauos da carton. Apenas vamos por la cuarta estrofa, y ya te names cn atro tristes. los sones y un soni do; nn doblan y doblando. un muerto y un: muerte; una alina y unas almas. lóbrega la mente contempla la vision. Cual de todas. por que acaba de hablarnos de visiones, y ahora resultainos con que no hay mas que una. Ya la niebla que o puebla el espacio en negra noche sepultó»
No sé por que, pero ese lo se me ha sentadc en la boca del estómago desde que lo ví.
Se entiende que lo que el poeta quiere decir es que la niebla que puebla el espa»
cio, lo ha sepultado en negra no, i: l¿, e¿ rao1 oliara ÜHÏEEÉE IE ílïi fina gran digais de Ya eu iniiloucs Sas legiones, de la nancl tc al llamamiento ci abismo remito. Qué descansado quedaría, y qee estomago tan blando el del abismo, cuando consola. 11 x ha zur llenos sus legiones. Del enemigo el consejo» Vamos a darle ano: válgase de alguno de esos incastrnos amigos de para que le robe a la muerte la recetadel cinética con que hizo vomitar al abismo; patenticela y ccbesc a dorreir, que antes de nn año estará millonario.
532819, oye un: eco Sordo, seco, cnal returnbo de las cavernas de huracan»
real. teni. ¡Piicsrea raroiz. fiiengo ¿arias las c avernasy tantos los debies; Quejas, sones, ramoresfaycs, latidos, aullidos, gemidos, y no se si hasta ladrillos, debeiian ser varios los ecos; además, no hay qnoolvi darse de que atrás dijo II: que toda esa algarabía. la repetian roncamente, el valle, el monte, el llano; agrégneles estos Macarrones ¿le irarecaa y digame si no tengo razón. Se oye un eco Sordo, seco, enel rctnnobo en las cavernas de huracan»
aquí si que Lucas Gómez dolencia ¿Con que los huracanes tienen cavernas. Pues busque 1a mas profunda, la más 16. brega, ya que tienes derecho de descubridor de las sacarnos ¿Ze huracán, y en ella sepúltcse con todos sus poemas, odos, elegías, y, en fin, con todo Io que haya escrito en sn vida; que este le evitará. muchos dolce res de cabeza a U, a las señoras masas y a nosotros. Si quisiéramos seguir paso paso, es decir, ripic a ripio el tan! teni. sería cosa de llegar al dia del Juicio borronearído cnartillas; y como no es ese nuestro intacto, nos coniormaremos con tornar a la ventura cualquier estrofa, seguros de que la Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizanc del Sistema Nacional le Bibliotecas ch Ministerio cie Cultura rduvcntud. Costa Rica.