Archivo rebelde a77147acab591156d77483d401256a43f39bc4562524f7686386d66724792d1e

El Artesano (San José: Salomón V. Escalante, Alejo Marín J., Menardo Reyes., Febrero 1890), pág. 2.

1890 02 28 1
1890 02 28 1 black white

la HPESÜ Centroamericano ratificó solemnemente la proclamación del 132 liise Congreso declare de hecho efectuado el pacto de Úni on de Centro America; pero la envidia de muchos jr la poca prudencia a tino de los sos tenedores de la Federacion causaron guerras ¿v diferentes disturbios politicos, que cubrieron los campos de sangre cadera ec. Los ambiciosos hilga res. le los cuales solo conserva la historia malos recuerdos, crearon la reacción. Los reaccionarios, los amigos del retroceso. los sacerdotes del crimen y de la ignorancia, consiguieron su objeto: en 1839 quedo roto el pacto de la Union.
sido un mito.
remera cion fecunda de la Unión de Centro America.
Señores, 3ra es tiempo de que los pueblos civilizados dejen de considerarnos casi salvajes lar los gobiernos extranjeros dejen de ver en los presidentes centroamericanos. caciques.
que Centro America llene sus justas aspiraciones de progreso y las instituciones republicanas te firme asiento, es preciso, es indispensable cer la Unica. La Unión hara la fuerza la grandeza de Centro America.
La historia confirma que para llegar a las grandes formaciones sociales o para alcanzar el planteamiento de una serie de reformas ha sido y es necesario el trascurso de muchos años y atravesar períodos luctuosos, llenos de martires y verdugos. Centro America lia tenido mártires.
Francisco Morazán, apóstol poderoso del pensamiento unionista, tuvo que ceñirse su espada; No pudo dejar una patria grande; no pudo, eom o Craribaldi en Italia, deja un pueblo unido.
Su historia llena de triunfos laureles es hermesa leccion para la juventud, Morazán les trace, con su vida, un camino a sus sucesores: por e han corrido, con fortuna o con desgracia, Úabaiias,. Marimo Jersey don Gerardo Barrios, encarnaciones elocuentes de la propaganda unio nista. Niguno de ellos, ilustres sacerdotes de la Lnion, pudo restablecer la República de Centro America. Sus nombres los conserva la historia patria con justa veneración. De estos tres unlonistas el mas simpatico. como el mas desgraciado fue don Gerardo Barrios. Mártir de la Union, fue inicnamente fusilado por el partido oscurantista de Centro America. Los pocos propagandistas de Centro America, casi siempre, han sido mal vistos y considerados porlos ignorantes y los hombres de sacristia como perniciosos. La historia cuenta como han sido tratados en Centro America los hombres que se han apartado de las practicas religiosas, sustentandc ideas nuevas, llenas de vida. Al presente las condiciones han variado mucho. Tanto los liberales como los conservadores desean la! Union de Centro america, sn única patria, Los conservadores. no en Costa Rica, donde no existen, renuncian ya a las a ntiguas torpeZas de su credo reaccionario. Conservadores y liberales, para que la Unión sea estable, fuente de beneficios y de progreso, deben olvidar sus antiguas enemistades, deben abraaarse como hermanos.
En la actualidad el pensamiento unionista go za de rivas simpatías en todos. los pueblos de Centro Ámerica. En 1885, Justo Rufino Barrios, alma gran cle, valiente entusiasta hasta el exceso, homPara bre de espada y propagandista de hierro, emprendió el camino trazado por sus antecesoresBarrios murió como héroe en la desgraciada batalla de Chalchuapa. Sólo. dejó un nombre mas en el libro de los hombres celebres.
Hasc divulgado que Centro America no cuenta ni ha tenido hombres importantes, de gloria imperecedera. Yo pienso que la historia en sus diversas fases es relativa; en tal concep to, los anteriores propagandistas centroamericanos ocupan nesto elevado. en las contiendas del progreso. entre Ámerica jala historia les haran justicia. Ante sus cenizas la maledicencia debe callar el patriotismo centroamericano debe ser llama que queme los corazones y pro: caca el grito entusiasta o el pensamiento tranquilo de la Union. Hoy la cuestión ha cambiado de aspecto.
La diplomacia con sus adelantos ¡lleva su conquiuee de setiembre de a La Union habia Tales precedentes en la historia de la Unión de Centro America han sido una para su realización, Las pretensiones de los nobletes y la ignorancia de los sacristanes han puesto valla casi insuperable ala creal l l l l l l l nidoes de amor, de ensueñcs y ternura, que jamás el rencor nubló tu frente, porque apacible, bella y trasparente es como el cielo tu conciencia pura. la. piedad tendrías de mi suerte insana: En tu dulce recuerdo sumergido, cuantas Veces la luz me ha sorprendido, 1a luz crepuscular de la mañana Eng ente de luz. amistad al seno de las dietas. que se celebran anualmente. Para la juventud estudioso de Costo Rma no debe haber nada tan halaguei io jr satistactorio como la solución que la última Dieta le lia dado al gran problema de la Quien. El medlo propuesto podrá realizar las aspiraclones de los centroamericanos ansiosos de tormar una sola familia, con una sola bandera e iguales instituciones.
El día en que el alambre y el r1el estrechen las distancias ue separan las secciones centroamericanas, la Tnien sera una fuente de progre so. Es preciso hacer desaparecer los odios y caprichos locales que nos dividen. Los prepa!
gandistas centroamericanos deben tratar de llevar a la conciencia de todos la fraternidad, como la base indispensable de la Unión. La Union levantara el nivel moral de las cinco secs ciones y transformará la condición política de Centrü America. En rea de. las miserias y ruindades que hoy se observan, tendremos un manantial de goces y felicidad. Es de esperarse que los Congresos, msp1randose en los principios que la civilizacion aconseja, aceptaran el proyecto de Union provisional de la última Dieta Centroamericana.
Estimados consocios y amigos, voy concluir.
La sociedad El Porvenir. compuesta de jóvenes entusiastas y de ideas progresistas, debe trabajar por la aceptacion de tan hermoso proyecto. Pienso que si la Sociedad restablece ¡publicación de su importante periódico La Hoja. deber propagar hasta donde le sea posible el pensamiento unionista. Ojala podamos ver establecida, antes de.
comenzar el siglo veinte, la República de Centro Amér:cai He dicho.
LÏTÉRÁTÜRÉ. GHBPITA. Por que ocultarte 1a íntima ternura.
de mi pasión, si indiferente y frio, a1 recordar tu angelica hermosura, la tierra miro con glacial tristura y al cielo enouentro lóbrego y vacio.
II.
Que es ay! muy. triste al corazón que adora luchar sin fe, sin esperanza alguna, y ajeno a todo, a todo indiferente, mirar,. desvanecerse lentamente sus bellas ilusiones una a. una.
III.
Si comprendieras lo que yo he sufrido, munwnrmrnu mwnunpnmh VII. Piedad, piedad, que es mucho mi tormento: olvida para siempre mis agravios, para que Lil ano pueda cn un momento de ventura, de amor y sent1m1cnto, oir el perdón de tus divinos labios. orillas del río Itiquiz, febrero de 1890. I I i TOUFLET De la histórica Lntecia Toufiet vino al Salvador renovar con valor Hechos heráicos de Grecia.
Vigoroso y esforzado Mcstrd el adalid guerrero, Que si el hombre era extranjero, Neem. extranjero el soldado.
En su belícoso empeño, Lidiando con altivez, El quiso. siendo frances, Morir cual salvadoreñot Mostrando 1a sepultura Que contiene sus despojos, Con lagrimas en los ojos Dire. la gente futura. ESTE QUE EN La Tunas ves Burma meo EL Úc rmo sueno Es MÁS QUE sacvanoasfi o, Pons LO ros elrnno reasons. 1885. Camaro Verano. Se Escenario. Los Telegrafistas y la Meteorología. Hace muchos años que en, todas las nacio nes donde eaisten Observatorios Meteorologíi cas, sehen obtenido benéficos resultados con la colaboración de las oficinas telegraficas. Las capitales se ha tomado como centro, 3,:se han tratado. dos lineas que forman con el meridiano ángulos de 4:50, y los cuatrociíadrauI tes comprendidos dentro de las dos líneas se han denominado regiones del Norte, Oriente, Sur 3?
Occidente.
Se les ha encomendado aÏ los telegrafistas las Observaciones puramente practicas, tales son las tempestades, de las cuales tan solo se quiere saber la hora lugar. en que ocurren, su dura ción estragos que producen, la forma y color de los relámpagos, la presencia e ausencia de lasnnbes, las auroras boreales, los halos y coronas solares ¿v lunares, los parhelios y paraselos, la irización de las. nubes, las estrellas fvgaces y la duración delos temblores, observando la hora ¡v su caracter de giratorios, trepidatorios oscilatorios, su dirección y el aspecto general del dia.
Sobre todo esto, hay un asunto de closer. ración que se ha encomendado por todas las naciones civilizadas y con brillantes resultados a los telegrafistas. Este es, tomar nota de los fenómenos electricos de la atmosfera. Por ra són de su ocupación y por razon de los aparatos que manejan, sujetos mas que muchos otros a las influencias electricas, han sido estos em. pleados los llamados prestar, como, asi lo han verificado, importantes serricios a la. meteorologia.
Creimos ue esta fecha se habrian ya or; ganizado en esta Rica estos otros trabajos, pero tenemos que lamentar profundamente que ni las observaciones. que ee efectúan con los instrumentos graduados, se publican lOy por el llamado Observatorio, ni siquiera semanalmente; Esto contrariene lo preceptuado enel ar tículo 89 del decreto de de abril do 1888, indei mas rendido y cariñoso amante, con ese amor inmenso que encendiera la espiritual Beatriz, musa hechicera, en el sublime corazón del Dante. IV te amo, te amo con la fe sincera En vano. en vano detener podria de mi entrañable amor 1a llama ardiente, que aun en las sombras de la noche fria, cual celica vision que Dios me envía, más bella me apareces y csplendcntc. l ¿VL Sé Que tu corazón tiei nc, inocente, Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregon Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura yduventud. Costa Rica.